lunes, abril 25, 2016

Se raja la UNP en cuestión de seguridad



|Por Nelson Lombana Silva|

En cuestión de seguridad se raja una vez más la Unidad Nacional de Protección (UNP), un manto de duda surge ante las decisiones que viene tomando al parecer con los esquemas cuyos protegidos hacen parte de la verdadera y real oposición al régimen dominante en Colombia, caso concreto del Partido Comunista, la Unión Patriótica e incluso, Marcha Patriótica.

Como diría un dirigente regional del Partido Comunista: “Doy doble contra sencillo que la patanería que hace la UNP contra los esquemas de la izquierda consecuente no las hace con el Centro Democrático o el triste célebre Álvaro Uribe Vélez”.

Mientras el gobierno nacional anuncia a los cuatro vientos en la arena internacional que brinda seguridad a la oposición, el paramilitarismo hace y deshace y la única respuesta del ministro de defensa es que simplemente el paramilitarismo es un fantasma. ¿Los fantasmas matan a sindicalistas, estudiantes, miembros de la Juco, el Partido Comunista, Unión Patriótica, etc.?

El programa PCC – UP viene siendo desmontado a través de múltiples triquiñuelas y ni siquiera disimuladamente. La disminución de la gasolina, los peajes, los permisos de desplazamientos hay que solicitarlos 48 horas de antelación, con la certeza de que de diez – por ejemplo – aprueben uno máximo dos.  ¿Ignora acaso la UNP que los Comunistas somos políticos y que la política es dinámica, no es lineal?

Otro aspecto preocupante tiene que ver con la subcontratación. El gobierno nacional se quita su responsabilidad y la deja en manos privadas. Manos privadas deplorables: Los carros no son de seguridad, por ejemplo. Al principio de este año algunos esquemas se presentaron a laborar con armas en desuso, dañadas, literalmente. Por estos días, la mayoría de miembros de seguridad se encuentran violando el decreto 2535 de 1993, mediante el cual se expide normas sobre armas, municiones y explosivos, exactamente el artículo 40, inciso 9º que habla sobre vencimiento de la vigencia del permiso para portar armas. Estos permisos al parecer iban hasta el 19 de abril.

Esta actividad viene sucediendo con la empresa “Seguridad Integral 2016”, en la cual labora este esquema PCC – UP. Es más: Al parecer las armas de dotación no son propiedad de esta empresa, son de una empresa que se dice llamar: “Su oportuno servicio LTDA.” Así las cosas, podría afirmarse que “Seguridad Integral 2016”, es una simple empresa de garaje, como se suele decir coloquialmente.

La pregunta elemental que se hacen Tirios y Troyanos es: ¿Por qué la UNP le dio el contrato a esta empresa, cuando era vox populi que no cumplía con los más elementales requisitos, como era el de tener vehículos y armamento acorde con la necesidad?

El gobierno nacional a través de la UNP debería ser franco y actuar con más transparencia y compromiso. Si hoy, un policía le solicita a un escolta documentos del arma de dotación, podría ser perfectamente detenido por porte ilegal de armas. Ante estos hechos, responsabilizamos al gobierno nacional de lo que pudiese ocurrir por la forma irresponsable de contratar empresas de fachada. Se debe respaldar la lucha sindical de Sinproseg, pero también se debe denunciar nacional e internacionalmente, sobre todo ante organismos de derechos humanos todas estas anomalías, precisamente en momentos en que el paramilitarismo arrecia a lo largo y ancho del país. La puerta de la sede departamental del Partido Comunista del Tolima, duró más de un mes dañada. ¿Eso es correcto de una empresa que se dice ser competente?  

Presidente, Juan Manuel Santos Calderón, señor director de la UNP: Ustedes tienen la palabra…