domingo, mayo 01, 2016

Consulta popular unitaria latinoamericana contra mineras y represas



Colombia y América pasan por un momento histórico en el que si reaccionaran sus pueblos empoderándose de conciencia y planificando una buena estrategia de defensa y resistencia de sus naciones ante la ola neoliberal que arrasa el planeta, darían una lección al mundo  y sería un ejemplo a seguir por otros continentes para lograr salvar al mundo de la hecatombe social y ambiental  que ya se está produciendo y que se agudizará.

En Colombia, así como en el resto de países latinoamericanos,  diferentes locomotoras minero energéticas  están arrasando la gran biodiversidad existente en estos pulmones y centros  energético del mundo, acarreando consigo multitud de desplazamientos masivos de las poblaciones, despojos y contaminación de sus tierras y territorios.

Todo esto en el nombre de un falso progreso, un engañoso desarrollo que promulga que subirán unos Pibs (producto interior bruto) que nunca llueve sus beneficios a las clases medias ni populares, que apenas reducen sus abismales cifras de empobrecimiento y sufrimientos soportados día a día.

A este juego de las actuales locomotoras minero energéticas no se puede obviar que siendo los gobiernos neoliberales y de derechas los que más cruelmente están ejecutando estas políticas destructoras y concediendo masivamente licencias a estos megaproyectos ecocidas, también algunos gobiernos llamados de izquierda están irresponsablemente  concediendo y entregando  territorios y ecosistemas  a ecocidas multinacionales que con sus megaproyectos siguen arrasando gravemente la biodiversidad y población latinoamericana.

Es justo decir que algunos de estos gobiernos de izquierda al menos han usado parte del dinero de estas regalías o de los beneficios de nacionalizaciones de estos sectores extractivos, para reducir la pobreza en algunos sectores de la población.

Uno se pregunta si en el nombre de la reducción de la pobreza se obtiene el derecho para abrirse al extractivismo  minero energético afectando gravemente a  la biodiversidad.  Sería más eficaz promover modelos sostenibles que por supuesto existen y es posible compatibilizar una radical reducción de la pobreza y desigualdades, con un respeto a los derechos de la Madre naturaleza.

Es incomprensible que en Ecuador, el gobierno de Rafael Correa haya dado la licencia y el permiso a mineras de oro y a  petroleras a que entren en el corazón del parque sagrado del  Yasuni, para que exploten la sangre de la pachamama, que perjudicara enormemente  la amazonia y su integridad. Por un lado declara los derechos de la Madre tierra y por otro concede licencias a petroleras y mineras, con mucha oposición de indígenas, ciudadanos  y  ambientalistas nacionales e internacionales.

También incomprensible como, el indígena Evo Morales en Bolivia, ha concedido el permiso al megaproyecto TIPNI, el cual construirá  una gran carretera que atravesará selvas vírgenes amazónicas  que facilitaran el saqueo y el expolio de los recursos naturales.

Ni que hablar del Presidente de Peru, Ollanta Humala, que subió al poder gracias al apoyo  de los indígenas y con posiciones anti extractivistas y estos años que ha estado en el poder vende el país a las mineras y a las multinacionales. Y en Brasil el gobierno de izquierda de Dilma Rousseff  también con modelo extractivista  y arrasándose el Amazonas. Qué pena que desde estos gobiernos de izquierdas se siga viendo y tratando a los indígenas  como aliados cuando les conviene  y cuando no les conviene les acusan de hacer el juego a la derecha o de estar contra el progreso.

Gobiernos de derechas y de izquierdas han firmado un gran acuerdo para ejecutar el gran megaproyecto, por muchos desconocidos, llamado IRRSA, el cual pretende, con la excusa de la integración intercontinental,  realizar grandes infraestructuras en todos los territorios de los países amazónicos. Grandes carreteras que cruzaran el Amazonas,  enormes  puertos multimodales, 140 represas hidroeléctricas ya diseñadas y firmadas, y mucha más infraestructuras diseñadas por los grandes  capitales internacionales y financieros que lo que pretenden es extraer los grandes  recursos naturales de la amazonia a precio de saldo.

Todo esto con la complicidad de la comunidad internacional que como hienas hambrientas, hablan de derechos humanos a la vez que penetran a sus multinacionales apoyándose en todos los TLC (tratados de libre comercio)  y leyes del despojo que han diseñado estratégicamente a nivel global  e internacional. América debe de hacerse respetar, ya que por ahora … y  ya viene de antiguo, no se le respeta.

Ante este trágico panorama  solo queda una reacción urgente y eficaz de los Pueblos, una estrategia desde abajo hacia arriba intentando despertar conciencias de parte de sus poblaciones  que aún siguen dormidas como bellas durmientes, que no quieren escuchar por miedo, ignorancia, inconciencia, irresponsabilidad, inhumanidad,  complicidad y o comodidad.

Debemos de plantear ya claramente una estrategia de acción conjunta en toda América latina para frenar y paralizar todos los megaproyectos minero energéticos y de represas, agroindustriales y de transgénicos, que están violando a la Pachamama, los territorios y sus pobladores.

Acciones específicas y claras que ya están planteando movimientos de resistencia dignos de campesinos, indígenas y ambientalistas como la redes  y plataformas  contra las represas, reclame, Ocmal, redes contra la minería trasnacional, cumbres agrarias, organizaciones indígenas, mingas intercontinentales, universidades  y diferentes plataformas de las sociedades civiles y afectados por megaproyectos. Gran ejemplo de esto es el referéndum que se hará en Tolima, Colombia contra la mega minería, consultando con toda la población del departamento sobre el modelo de desarrollo que quieren para el presente y el futuro.

Entre las acciones urgentes e inmediatas a organizar de forma unificada y eficaz en toda América latina se enumeran las siguientes propuestas:

1-    Exigir la suspensión inmediata de todos los megaproyectos minero energéticos y de represas, así como los proyectos agroindustriales y de transgénicos que afectan gravemente a la pachamama,  a los territorios y a las economías campesinas, indígenas  y locales
2-    Realización de una consulta popular intercontinental, unitaria y participativa en todos los países latinoamericanos en la que se preguntara a la población  si está  a favor de seguir con modelos extractivistas y de represas, o si por el contrario apuestan por modelos sostenibles agroecológicos y eco turísticos para el presente y futuro de sus países.
Esta consulta será organizada por las organizaciones, redes  y plataformas de la sociedad civil que buscara y coordinara alianzas con otros actores que quieran participar y facilitar la consulta  como  alcaldías, universidades, barrios , colegios, sindicatos, asociaciones culturales, ambientales, etc… con el fin de conseguir sedes y apoyo humano y financiero para lograr una participación masiva de la población.
Se elegirá un día en el que se saldrá a la calle con urnas para que toda la población pueda participar fácilmente votando unas papeletas que se configuraran. Esta consulta popular tiene un buen ejemplo en la consulta que se realizó hace años en el Estado Español por parte de la RCADE(red ciudadana contra la deuda externa de los países del sur) en los que se salió a la calle con urnas en todo el Estado preguntando al ciudadano si estaba a favor de condonar la deuda a los países del sur, saliendo un resultado de un 98% de la población que voto a favor de condonar esa deuda,  teniendo un efecto esa campaña de sensibilización y concienciación para los ciudadanos y el gobierno.

Llamado especial para la participación de las universidades y universitari@s los cuales hasta ahora se echa en falta una mayor implicación y compromiso en la denuncia y concienciación de estos conflictos. Se deben de organizar  estas consultas en todas las universidades y colegios. La energía y lucha juvenil puede ser clave para el triunfo de esta consulta intercontinental. También un llamado especial  al involucramiento y participación de la población en general, organizaciones ambientales sociales, culturales y barrios de las ciudades. Las ciudades parecen que hacen oídos sordos  ante las graves consecuencias que están padeciendo sobre todo el mundo rural y los territorios por la ejecución de estos procesos de locomotoras minero energéticas que arrasan por todo el territorio continental americano.

3-    Forzar e impulsar que todas las constituciones de los países americanos asuman y legislen los Derechos de la Madre Tierra. Estas declaraciones y reconocimientos deben de hacerse a nivel de barrio, nivel municipal, departamental,  nacional e intercontinental, declarándose a Latinoamérica territorios libres de cualquier violación a la Pachamama.
4-     
A la vez también el movimiento intercontinental de defensa total de la Madre tierra asumirá, difundirá y capacitará sobre todas las propuestas alternativas y de desarrollo que están proponiéndose desde hace tiempo por las diferentes redes y plataformas antimineras y de represas, modelos  más sostenibles y respetuosos  con la naturaleza.

Hay que promover  la soberanía  alimentaria y lograr multiplicar masivamente  los proyectos y procesos agroecológicos y eco turísticos, reconociendo y expandiendo  las zonas de reservas campesinas, apoyándolas  técnica y económicamente.

La economía campesina, ancestral y local ha demostrado sobradamente,  ser economías y modelos más respetuosas con la naturaleza y sus métodos y modelos  frenan enormemente  el  avance del calentamiento global y el cambio climático.

4-    Jornada  intercontinental conjunta de paro total agrario, educativo y comercial, paralelo a un bloqueo total de las carreteras.

Se pretende mostrar claramente a la opinión pública nacional e internacional la fuerza de este movimiento popular de defensa de la Madre naturaleza, que no vamos  a permitir que los rapaces y víboras financieras nacionales e internacionales arrasen con el pulmón y corazón del mundo que es la amazonia y toda la biodiversidad del continente. El paro agrario realizado en el 2013 en Colombia por los campesinos e indígenas y al que se sumó la mayoría de población colombiana de forma solidaria y valiente, fue un ejemplo de acción digna y colectiva a imitar a nivel continental y de forma unitaria en todos los países latinoamericanos.

Paralelamente a este paro continental, se ocuparan las diferentes plazas públicas y parques de los pueblos y ciudades realizando diferentes expresiones artísticas y dejando micrófono abierto para que diferentes personas,  organizaciones y el pueblo en general puedan expresarse y opinar sobre propuestas de  construcción de verdaderas democracias y alternativas económicas populares en América latina .

5-    Se realizara y difundirá desde el movimiento un listado con los nombres de las multinacionales y empresas mineras, de represas, de proyectos agroindustriales y de producción de transgénicos que estén afectando más gravemente la Pachamama y la población latinoamericana, declarándolas non gratas y exigiéndose la expulsión inmediata de estas multinacionales del territorio americano, así como ejecutar boicots totales a sus productos y servicios.

6-    El movimiento por la defensa total de la Pachamama hace y hará un llamado para un cambio real individual y colectivo de los consumidores, actores claves para revindicar y conducir a América hacia modelos realmente sostenibles social y ambientalmente.

7-     
Se exigirá a las asociaciones de consumidores y a la población en general, que como consumidores se impliquen en el boicot total a las multinacionales declaradas non gratas para el continente americano. También se hará recomendaciones y orientaciones a los consumidores para que consuman productos locales de sus territorios producidos respetuosamente social y ambientalmente.

8-    Se propone desde el movimiento recopilar todos los análisis de agua de los ríos, mares y territorios para demostrar y denunciar la gran contaminación que está produciendo la minería legal e ilegal en el continente americano por la utilización de multitud de componentes usados en la minería como el cianuro, mercurio , arsénico, fumigaciones con glusofatos, etc.. que está provocando en muchas poblaciones malformaciones, canceres  y  graves enfermedades.

9-    Se exigirá la anulación inmediata de los TLC y de los códigos mineros que benefician claramente a las empresas trasnacionales e intereses extranjeros.

Por tanto y en resumidas cuentas, solo una unión de las luchas en el territorio latinoamericano con movimientos de defensa total de la pachamama  y con estrategias participativas y unitarias de acción, como una consulta popular unitaria contra los modelos de locomotoras minero energéticas, puede salvar la biodiversidad y a las poblaciones de la catástrofe ambiental y social que ya se está viviendo y que se acrecentará en los próximos lustros y décadas, acelerándose así de forma rápida el calentamiento global y las catástrofes ambientales en el territorio continental  y el mundo.  Esta unión de luchas también debe de realizarse con los movimientos ambientalistas y sociales de los países del Norte,  los cuales deben de involucrarse en la denuncia a este modelo neoliberal  genocida y ecocida, que beneficia a las oligarquías nacionales y mundiales y a estas multinacionales que suelen ser de sus mismos países.

La Pachamama,  nuestra madre,  hace un llamado de SOS. Quien quiera escuchar que escuche y quien prefiera admirar el trágico escenario que siga sentado en su sillón, tragándose las mentiras de los más medias de las oligarquías que niegan todas estas realidades.

Pueblo con conciencia, organízate,  anda y actúa, ya que estas locomotoras minero energéticas van a toda velocidad y van descarriladas. Solo un Pueblo con conciencia, formado y con un fuerte actuar unitario de defensa de Latinoamérica puede levantarse y dar una lección al mundo de que otros modelos, que no destruyan a nuestra Madre Tierra son posibles, debemos construirlos entre todo@s con valentía y sin temor. 

Pau Soler, el ciervo
Soscolombia.mingamundial  youtube