miércoles, mayo 25, 2016

Declaración política IV asamblea red de lucha contra el hambre y la pobreza



Una vez más, contra todos los pronósticos, contra los vientos, tempestades y mareas, nos reunimos en Asamblea, nuestro espacio más amplio de participación y decisión, mujeres, hombres, jóvenes, niños y niñas, viviendistas, barristas, salmones, estudiantes, trabajadores(as), profesionales, desempleados(as), todos provenientes de diferentes ciudades del país, libremente convocados y libremente llegados, con el compromiso de construir un proyecto social y político que sea cada día más horizontal, solidario en la acción y con fuerte vocación de romper con los viejos esquemas del construir la política y de intervenir en lo político.
 
Una vez más nos reunimos, esta vez en la ciudad de Cali, donde muchas amigas y amigos hicieron posible la construcción de este espacio colectivo de trabajo y discusión.

Hoy, después de haber terminado, por ahora, nuestro trabajo y reflexión, queremos extender a quienes deseen conocer y debatir con nosotros y nosotras lo avanzado en estos días de encuentro y debate, entorno a los acuerdos construidos.

Lo primero que debemos decir es que no estuvimos todos los que deberíamos haber estado, faltaron algunos que por el camino fueron escogiendo otros rumbos, otras formas y eso hoy nos entristece pero a falta de ellos llegaron otros y otras, más de los que se quedaron en el camino, llegaron con sus aportes, sus miradas y pensamientos, llegaron dispuestos y dispuestas a la construcción de eso que han conocido como RED y sus ideales.

Todos y todas viejos integrantes de la RED, nuevos, amigos y amigas, nos dimos a la tarea del debate y la argumentación, nos dimos a la tarea de construir entre lo diversos que somos y ese debate amplio arrojó estas palabras.

Nos reafirmamos en la construcción de la RED, porque estamos seguros que En Red Podemos, forjar nuestro aporte para construir y ayudar a hacer realidad, las transformaciones que muchas colombianas y colombianos como quienes integramos la Red, necesitan para vivir dignamente. Construcción que está surcada por hacer de Colombia un país más equitativo, en donde la democracia y la democratización signifiquen en la práctica, la redistribución de las riquezas y las oportunidades.     

Nuevamente declaramos que NO estamos de acuerdo con el modelo productivo de carácter extractivista que élites económicas y políticas imponen en el país, el cual, tal como está pensado e implementado, no va a dejar nada a las futuras generaciones de colombianos y colombianas, para que puedan construir la vida como crean es mejor. Así las cosas entendemos que el agua y el suelo, ambos con sus potencialidades y riquezas deben ser considerados como recursos estratégicos y vitales, estratégicos para la construcción de un futuro cada vez mejor y vitales para garantizar la existencia y permanencia de la vida digna en el país y el planeta. Por lo tanto, estos recursos deben estar en manos de todos y todas las que somos y de los y las que están por nacer.

Declaramos que estamos por construir una Colombia soberana, no por capricho político, sino por la necesidad, pues solo un país soberano puede garantizar a todos(as) sus habitantes justicia y bienestar, donde la felicidad y la armonía no sean de momentos, sino un derecho.

Un país entendido así, no puede menos que ser un país el cual reconoce que la justicia, el bienestar y las posibilidades de vivir alegremente son derecho fundamentales y por tanto debe adoptar e implementar un modelo educativo de carácter de-colonial, lo cual se traduce mínimamente en un tipo de educación que rompa con la hegemonía cultural en la cual hemos sido socializados, un modelo que reconozca que la educación debe ser un proceso ininterrumpido de diálogo de saberes y contenidos culturales entre todas las formas de comprender el mundo existentes en los diferentes territorios.

Especial cuidado tiene para nosotros, los temas relacionados con la ciudad, el campo y las interrelaciones que estos presentan. Por lo cual declaramos que En Red Podemos construir ciudades y campos donde la vida se distinga por su dignidad y bienestar. Ciudades y campos felices, bellos, para amar, para el encuentro, donde todas y todos podamos acceder a los recursos necesarios para vivir dignamente y en verdadera convivencia.

Esta IV Asamblea quiere hacer escuchar su reconocimiento a la madre tierra y a la protección que ella nos brinda y sin lugar a dudas entiende que esta vitalidad de mujer, nos imprime el sello de ser una Red profundamente anti-patriarcal.

Esta declaración, nos evidencia que estamos cambiando, es así como quienes asistimos al trabajo de estos días, reconocemos que nuestro nombre ya no nos queda y en profundo debate las y los asambleístas, tomamos la decisión de que a partir de hoy nuestro proyecto de trabajo social y político en construcción seguirá siendo llamado y reconocido para todos los hermanos y hermanas  de lucha y la gente en general como EN RED PODEMOS, eso nos impone a la vez, la construcción de nuevos símbolos, de nuevos logos para identificarnos, esa será nuestra inmediata tarea. Así las cosas, están invitados e invitadas a construir continua y cotidianamente este proyecto, a transformar nuestros espacios vitales, por ciudades, campos y países para la vida digna y en profunda armonía.