lunes, mayo 30, 2016

Ibaguereños marcharán este 3 de junio por agua, vida y soberanía


Beatriz Alba (*) José Díaz (**)

En la primera marcha carnaval del 2009 asistieron dos mil personas que se oponían al proyecto minero La Colosa en Cajamarca Tolima, el año pasado en la séptima marcha carnaval se logró la concurrencia de sesenta mil personas[1] que en acumulado histórico de siete años de fiesta ambiental por las calles de la capital musical de Colombia, han aumentado no sólo en número de asistentes sino que han forjado una amplia conciencia sobre el daño ambiental de la minería a gran escala y evidencian con mayor claridad el riesgo que representa ya no sólo la Colosa, sino los 99 títulos mineros que ponen en riesgo el agua y la vida de Ibagué.


Esta marcha carnaval trae consigo una exigencia que se hace más fuerte entre los sectores sociales de Ibagué: La consulta popular. Tras su aprobación  por el consejo municipal, los ibaguereños están a la espera del fallo oficial del Tribunal Administrativo del Tolima que guarda silencio sobre el tema, que ya es una demanda popular del pueblo ibaguereño.

Por eso uno de los objetivos principales de la octava marcha carnaval es exigir al tribunal que se manifieste ya sobre la consulta popular y se ponga una fecha para que los ibaguereños puedan decidir en las urnas sobre el futuro de sus fuentes hídricas y tierras fértiles expuestas a la rapiña de empresas extranjeras que vienen a desmembrar el territorio, explotando sus recursos y contaminando de forma irreversible sus veredas y paisajes con la minería.

En aras de lograr que este clamor sea claramente escuchado, este año los organizadores de la marcha carnaval, pretenden que esta sea más masiva que las veces anteriores, por lo que por primera vez, la marcha carnaval tendrá tres puntos de partida, que pretenden convocar a más sectores del municipio a que participen de una de las manifestaciones más alegres que se desarrollan en el país y que confluirá por octava vez en el parque Murillo Toro. Los puntos son:
  • El Sena en la calle 42 con avenida Ferrocarril. Lugar habitual de partida de la marcha,
  • El parque el Danubio del barrio Ricaurte, en el sur de la ciudad, y
  • El conjunto residencial el Gran Cañón en la vereda Chapetón, del que se espera la confluencia del sector rural de Ibagué a la marcha.
Esta marcha carnaval espera delegaciones de diversas partes del país entre ellas las locales como Cajamarca con los tradicionales jeepaos de alimentos de la despensa agrícola y demás localidades del Tolima, y comisiones de departamentos como Cauca, Bogotá, Boyacá, Guajira, entre otros y municipios aledaños que también han desarrollado marchas carnavales en sus municipios como Líbano y Espinal y departamentos que se suman también a esta práctica en defensa del territorio, como el Quindío que también marchará el 3 de junio para exigir una consulta popular y los Llanos Orientales donde saldrán a manifestarse contra las empresas petroleras que amenazan su ambiente y son causantes de desastres ecológicos como el del año pasado en el Casanare, que dejó “más de 25.000 mil animales muertos, el equivalente al 10% de la fauna” de la zona.[2]

“Agua, vida y soberanía” no son sólo la bandera de una manifestación anual que recorre las calles con color y alegría, sino que es el pilar de la exigencia de la comunidad para ejercer de forma autónoma su voluntad de vivir y habitar su territorio y decidir si aprueban o no el uso de su suelo para actividades mineras que derivan en la contaminación del ambiente y reducen las posibilidades de vidas en el mismo.

“Salir a marchar es el mecanismo para hacernos visibles, para manifestar al gobierno la inconformidad con la política económica desarrollista de la minería y el extractivismo que atenta contra la naturaleza y una de las principal fuentes de vida como es el agua de la que dependemos todos los ibaguereños. Sin agua no hay vida” insiste Cesar Riaño activista en redes sociales del Comité Ambiental en Defensa de la Vida y el Territorio, quien invita a todos los ibaguereños a marchar este viernes 3 de junio y exigirle al gobierno nacional y departamental que detenga la actividad minera a gran escala en el municipio de Ibagué y el Tolima. 

Este 3 de junio hay que marchar porque este carnaval es el escenario de reivindicación de la soberanía y de la idea de democracia de los tolimenses, que ya empieza a animar al país entero, que también exige la consulta popular y otros mecanismos de participación ciudadana que permitan a sus gentes decidir sobre su entorno y garantizar la fortaleza de este en el fututo. A las 2:30 pm inicia un movimiento que tiene una sola voz: la vida y que afecta a todos los tolimenses, los que salgan a marchar el 3 de junio y los que no. Así que usted decide.

Mayor información en Reporte Colombia / Radio Salmon



[*] Comunicadora Social – Periodista e investigadora de la Revista El Salmón.
[**] Historiador, Espantapájaros y Editor Revista El Salmón.
[1] Datos suministrados por Cesar Riaño, activista del Comité Ambiental en Defensa de la Vida Tolima.
[2] Datos extraídos del artículo “Petroleras: las causantes del desastre ambiental en Casanare” escrito por Juan Camilo Caicedo Moya para el portal las 2 Orillas. Disponible en: http://www.las2orillas.co/petroleras-las-causantes-del-desastre-ambiental-en-casanare/