sábado, junio 04, 2016

70% de la población agrícola colombiana vive en pobreza

En aras de dignificar el pueblo agrícola de Colombia, productoras y productores del campo, han decidido realizar un paro agrario pacifico como expresión de rechazo al modelo económico impuesto por el Gobierno colombiano, que lidera el presidente Juan Manuel Santos.

Eberto Díaz Montes, presidente de Fensoagro y miembro de la Comisión Coordinadora Internacional de la Vía Campesina, expresó que “existe un modelo de desarrollo que ha dejado empobrecido a la economía campesina y consideramos que el gobierno debe reconocer la deuda historia que hay con los campesinos, nosotros somos los responsables de alimentar a las grandes ciudades de Colombia”

Para Díaz, el gobierno colombiano no ha tenido un interés por apoyar al sector agrícola en los últimos años ya que siempre se ha inclinado por las grandes industrias agrícolas que hacen vida en ese país. “el estado no quiere reconocer, que en el campo el 70 % de la población vive en pobreza. Y el 30 % en la indigencia”.

El presidente de Fensoagro, también señaló que durante las manifestaciones pacíficas que han encabezado los campesinos, el Estado ha reprimido estas movilizaciones de forma violenta, dando como resultado el fallecimiento de tres personas. “Nos han dado un tratamiento brutal en las movilizaciones, históricamente existen crímenes que siguen impunes por parte del Estado colombiano, nosotros el campesinado, lo que queremos es  sentarnos para dialogar y buscar una solución de fondo”.

Por último, el miembro de la Comisión Coordinadora Internacional de la Vía Campesina, aseguró que más de 27 departamentos rurales de Colombia apoyan esta postura de protesta y sugirió que se debe salirde la crisis actual que vive el sector agrícola. “Es importante que se coloque en el  presupuesto nacional el dinero suficiente para nuestras peticiones”.

Por su parte, el Gobierno colombiano sostiene que se ha comprometido con más de 250 mil millones de pesos, para cancelar la deuda a los campesinos de Colombia.