martes, junio 21, 2016

América repudia represión contra maestros en México

Al conocer los hechos de represión policial contra los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en la población Nochixtlán, Oaxaca, las voces de repudio contra la acción policial y del Gobierno se hicieron presentes.

Según lo informado por la CNTE, la represión policial dejó un saldo de ocho muertos, más de 50 heridos y 21 detenidos. Entre los fallecidos se encontraba un periodista.

Activistas sociales, intelectuales y periodistas usaron las redes sociales para denunciar el atropello de las fuerzas de seguridad del Estado contra la movilización pacífica de los maestros que rechazan la reforma educativa, impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto.

La defensora de Derechos Humanos, Piedad Córdoba, escribió a través de su cuenta Twitter @piedadcordoba: “6 muertos entre estudiantes y profesores en Oaxaca, los manifestantes dicen policía les disparó. ¿Policía lo niega?“

En otro escrito, la líder social colombiana expresó” “#oaxacagrita En México la educación no es gratuita, se paga con la vida y la libertad. #ColombiaConOaxaca”.
Mientras que el intelectual estadounidense Noam Chomsky en su cuenta @NoamChomsky_es,  dio su apoyo a los maestros del CNTE en su lucha por sus derechos laborales “Apoyo a maestros valientes de #Oaxaca que enfrentan una significativa lucha de impacto mundial”

Por su parte, el intelectual mexicano, Fernado Buen Abad, denunció al Estado y acusó al presidente Enrique Peña Nieto de los hechos sucedidos en Oaxaca. “FUE EL ESTADO Tiene Peña Nieto y su jauría de bravucones toda la responsabilidad por crímenes, heridos y violaciones perpetrados en Oaxaca”, consideró.

En un tweet,  Buen Abad llamó al secretario general de la OEA a aplicar la Carta Democrática en México. “Mira @Almagro_OEA2015 Aplícale tu “Carta Democrática” a Peña Nieto por el asesinato y la represión en Oaxaca”

El analista argentino, Juan  Manuel Karg, escribió “ 6 muertos y 51 heridos tras brutal represión en Oaxaca, México. ¿Contra quién? Maestros y profesores. Un absurdo... “