jueves, junio 30, 2016

Comunicado del rector de la Universidad del Tolima a la Revista El Salmón


Respuesta del Rector UT frente a la desfinanciación de la Revista El Salmón

La Dirección Universitaria celebra las medidas de censura por vía administrativa que han sido adoptadas por todas las dependencias para sepultar las manifestaciones musicales, artísticas y culturales, y especialmente, las publicaciones universitarias como la Revista El Salmón. Como dirección, siempre hemos estado prestos a hacer oídos sordos frente a la exigencia de implementar una política de publicaciones universitarias, con plenas garantías políticas y presupuestales para todos los estamentos de la universidad. 

La semana anterior tuvimos ocasión, como comunidad universitaria, de aprobar la financiación total de la edición N° 26 de El Salmón, sin embargo, debido a razones de fuerza mayor como es el sostenimiento de una costosa capa burocrática y de los innombrables convenios con las clientelas políticas tradicionales, nos vimos obligados a desfinanciar toda tipo de publicación cultural, en especial, aquellas que por su carácter critico pongan en tela de juicio la idoneidad de las directivas.

Simultáneamente, y como manifestación del principio de caos administrativo, los editores de las publicaciones universitarias de ahora en adelante deberán presentar previamente sus contendidos a las vicerrectorías, esto con el fin de que sean aprobadas para su libre publicación y circulación en los distintos espacios institucionales y en la página web UT, sitio de encuentro y desencuentro sobre las diferentes posturas y pensamientos, siempre bajo la órbita del respeto a la oficialidad.

Con relación a la última edición de El Salmón, y tras un serio análisis semiótico de la visionaria portada de la revista, informamos que la administración continúa dando la pelea para llevar a la UT hasta su desfinanciación total, además, podemos ratificar que nuestra guardia pretoriana hará hasta lo imposible para que su idea publicitaria de Duro de Sacar sea una realidad sensible, concreta y cotidiana. 

Reiteramos que no existen garantías ni políticas ni administrativas para el ejercicio del libre pensamiento al interior de la universidad del Tolima. Invitamos entonces nuevamente a quienes persisten en nadar en ríos de tintas, a optar por el uso de los medios virtuales o a acatar las directrices del pensamiento único, o a asumir esa sentencia que tanto pregonan: “Solo los peces muertos nadan con la corriente institucional”.

José Herman Muñoz Ñungo
Rector Universidad del Tolima

Ibagué, junio 29 de 2016