miércoles, junio 22, 2016

Dios perdónales porque si saben, pero se hacen

La ETB a través de su empresa Skynet, acaba de ganar, en Perú, la licitación de Conectividad Satelital de alta velocidad. Con lo cual se demuestra que nuestra viable y sostenible entidad, tiene la capacidad de mantenerse a nivel nacional, pero con sus suficientes avances tecnológicos, ahora incursiona en el plano internacional, para llevarles satisfacciones a otros usuarios en nuestros países hermanos. Si señores así como lo están leyendo, este es el potencial nuestro que quieren feriar los áulicos privatizadores que tienen asiento en la politiquería de nuestra Capital de la República.

Las excelentes exposiciones de todos los participantes sociales en el Concejo de Bogotá, para orientar la no venta de la ETB, dejaron muy claro que nuestra empresa, tiene un valor incalculable, que no se puede medir económica y financieramente, sino en el posicionamiento real de nuestra capital y de nuestro país en el mundo. Por eso la defensa de nuestra entidad permanecerá indefinidamente en el tiempo, pues no podemos quedarnos inermes frente a un atentado tan execrable como el que se pretende. Atelca, en una acción histórica, desde su Junta Directiva, en cabeza de su Presidenta, Martha Alejandra Wilches Pulido, rodeada de su asesor Gonzalo Álvarez Henao, ya comenzaron su titánica lucha jurídica, con todas las figuras a que existe y cabe lugar.

La indiscutible estulticia que reviste a quienes acogen las órdenes para entregar nuestros recursos y nuestros patrimonios públicos, no tiene límites. Su incapacidad mental nunca será capaz de entender que lo que hoy poseemos no es una herencia, sino un préstamo que nos hicieran nuestros hijos, con el fin de que se los devolvamos igual o mejor de lo que lo recibimos. Su ineptitud indiscutible no los llevará a descubrir que su propia seguridad y sostenibilidad están en grave e inminente riesgo, pues las comunicaciones en manos privadas son una amenaza latente que nadie puede negar. Esto lo han logrado interpretar las naciones industrializadas, y por ello han iniciado una restructuración, a fondo, de las pésimas decisiones tomadas. Claro que los Concejales de Bogotá y su falaz Señor Alcalde, jamás verán esto, pues sus intereses mezquinos se alejan de la suerte que corra nuestro país.    

Es evidente que la inteligencia le huye siempre a personas que tienen la imperiosa necesidad de mirar lo social como un negocio, pues no piensan en el bien colectivo, porque buscan, con un individualismo craso, el mal de todos sus congéneres. Hasta la misma naturaleza debe estar arrepentida de la creación de unos personajes tan dañinos para la humanidad, como los que estamos observando. La entrega de la ETB, es el más vivo ejemplo de las decisiones que perjudican a toda una comunidad, y al desarrollo sostenible de una nación que supuestamente quiere insertarse en el concierto internacional de las buenas prácticas. Por fortuna existimos quienes no nos comemos los cuentos eufemísticos y criminales de la realidad que nos muestran.

La feria de regalos contenidos en las decisiones que afectan a nuestros recursos naturales y a las empresas del estado colombiano que generan la inversión social, son la prueba irrefutable de que El Proceso de Paz, es una frase de cajón que oculta las verdaderas intenciones de los apátridas politiqueros. A Colombia no le sirve la paz en nombre de la guerra, ni la seguridad democrática, con desempleo, hambre, miseria, crímenes de lesa humanidad y desapariciones forzosas, de ningún gobierno. Al régimen de 16 años de impunidad, le tiene que llegar su final amargo. Lo cierto es que a los entreguistas de lo nuestro les decimos: Dios perdónales porque si saben, pero se hacen, para que con el tiempo no nos vayan a esgrimir que no fueron informados de sus execrables acciones. La constitución y las leyes que ellos mismos aprueban y que violan, tarde que temprano tendrán sus aplicaciones y resultados.

“La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo”
Platón

JUNTA DIRECTIVA