sábado, junio 04, 2016

En esta minga de resistencia también hablamos de liberar la madre tierra, pero no negociamos con quienes nos asesinan

Como pueblo Nasa rechazamos rotundamente la brutal arremetida de la fuerza pública y el vil asesinato de nuestros tres  compañeros  GERSAIN CERON del Resguardo ancestral de las Mercedes del pueblo Nasa; MARCOS AURELIO DIAZ del Resguardo la Aguada territorio de Sath Tama Kiwe de Caldono del pueblo Nasa; WELLINGTON QUIBARECAMA NEQUIRUCAMA del pueblo Embera, los mas 142 heridos y dos judicializados hasta la fecha en el marco de minga de resistencia por la vida, el territorio, la dignidad, la paz y cumplimiento de acuerdos que inicio  el 30 de mayo del 2016 en diferentes puntos del Departamento del Cauca y del país.

“No es lo mismo sentarse a dialogar que a negociar” palabras de los liberadores y liberadoras de la Madre Tierra en el norte del Cauca. Y no es lo mismo cuando nos masacran y corre nuestra sangre, como la de nuestro compañero GUILLERMO PAVÍ  que retorno al seno de la Madre Tierra mientras la liberaba en el 2015.

Los hechos de esta movilización masiva de los pueblos nos muestran la voluntad de un gobierno amangualado con las multinacionales y el capital transnacional, de un gobierno que no cumple los acuerdo ya pactados y que prefiere alimentar la maquinaria del sistema capitalista que a los pueblos, como lo demuestran también los hechos del 16 de mayo de 2016 en Corinto, en las fincas en proceso de liberación de la Madre Tierra,  donde mas 3.000 hombres de la fuerza publica y 45 tractores arrasaron con 45 hectáreas de cultivos de maíz, frijol y yuca que estaban a punto de cosechar, para en su lugar sembrar monocultivos de caña.

 En el norte del Cauca y así como en muchas partes del país y del mundo los pueblos resistimos y luchamos por libera la Madre Tierra de las petroleras como en el Putumayo; de la minería como en la Guajira y el Tolima, del represamiento de los ríos como en el Huila, como los Mapuches en Chile, los Zapatistas en México etc. Porque cuando hablamos de Liberación no se trata de solo de un pedazo de tierra sino que de la Madre Tierra y de la humanidad.

Es por eso que retomamos y compartimos a continuación la palabra de liberadoras y liberadores que hoy se encuentran en esta minga de resistencia pero que también se hacen presentes en las fincas en proceso de Liberación desde el 2014. La lucha es en las vías pero no se puede descuidar la lucha en el territorio. Esta palabra es de todos y todas, tiene la firma de nuestros ancestros que lucharon por recuperar nuestros territorios y sigue la palabra que los mayores nos dejaron en la plataforma de lucha.