sábado, junio 18, 2016

Escribe el hijo de Manuel Marulanda: “Debemos prepararnos política, cultural e ideológicamente para los nuevos retos”

|Por Mario Marulanda|

Una vez más ratificar nuestro compromiso de construir la paz, la patria grande bolivariana y el socialismo, como condición esencial para la reconstrucción y reconciliación de todos los colombianos.

Camaradas mandos, combatientes, milicias bolivarianas, partido clandestino, movimiento bolivariano, integrantes del Bloque Comandante Jorge Briceño de las FARC EP, va mi saludo revolucionario, deseando que en este 52 aniversario sea para nosotros un día especial, para que cada una y cada uno de nosotros los revolucionarios, y especialmente las y los farianos, recordemos a los camaradas Manuel Marulanda Vélez, Jacobo Arenas y a toda aquella legión de Marquetalianos que emprendieron la construcción de esta majestuosa obra de forjar un ejército político-militar, cuyo objetivo es la toma del poder para el pueblo, bien sea por la vía política o la armada.

Estos 52 años de confrontación no han sido nada fáciles para nuestra organización, pero, tampoco para la oligarquía y sus fuerzas armadas que detentan el poder. Las víctimas de este conflicto, la mayor parte las  han puesto los  hijos de los campesinos y trabajadores del campo y la ciudad; por eso desde los inicios del surgimiento de las FARC-EP siempre nos la hemos jugado por la necesidad  de la paz, pero la oligarquía siempre se había negado a dicho reclamo.

En esta última etapa, es crucial el momento que están pasando las FARC-EP en la parte política a nivel nacional e internacional, logrando un reconocimiento político muy importante. De igual manera, hemos logrado acordar varios temas con el gobierno de Juan Manuel Santos sobre los puntos de la agenda pactada. Estamos ad portas de firmar el cese del fuego bilateral definitivo y fin del conflicto.

Donde se logren pactar con el gobierno los acuerdos, que esperamos que así sea, vamos a pasar a ser una organización eminentemente política, donde cada uno de nosotros vamos a tener que poner nuestro granito de arena para lograr el objetivo y el sueño que tenían nuestros comandantes Manuel Marulanda Vélez, Jacobo Arenas, Efraín Guzmán, Raúl Reyes, Iván Ríos, Jorge Briceño, Alfonso Cano, Martín Villa y todos y todas los que ofrendaron sus vidas en aras de construir una Colombia en paz y justicia social.

Es por esto que cada una y cada uno de nosotros debemos hacer todos los esfuerzos necesarios para prepararnos política, cultural e ideológicamente, porque vamos a ser los revolucionarios los que estamos llamados a tomar las iniciativas y la vanguardia de la lucha, junto con las masas y otros sectores sociales, para poder alcanzar el objetivo que nos hemos trazado que es la toma del poder para el pueblo, tan pronto se nos den las condiciones y para eso debemos estar preparados.

Una vez más ratificar nuestro compromiso de construir la paz, la patria grande bolivariana y el socialismo, como condición esencial para la reconstrucción y reconciliación de todos los colombianos.

Un  fuerte abrazo a todas y todos, saludos,

Honor y gloria a la memoria de mi padre, Manuel Marulanda y de todas y todos los Marquetalianos.

Mario Marulanda.