jueves, junio 02, 2016

Gobierno nacional y medios de comunicación, mienten sobre la minga de resistencia en el departamento del Cauca



En los tres días de Minga de resistencia por la vida, el territorio, la dignidad, la paz y el cumplimiento de acuerdos en el departamento del Cauca, el gobierno nacional y los medios de comunicación mienten de manera irresponsable. El gobierno nacional en cabeza del presidente Santos ha calificado como injustificadas las movilizaciones Indígenas, Campesinas y Afros del nivel departamental y nacional, al manifestar que el gobierno ha cumplido los acuerdos pactados con las organizaciones  en el marco de alcanzar la paz, afirmaciones totalmente falsas ya que son innumerables los acuerdos pactados e incumplidos con las organizaciones indígenas y sociales del Cauca y el país.

Por su parte el Ministro de Agricultura Aurelio Iragorri, frente a las minga de resistencia en el Cauca y a nivel nacional se ha atrevido a manifestar de manera irrespetuosa e irresponsable que las acciones de movilización han sido promovidas por el ELN, intentando deslegitimar las luchas y legitimas exigencias de las comunidades; entre tanto algunos medios nacionales y locales faltando a la verdad  y la ética periodística,  mienten de manera irresponsable sobre las acciones que adelantan las comunidades movilizadas en las vías del Cauca, denunciando supuesta intimidación a reporteros del diario El País.com por parte de las comunidades indígenas, intensificando el riesgo y la estigmatización contra las comunidades movilizadas, quienes además de estar amenazadas de muerte por parte de las águilas negras quienes le han puesto precio a la cabeza de líderes y autoridades indígenas, han padecido la fuerte represión de la fuerza pública, quienes indiscriminadamente han dado  tratamiento militar a quienes ejercen el legítimo derecho a la movilización.

Los medios masivos y el gobierno nacional, han catalogado las acciones comunitarias como actos vandálicos. No pueden llamarse hechos vandálicos a la exigencia legítima de los derechos colectivos. Llamamos a todas las comunidades y los sectores sociales del país a construir un país distinto para las futuras generaciones.

Lo que no han reportado los medios de comunicación y tampoco han denunciado los entes gubernamentales, son las diversas problemáticas que viven las comunidades indígenas, campesinas y afrocaucanas en los territorios, a causa de las afectaciones que se vienen generando por las concesiones y la implementación de proyectos extractivos, la construcción de represas, la contaminación y ocupación  de los espacios de vida (lagunas, ríos, montañas, humedales  y nacimientos de agua entre otros), a causa de la militarización de dichos espacios y la intervención mediante la construcción de vías y proyectos extractivos.

Los medios no han denunciado, ni se han pronunciado frente a las múltiples violaciones de los derechos colectivos, el despojo territorial, las judicializaciones, las amenazas, el desconocimiento de la jurisdicción especial indígena y los derechos fundamentales como la vida y el territorio.

Del mismo modo los medios masivos han obviado y ocultado las acciones militares con las que se ha reprimido a las comunidades movilizadas, contra las cuales según denuncian los equipos de derechos humanos se han disparado tiros de fusil.

Durante los tres días que lleva la movilización en el departamento del Cauca, se han presentado alrededor de catorce personas heridas por recalzados y cuatro personas retenidas, uno de ellos fue retenido por el SMAD, golpeado brutalmente, filmado, fotografiado y amenazado con un fusil en la cabeza, además fue intimidado por el SMAD quien le menciono que lo encarcelarían por quince años. Las autoridades indígenas rechazan enérgicamente estas acciones, más aun teniendo en cuenta  que el comunero fue detenido cuando no se estaban realizando acciones de hecho.

De igual manera las autoridades indígenas y la consejería mayor del CRIC rechazan las acciones de intimidación y criminalización de la protesta por parte del gobierno nacional, al sobrevolar el territorio de Convivencia, Dialogo y Negociación de la María Piendamo, con un helicóptero de la fuerza pública, advirtiendo a las comunidades movilizadas  que deberían desbloquearla la vía panamericana, lo más pronto posible, de lo contrario serian judicializadas y condenadas a ocho años de cárcel y deberían pagar 75 salarios mínimos.

Frente a la desinformación emitida por los medios de comunicación, la consejería mayor del CRIC expresa su inconformidad y rechazo ya que la mala información pone en riesgo la vida e integridad de la comunidad movilizada, llama a los medios a informar de manera veraz e imparcial, en función de la ética