miércoles, junio 22, 2016

México: “Así estamos, consternados, rabiosos”. Un día después de Nochixtlán, la movilización magisterial sigue

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 20 de junio. Como parte de las actividades de protesta del movimiento magisterial contra la imposición de la “reforma educativa”, y luego de los eventos registrados el día de ayer en Oaxaca donde oficialmente se reportan 6 muertos, decenas de heridos y desaparecidos; docentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), bloquearon tres puntos de la capital chiapaneca: la central de abastos en la entrada oriente, Pemex en el lado poniente y el crucero de la Normal Rural Mactumactzá con el libramiento norte.

A pesar de la violencia estatal puesta de manifiesto en las represiones de ayer en Oaxaca y el descrédito del gobierno ante la sociedad después de sucesivas expresiones de violencia en contra de diversos sectores sociales; los elementos policíacos de forma burlona amagaron con accionar contra la manifestación pacífica de docentes que se dieron cita en a la altura de la central de abastos de Tuxtla, como forma clara de provocación hacia l@s maestr@s.

Miradas de rabia y dolor por sus compañeros oaxaqueños, gritos de apoyo “Oaxaca aguanta que Chiapas se levanta”, recordándoles que “no están solos”, mezclados con aplausos y palabras de agradecimiento a la gente que les daba palabras de aliento a su paso por la carretera bloqueada; agua y refrescos de cola acomodados sobre la carretera; rostros ocultos por pañuelos para protegerse de una probable represión policíaca con gases lacrimógenos. Pero bajo esos colores y sonidos, un silencio: el recuerdo del día anterior. Fue un largo día bajo el sol, desde las 9 de la mañana hasta las seis de la tarde, resistiendo el calor y atentos por la presencia policíaca que representa en los hechos el único método de gobierno de una clase política que no parece tener argumentos o intenciones para dar salida a este conflicto más que con la fuerza bruta, la indiferencia y la estrategia de simulación mediática.

No hay rostros, sólo miradas que parecen hablar con las palabras del poeta “claro que con el tiempo la plomiza consternación se nos irá pasando,
la rabia quedará…”

“No están solos” Sociedad Civil y magisterio chiapaneco al pueblo de Oaxaca tras represión estatal.

“Hoy, el gobierno ha elevado el nivel de represión, ¿qué nos queda?” Pregunta la CNTE y llama a organismos internacionales de Derechos Humanos a tomar nota de la situación en México. Marcha magisterio y sociedad civil chiapaneca en apoyo a Oaxaca.

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 19 de junio de 2016. Luego de la brutal represión hacia el magisterio y sociedad civil la mañana de este domingo en Nochixtlán, Oaxaca donde se reportan al menos 5 muertos, varias decenas de heridos y desaparecidos; el magisterio disidente y sociedad civil de esta ciudad capital salieron a las calles para denunciar y repudiar los actos violentos llevados a cabo por la policía federal.

Desde su inicio, en la ex-fuente Mactumactzá al poniente de la capital y hasta la llegada a la plaza central de la ciudad, la marcha que duró alrededor de una hora y media tapizó la principal avenida de Tuxtla con carteles y de voces en coro en apoyo al pueblo oaxaqueño, así como en repudio al gobierno por la violencia, los muertos y los heridos durante la represión.

Durante el mitin en el plantón magisterial de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) que hoy cumple 36 días en contra de la imposición de la autodenominada “reforma educativa”, A través del profesor Pedro Gómez Bámaca, el movimiento magisterial señaló “lamentamos el luto en los humildes hogares de nuestros compañeros caídos, no podemos seguir permitiendo más atrocidades” y añadió que el gobierno “es el único responsable de la situación que viven en estos momentos nuestros compañeros de Oaxaca”. Del mismo modo, hizo un llamado enérgico al gobierno federal a detener la masacre del pueblo.

El portavoz del magisterio chiapaneco disidente, denunció el hecho de que las instituciones de salud negaron el servicio a los heridos. Al respecto dijo que “queremos denunciar que los hospitales no recibieron a nadie que no fuera militar o federal, a nuestro pueblo lo han dejado en un estado de total indefensión”. En ese sentido, y recordando la detención de Juan José Ortega Madrigal, ex-líder de la sección XVII de Michoacán; hizo un llamado a organismos de derechos humanos, a las cortes internacionales y a Amnistía Internacional.


Hizo un llamado a organizarse para responder al incremento a la violencia estatal “la coordinadora está llamando a todo el pueblo de México “estamos obligados a no dejar que masacren a nuestros hermanos de Oaxaca”, concluyó.