miércoles, junio 29, 2016

México: El EPR lanza un comunicado sobre la situación de Oaxaca

El Ejército Popular Revolucionario (EPR) responsabilizó al gobierno mexicano, al gobierno de Oaxaca y al empresario Claudio X. González por el enfrentamiento que se presentó entre la Policía Federal y civiles en el municipio de Asunción Nochixtlán, el pasado 19 de junio.

En el documento, el EPR indicó que desde el gobierno antipopular y con el apoyo de los monopolios de la comunicación no se quiere reconocer la creciente inconformidad que existe en el pueblo debido a sus políticas antipopulares que lesionan la dignidad humana, cancelan de facto derechos constitucionales y violan sistemáticamente los derechos humanos.

El EPR apuntó al Estado mexicano, a través del gobierno federal y estatal, como único responsable de la masacre en Nochixtlán, los cuales ejecutaron un operativo policiaco militar con el objetivo de privar de la vida de manera arbitraria al pueblo, para quebrar su voluntad popular de combatir e imponer el terror para inducir a la desmovilización y sostener con sangre la reforma educativa.

“La violencia que los monopolios de la comunicación, los políticos de oficio, grupos oligarcas y gobierno antipopular dicen hipócritamente repudiar no se genera por sí misma, tiene origen e intereses de clase bien claros y definidos, los heridos y muertos en Nochixtlán son consecuencia de la violencia institucional que defiende al poder burgués. Señor Claudio X. González, sus estadísticas son tramposas y sesgadas, usted pidió el baño de sangre, asuma su responsabilidad, en las páginas de la historia ha quedado como un asesino del pueblo junto con sus administradores, que se encarnan en cada uno de los funcionarios del gobierno estatal y federal”, expresa el comunicado.

“El gobierno antipopular busca justificar la represión a través de la hipótesis de grupos de infiltrados, encapuchados radicales, haciendo énfasis de que los muertos no son del magisterio, que se violan derechos a terceros y se afectan las vías de comunicación, postura baladí para ejercer la represión”, señaló.

“Los muertos son del pueblo, la fuerza policiaca federal y estatal son instrumentos gubernamentales especializados para masacrarlo. Las plumas y voces mercenarias toman partido de forma vil, diluyen la esencia del fenómeno, a quienes se asesinó son sujeto social y también sujeto político-crítico porque los que murieron se manifestaban contra las reformas antipopulares, se está reprimiendo el derecho a la reunión, a la manifestación, a la organización y a la protesta”, expresaron.

“Actos de terrorismo de Estado como éstos son la forma en que se expresa la violencia burguesa, la única solución es ir a la raíz de las causas del fenómeno, acabar con la dictadura del capital por medio de la nueva revolución que reclama a gritos el pueblo”, culmina el documento.