sábado, junio 11, 2016

Reinstalación de Mesa Única de Negociación en el marco de la Minga Nacional

Ronda de negociaciones por 36 horas, desde el 10 de junio a las 9:00 de la mañana de Hoy, en Santander de Quilichao – Norte del Cauca. #MingaNacional

Con el compromiso entre las partes de iniciar ronda de negociaciones por un tiempo de 36 horas, a partir de las 9:00 de la mañana del viernes 10 de junio, sin levantar la movilización pacífica de la Minga Nacional, así como el compromiso por parte de mingueros y mingueras de desbloquear las vías a partir de la misma hora,  se reinstaló la Mesa Única de Negociación entre el Gobierno Nacional con la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular, en el  marco de la Minga Nacional, que desde el domingo 29 de mayo se moviliza a lo largo y ancho del país.

Como lo propuso la Cumbre Agraria, el acto de reinstalación de la Mesa Única de Negociación se llevó a cabo a la media noche del jueves 9 y madrugada del 10 de junio, en el territorio afrocolombiano de Quinamayó; con presencia por parte del Gobierno Nacional del ministro del Interior, Juan Fernando Cristo y voceros de la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular; lo anterior en respuesta al gesto humanitario de voluntad política de dialogo por parte de la Cumbre Agraria, de permitir la movilidad por espacio de cinco horas por la vía Panamericana, entre la una y las seis de la tarde entre Santander de Quilichao y Popayán.

Luego de agradecer la fraterna acogida por parte de la comunidad afrocolombiana de Quinamayó, Luis Fernando Arias Arias, consejero Mayor de la ONIC y vocero nacional por la ONIC en la Cumbre Agraria, destacó que “hemos tenido un acercamiento exploratorio con el gobierno a través de nuestros garantes, lo que ha permitido encontrar puntos de acuerdo para retomar y reinstalar la negociación en el marco de la Cumbre Agraria”.

Por ello, “a partir de mañana (viernes 10 de junio), nos encontraremos para trabajar de manera intensa cada uno de los temas, con cada una de las carteras del gobierno que tengan la disposición y voluntad política para resolver los asuntos de orden estructural, político y reivindicativo de nuestras comunidades y del país, porque nuestra apuesta de lucha es una apuesta de país”.  

Igualmente, destacó que la Cumbre Agraria, Campesina, Étnica y Popular “es la confluencia del postconflicto; es el movimiento social y político que va a jugar un  papel trascendental en la Paz de nuestro país, porque aquí estamos  representados las poblaciones y comunidades que nos ha tocado la guerra durante los últimos 50 años. Esperamos que muy pronto nos toque la paz”.

“Creemos que hay que ser consecuentes y coherentes, tanto con la apuesta política o el planteamiento político, pero también con la realidad social, política y económica de nuestras comunidades y de nuestros territorios. Reconocemos que durante los últimos años hemos conversado, como lo ha dicho el gobierno más de mil horas, pero alguien decía por ahí que los cumplimientos son de minutos, seguramente, eso es lo que vamos a revisar y a discutir a partir de este viernes 10 de junio del 2016”, indicó Arias Arias.

Por su parte, Robert Daza, del Congreso de los Pueblos, indicó que “La Minga está en todo el país, por eso, las soluciones y los acuerdos que saquemos de acá tienen que considerarse también, todo ese pueblo que hoy está reclamando porque se haga efectiva la soberanía alimentaria, el cuidado del agua, el cuidado de las semillas, la biodiversidad, y que aseguremos el territorio para nuestros hijas e hijos”.

El ministro del Interior reconoció en nombre del Gobierno Nacional que “es un esfuerzo desde la Cumbre Agraria y el Gobierno, para que en medio de las diferencias y dificultades de los últimos días, poder encontrar soluciones por la vía del dialogo, gracias también a los garantes de la iglesia católica, Naciones Unidas, Defensoría del Pueblo y la facilitación de los congresistas, estar reactivando la Mesa de Negociación con las poblaciones que son fundamentales para la implementación de la Paz en Colombia, la consolidación de lo que el Gobierno Nacional ha llamado la paz territorial, que depende en buena medida del éxito y la confianza que podamos construir entre las distintas organizaciones que conforman la Cumbre Agraria”. 

“Reiterar el compromiso, activar la Mesa Única Nacional con la Cumbre Agraria, avanzar con una agenda común que nos permita avanzar con acuerdos de confianza, como con el  pliego que se ha presentado con políticas estructurales del país”, añadió Cristo Bustos.

El Ministro reiteró que “tenemos las puertas abiertas al dialogo social, vamos a continuar con la agenda de la Cumbre Agraria, así como lo hicimos hace dos días con el CRIC en los acuerdos del Decreto 982, sin conflicto, vamos a sacar las tareas”.

Las partes destacaron el aporte vital de los garantes: Naciones Unidas, Defensoría del Pueblo, la Iglesia Católica a través del Padre Francisco de Roux; así como la facilitación de los senadores Luis Evelis Andrade Casamá, Alexander López,  Jorge Prieto y el presidente del Senado, Luis Fernando Velasco, en un diálogo con la Cumbre Agraria para encontrar rutas de diálogo, garantías y voluntad política del Gobierno Nacional en cabeza del Presidente Santos.

La Minga Nacional no se detiene, se transforma y se fortalece en el caminar permanente de la Palabra.