jueves, julio 07, 2016

A pesar del silencio, la difamación y el intento de cooptación, nos mantenemos en huelga de hambre


La HUELGA DE HAMBRE que llevamos a cabo trabajadores, profesores y estudiantes para exigir respuestas ciertas y afirmativas al PLIEGO DE PETICIONES de la Asamblea Triestamentaria de la Universidad del Tolima, acaba de cumplir 22 horas.



Son también 22 horas de silencio e indiferencia por parte de las directivas universitarias, en cabeza de José Herman Muñoz Ñungo, y de los Consejos Académico y Superior. No queremos dilación, ni burlas, ni mentiras; exigimos respuestas concretas y reales a la gravísima crisis de la Universidad del Tolima, nuestra universidad.

Agradecemos honestamente la solidaridad expresada por cientos de integrantes de la comunidad universitaria, por los Concejales de Ibagué y la Personería municipal, quienes han brindado su apoyo y aliento a los huelguistas en resistencia.

Pero también rechazamos enérgicamente la actitud de la Dirección Territorial del Trabajo, cuya posición frente a la huelga responde, en este momento, más a los intereses de un directorio político y de la jefatura de la universidad, que a la misión que le corresponde como entidad al servicio de los trabajadores.

No levantaremos la huelga con promesas vacías y cifras falsas, las mismas con las que la alta dirección de la universidad se ha acostumbrado a engañar a la comunidad universitaria y a la opinión pública.

Exigimos la presencia de los Ministerios de Hacienda, Trabajo y Educación, únicas instituciones de las que aceptaremos mediación para darle salidas a la crisis y construir acuerdos tendientes a responder el pliego de peticiones triestamentario.

Nuestra protesta no es un capricho ni somos títeres de ningún poder de facto. En ese sentido, rechazamos también las afirmaciones, según las cuales, este movimiento se ha orquestado desde la Gobernación del Tolima. Por el contrario, exigimos al Gobernador Oscar Barreto Quiroga, como Presidente del Consejo Superior Universitario, a convocar urgentemente a sesión ordinaria de ese órgano directivo para que dé trámite al Pliego de Peticiones de la Asamblea Triestamentaria. Y también, le exigimos que se comprometa a definir un plan de pago riguroso, a fin de que cancele la deuda histórica que hasta el día de hoy el ente territorial tiene con la UT, la cual asciende a más de 104 mil millones de pesos.

Le informamos a la comunidad en general, que ya algunos huelguistas empiezan a mostrar un deterioro en su salud. Necesitamos de su apoyo y solidaridad.