domingo, julio 24, 2016

Camioneros colombianos alcanzan acuerdo con Gobierno de Juan Manuel Santos

Declaraciones de Jorge García, Líder de los camioneros en Colombia

Finalmente el Gobierno y líderes de los camioneros en Colombia llegaron este viernes, a un acuerdo que puso punto y final a un paro que duro 45 días -el más largo de su historia- y que trajo consigo varios heridos y la muerte del joven Luis Orlando Sáenz quien falleció en una de las manifestaciones a consecuencia del impacto de una granada.

Los líderes de los transportistas y el Gobierno trabajaron en la elaboración de un documento de preacuerdo, así lo informó el secretario de la presidencia de la República, Luis Vélez, quien comentó que dicho acuerdo les permitirá pensar en una reforma estructural de la política de transporte de carga pesada en Colombia.
Por su parte, Jorge García integrante del grupo de representantes de los transportistas, informó que uno de los elementos más importantes de la reunión, se refiere a la vida útil de los camiones y la utilización de la chatarra.

“El punto principal era la regulación de garantizar el blindaje del transporte sin tocar la vida útil del vehículo y se van a invertir recursos para la desintegración de 15 mil camiones” dijo.

Asimismo, aseguró que el gobierno de Juan Manuel Santos se comprometió a generar y garantizar las políticas sociales que mejoren la calidad de vida de los trabajadores.

Garcia, en representación de los camioneros, agradeció la participación de organismos internacionales en la realización de estas mesas de negociaciones “Sentimos plena confianza con la participación del representante de la UNASUR, y mensualmente haremos un seguimiento para garantizar el cumplimiento de estos acuerdos”.

Los principales puntos de este paro es la tabla de fletes y el proceso de chatarrización, algo que ya fue acordado y será anunciado en las próximas horas con mayor detalle.

El paro de camioneros no solo trajo consigo heridos, muerte y daños materiales, también afectó el bolsillo de los colombianos producto del aumento de los productos alimenticios, en el caso de Bogotá, productos como el tomate y la cebolla han tenido un incremento de hasta el 40%.