miércoles, julio 20, 2016

Cianuro: daños irreparables del veneno usado en la minería

|Por: La Gran Época|

La minería utiliza el cianuro sódico para extraer oro, cobre, zinc y plata desde hace más de un siglo por su bajo costo; causando daño a las personas y al ambiente. De hecho, por su bajo costo y alto rendimiento, es el proceso más usado actualmente para la extracción de oro. Como los compuestos de cianuro son altamente tóxicos, su uso es controversial y ha sido prohibido en varios lugares del mundo.
 
Con los derrames que se han producido en las minas, el cianuro ha contaminado los mantos friáticos y el daño ambiental que ha causado es irreversible. En los estudios de contaminación realizados por la Unión Europea, se observó que el daño es muy grande y que nada garantiza que no se vuelva a producir algo igual, por lo cual en el año 2011 el Parlamento Europeo prohibió el uso del cianuro en la minería europea para proteger la biodiversidad y los recursos hídricos.

Daño irreversible al cuerpo humano

Se ha observado que el cianuro ha causado daño a la salud humana en la mayoría de los pobladores que han ingerido agua en comunidades incluso no tan cercanas a las zonas afectadas, según lo demuestra la contaminación más grave que se produjo en Europa Central por el derrame de cianuro al sistema fluvial Tiza Danubio en el año 2000.

Además, el cianuro al descomponerse emite monóxido de carbono y cianuro de hidrógeno, estas substancias tienen un olor similar al de las almendras, son llamadas cinogas y son altamente tóxicas, comenta el Dr. Fabrizio Monteagudo, en un documento del Instituto Salud y Trabajo de Perú.

En su artículo, el Dr. Monteagudo también agrega que el cuerpo humano puede absorber el cianuro por medio de las vías respiratorias, por la vía digestiva o por la piel, lo cual causará síntomas inmediatamente. El cianuro se metaboliza en el hígado.

Los primeros síntomas por intoxicación por cianuro son, entre otros, sensación de quemazón interna y ahogo, vértigo, nausea, vomito, debilidad, dolor de cabeza, ebriedad, aumento del ritmo respiratorio, arritmia cardíaca y rigidez en la mandíbula. El cianuro, al estar presente en el cuerpo humano, afecta a las células, impidiendo que el oxígeno llegue a los diferentes órganos que más lo necesitan, como el cerebro o el corazón, provocando parálisis respiratoria o convulsiones.

En el estado grave, se observan en las personas intoxicadas pulsaciones lentas e irregulares, temperatura baja. Además, la cara, los labios y las extremidades toman un tono azulado, lo que provoca el estado de coma y la muerte por falta de oxígeno.

Ante este cuadro, habría que evaluar cuáles son realmente los beneficios de este tipo de actividad y si realmente no estamos ponderando los beneficios económicos por encima de la salud y el cuidado del medioambiente.