lunes, julio 18, 2016

Diez Trabajadores de Coca Cola afiliados a Sinaltrainal en Colombia y la esposa de uno de ellos, han sido asesinados

Por denunciar que Coca Cola consume desproporcionalmente agua, contamina ríos, humedales y el medio ambiente, se beneficia de rebajas de impuestos, que con las Tiendas Oxxo arruinará a tenderos y comerciantes, sus negociaciones con jefes paramilitares, la tercerización y precarización de los trabajadores y por exigir alimentos sanos para proteger la salud de los consumidores, entre otros problemas, los trabajadores al servicio de las embotelladoras de Coca Cola, afiliados a Sinaltrainal en Colombia, somos víctimas una política de persecución y exterminio.

Varios trabajadores al servicio de Coca Cola, aparecen entre la víctimas de las chuzadas del DAS o espionaje ilegal que estaba haciendo el Gobierno de Colombia y en el expediente que del proceso penal contra varios funcionarios del DAS, aparecen documentos demostrando que desde el Grupo Goni G3, se ordenó pasar información a la Embajada de Estados Unidos  del caso Coca Cola, relacionada con las denuncias que hace Sinaltrainal contra esa multinacional.

Diez Trabajadores de Coca Cola afiliados a Sinaltrainal en Colombia y la esposa de uno de ellos, han sido asesinados.

Hijos de trabajadores de Coca Cola afiliados a Sinaltrainal, salieron del Colombia por amenazas de muerte.


Más de 270 amenazas de muerte contra integrantes de Sinaltrainal, en su mayoría trabajadores de Coca Cola.

Trabajadores de Coca Cola renunciaron a Sinaltrainal, obligados por los paramilitares que ingresaron a la embotelladora.

Integrante de la banda los canoeros fue capturado trabajando en Coca Cola en Barrancabermeja.

Esposa de jefe paramilitar encarcelado, laboraba en Coca cola, hasta que fue publica  la denuncia.

Paramilitares encarcelados, para vengarse de dirigentes de Sinaltrainal, declararon falsamente y la Fiscalía ha iniciado proceso penal contra trabajadores de Coca Cola.

Coca Cola ha judicializado a trabajadores dirigentes de Sinaltrainal, que han sido injustamente encarcelados y han demostrado su inocencia y han precluido los procesos.

Al interior de Coca Cola, la vigilancia privada es entrenada como escuadrón antidisturbios para atacar las protestas de Sinaltrainal.

Coca Cola se niega a trasladar a otras ciudades, a trabajadores dirigentes de Sinaltrainal, que han sido desplazados con sus familias y sin importarle el peligro en que están sus vidas, son obligados a laborar en las ciudades donde han sido víctimas de atentados y amenazas.

La administración de Coca Cola, publicó fotos de trabajadores e hijos, estigmatizándolos por reclamar sus derechos.

En carteleras, Coca Cola han publicado documentos tendenciosos contra los afiliados a Sinaltrainal.

En horas de trabajo, han sacado trabajadores a protestar contra Sinaltrainal por las denuncias hachas a Coca Cola.

Dirigentes de Sinaltrainal, son sacados de los puestos de trabajo, para tercerizar las labores y Coca Cola.

Coca Cola no cumple la orden del juez de reinstalar trabajadores en sus puestos.

Coca Cola no permite que trabajadores tercerizados se afilien a Sinaltrainal y son despedidos y han acudido a los jueces para que ilegalice la sindicalización.

Trabajadores de Coca Cola que se afilian a Sinaltrainal, son presionados por la administración para que renuncien.

Usando falsas acusaciones, Coca Cola pide a los jueces que autorice despedir dirigentes de Sinaltrainal, como ocurrió recientemente en Cali con José Libardo Mejía y los jueces se han pronunciado a favor de los trabajadores.

Coca Cola usa la ley para criminalizar los dirigentes de Sinaltrainal y usa las autoridades que sancionen a Sinaltrainal, eliminen sus estatutos y personería jurídica.

Para impedir la comunicación de Sinaltrainal, Coca Cola ha sellado el paso  de los trabajadores hacia las carteleras y quita la carteleras del sindicato.

Como ocurre actualmente con Sinaltrainal Villavicencio, Coca Cola, ha solicitado a los jueces que liquiden las Seccionales del sindicato.

Coca Cola reprime la protesta de los trabajadores, usando el Escuadrón Antidisturbios de la Policía y tanquetas y para crear terror, con perros  inspeccionan los guarda ropas de trabajadores.

Funcionarios de Coca Cola fotografían a dirigentes de Sinaltrainal como ocurrió recientemente en Bucaramanga y en los expedientes de calumniosas demandas penales, han incluido fotos de dirigentes de Sinaltrainal participando en marchas y hay indicios de fotos de trabajadores que terminan en manos de supuestos paramilitares.

Sinaltrainal Presente