viernes, julio 08, 2016

Investigadores de la Surcolombiana se solidarizan con la huelga de hambre en defensa de la Universidad del Tolima


En solidaridad con la Universidad del Tolima, en defensa de la Educación Pública.

El Grupo de Investigación interdisciplinario In-Sur-Gentes, perteneciente a las Facultades de Educación y Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad Surcolombiana, saluda y se solidariza con los docentes, trabajadores y estudiantes de la Universidad del Tolima que iniciaron Huelga de Hambre desde el miércoles 6 de julio. Esta Huelga es una respuesta a la falta de claridad de la administración de dicha Institución ante la crisis que atraviesa y frente al Pliego de Peticiones propuesto por la Asamblea Triestamentaria dentro del que se destacan:

1. La inmediata renuncia del rector, la adecuada financiación para el normal funcionamiento de la Universidad.

2. La restitución de Bienestar Universitario para los estudiantes.

3. Que el Consejo Superior Universitario rechace cualquier iniciativa que conduzca a la aplicación de la ley 550 en la Universidad del Tolima y la no aprobación de ningún tipo de crédito bancario. 

4. Que el Consejo Académico brinde las garantías para la normal culminación de las clases en el periodo 2016-1.

5. Que el Consejo Superior reconozca a la Asamblea Universitaria y le otorgue el carácter vinculante que ella requiere, a fin de lograr la real transformación y la modernización de la Universidad del Tolima.

Hasta este momento los huelguistas no han recibido respuestas claras por parte de las directivas de la Universidad del Tolima, (Rector, Consejo Superior Universitario y Consejo Académico) como tampoco de las autoridades departamentales y nacionales, evidenciando de esta forma, indiferencia frente a la problemática que enfrenta la Universidad del Tolima.

Como docentes, trabajadores y estudiantes universitarios de una Universidad Pública de la región Surcolombiana, no podemos evadir el rol académico, ético y político que debemos asumir en defensa de la educación pública, que hoy se ve afectada por el capitalismo académico, la mercantilización de la educación, el conocimiento y la vida, materializados por el Gobierno Nacional y el Ministerio de Educación a través de políticas de desfinanciación, flexibilización laboral y proletarización docente, que vulneran los derechos laborales y la Autonomía Universitaria consagrada en la Constitución y la Ley.

A esto se suma la corrupción administrativa y el clientelismo que por décadas se han vivido y que agudizan la crisis en todas las Instituciones de Educación Superior, como en el caso de la Universidad del Tolima.

Hacemos un llamado a la solidaridad, la organización y la movilización masiva, con el fin de contrarrestar el proceso sistemático y escalonado de privatización de las Universidades Públicas

GRUPO DE INVESTIGACIÓN IN-SUR-GENTES
Universidad Surcolombiana