miércoles, julio 13, 2016

Juana Azurduy, la flor del Alto Perú

Juana Azurduy de Padilla, nacida en Chuquisaca el 12 de julio de 1780, representa a las miles de mujeres anónimas que lucharon por la emancipación del virreinato del Río de la Plata.

Descendiente de una familia mestiza, quedó huérfana a muy temprana edad. Pasó los primeros años de su vida en un convento de monjas de su provincia natal, donde se formó y estudió.

En 1805, se casó con el coronel Manuel Asencia Padilla, con quien tendría cinco hijos. Tras el estallido de la revolución independentista de Chuquisaca el 25 de mayo de 1809, Juana y su compañero se unieron a los ejércitos populares, en aquellos tiempos muchas mujeres se incorporaron a la lucha.

En 1812, Azurduy organizó el “Batallón Leales” y se puso junto con su marido a las órdenes del general Manuel Belgrano, nuevo jefe del Ejército Auxiliar del Norte, quien quedó muy impresionado por el valor en combate de Juana y le obsequió su sable, como reconocimiento a su lucha.

En 1816, fue herida durante la batalla de La Laguna. Su esposo murió cuando intentó rescatarla. Juana Azurduy, quien peleó incluso estando embarazada y perdió a sus hijos en la lucha contra las tropas de la conquista española, Murió el 25 de mayo de 1862 en la provincia argentina de Jujuy a los 80 años de edad, en la más completa miseria. Su funeral costó 1 peso y fue enterrada en una fosa común. Casi un siglo después, sus restos fueron exhumados y ahora reposan en un mausoleo que se construyó en su honor, en la ciudad de Sucre.

En el año 2009, durante la gestión de la presidenta de Argentina, para ese momento, Cristina Fernández de Kirchner se ordenó el ascenso de Juana Azurduy al grado de Generala a través del decreto 892.

Juana Azurduy… Flor del Alto Perú, guerrillera de La Patria Grande, espíritu indómito, heroína nuestramericana.