martes, agosto 30, 2016

CAJAMARCA: El Concejo municipal aprobó la Consulta Popular



Ocho votos por el SÍ y tres votos por el NO. Camilo Padilla, Presidente del Cabildo, lideró un proceso muy democrático.

La votación tuvo lugar entre dos y tres de la tarde, este marte 30 de agosto, luego de un debate muy pluralista a lo largo del mes de agosto.  Ciudadanos, organizaciones y especialistas tuvieron el derecho a la palabra.

Héctor Alfonso Torres Rojas, Sociólogo

Del NO al SÍ

El anterior concejo municipal, fuertemente influenciado por Anglogold Ashanti, AGA, por medio de sus amigos, entre ellos el alcalde saliente, votó contra la Consulta Popular en el mes de septiembre de 2016. La celebración de esa victoria fue ampliamente regada con tragos, wisky y cervezas, en Ibagué, en la casa de Plinio, un exalcalde de Cajamarca y gran amigo de AGA.

La victoria de hoy fue esperada y celebrada por más de dos mil ciudadanas y ciudadanos, en el Parque Central, y en alegre manifestación a lo largo y ancho de las calles principales. La victoria del año pasado fue una victoria amarrada, una falsa victoria de la politiquería. Nadie salió a batir banderas. Nadie la celebró, salvo los diez concejales que votaron no. Y posiblemente funcionarios de AGA, en Bogotá y Cajamarca, en sus oficinas.

La de hoy fue una victoria popular, un grito ciudadano, una afirmación de soberanía popular, la expresión de un alegría profunda, luego de diez años de lucha continua, constante y permanente.

Vale la pena recordar que los tres últimos alcaldes han estado, directa o indirectamente, del lado de AGA. Y sobre todo los dos últimos. Ninguno tomó la bandera de la Consulta Popular. Los dos últimos lo hicieron no por convicción sino por la presión ciudadana.

Cajamarca inicia un nuevo amanecer

Lamento no haber podido compartir ese hecho histórico directamente en el municipio, y por tanto, no haber podido escribir una crónica.

Esta noche recorrí la página web de El Tiempo y de El Espectador. Ninguna mención. Tampoco los noticieros nacionales de televisión, ni los periódicos de los departamentos vecinos. Hasta las nueve de la noche, silencio total, de un hecho acaecido seis horas antes.

Fotografía: Camilo Andrés Padilla.