martes, agosto 09, 2016

El 2 de octubre se realizará la consulta popular sobre minería en Ibagué


Beatriz Helena Alba*
José Ledesman Díaz**

Tras la aprobación del decreto No. 1000-0853 del 8 de agosto de 2016 “por medio del cual se convoca al pueblo del municipio de Ibagué, departamento del Tolima a una consulta popular”, el burgomaestre de los ibaguereños, Guillermo Alfonso Jaramillo, convocó a la ciudadanía a participar el domingo 2 de octubre en las votaciones para la consulta popular en Ibagué, que pretende por primera vez en una capital del país realizar una acción democrática en la que el pueblo pueda manifestarse respecto a aquellos aspectos que les afecta directa e indirectamente, en lo que se refiere a la exploración y explotación minera.


En este documento el mandatario solicita a la Registraría Nacional del Estado Civil la decisión adoptada, para que esta adelante los trámites pertinentes para llevar a cabo la votación de la Consulta Popular. La pregunta que responderán los ibaguereños en la jornada de votación, cuyo texto está ajustado a la constitución y la ley y, es materialmente constitucional, según acto administrativo del 28 de julio de 2016, del Tribunal Administrativo del Tolima, será la siguiente:¿Está usted de acuerdo si o no que en el Municipio de Ibagué se ejecuten proyectos y actividades mineras que impliquen contaminación del suelo, pérdida o contaminación de las aguas o afectación de la vocación agropecuaria y turística del municipio?

Por su parte los promotores de la consulta popular registraron el Comité Promotor del NO ante la Registraría Nacional del Estado Civil, representantes de diferentes sectores sociales y políticos se sumaron a esta iniciativa ciudadana por agua, vida y soberanía. En el país han tenido lugar dos consultas populares en las que las comunidades votaron NO a la minería en sus territorios. La primera, realizada en Piedras, Tolima en Julio de 2013, donde sus habitantes se pronunciaron en contra de la llegada de AngloGold Ashanti al municipio y la segunda en Tauramena, Casanare, el 15 de diciembre de 2013, donde la mayoría de los habitantes votaron en contra de las actividades sísmicas en siete veredas de su jurisdicción.

¿Qué es una consulta popular?

La consulta popular es un mecanismo de participación constitucional amparado en la ley 136 de 1994:

“Artículo  33º.- Usos del suelo. Cuando el desarrollo de proyectos de naturaleza turística, minera o de otro tipo, amenace con crear un cambio significativo en el uso del suelo, que dé lugar a una transformación en las actividades tradicionales de un municipio, se deberá realizar una consulta popular de conformidad con la Ley. La responsabilidad de estas consultas estará a cargo del respectivo municipio. Ver Artículo 30 y ss Ley 388 de 1997

Parágrafo.- En todo caso, las decisiones sobre el uso del suelo deben ser aprobadas por el Concejo Municipal. Ver fallo Consejo de Estado 5504 de 2000"

Según Renzo García, miembro del Comité Ambiental en Defensa de la Vida, la consulta popular en Ibagué hace parte de una gran estrategia de defensa ambiental de varios sectores, que están convencidos de hay que parar el ecocidio que generan los proyectos mineros contaminantes contra los recursos hídricos, la biodiversidad y los derechos de las comunidades.

El alcalde Guillermo Alfonso Jaramillo afirma que la autonomía de los pueblos no puede ser reducida, hay que recuperar como dice en la constitución el derecho de los pueblos de decidir sobre su territorio. Afirma que por encima de las amenazas y las presiones contra la consulta, está la defensa de los derechos de los pueblos y especialmente su autonomía, por eso lo eligieron los ibaguereños y a ellos es a quién va a responder. “Ibagué en este momento es un blanco directo para la explotación de la minería a cielo abierto y eso es lo que nosotros no queremos, de las 23 mil hectáreas que tiene la meseta de Ibagué, solo 9 mil están siendo cultivadas porque no hay suficiente agua, la minería atenta aún más contra dichos recursos y afecta el potencial productivo. Nos preocupan proyectos mineros como la banda transportadora que llevaría el material de lixiviación de La Colosa al sector del Totumo, dónde se harían las pilas para lavar el material con cianuro”, puntualiza el alcalde quién planea trabajar arduamente con su equipo de trabajo, jornadas extra laborales y fines de semana, de ser necesario, para informar e invitar a los ibaguereños a votar este 2 de octubre.

¿Por qué hacer una consulta popular en Ibagué?

99 títulos mineros en Ibagué 

De acuerdo con la Agencia Nacional minera, con fecha de corte del 16 de marzo de 2016, en Ibagué hay actualmente 99 títulos mineros concesionados, lo que corresponde a 42 mil hectáreas del municipio, esto es el 30% de la extensión total de Ibagué que tiene 143mil hectáreas. Además de 44 solicitudes mineras que abarcan alrededor de 33mil hectáreas del territorio del municipio, un 23% de la extensión total de Ibagué. Es decir entre los títulos mineros que están vigentes y los solicitados hay un 53% del área total del municipio de Ibagué.

Empresas propietarias de títulos

De estos 99 títulos mineros otorgados, 27 títulos son propiedad de Anglogold Ashanti con un área de  31354,17312 (73.4%), 1 título es de Continental Gold Ltd con un área de  4223,299467 (9.9%) y 3 títulos son de propiedad de Negocios Mineros S.A con un área de 2752,352345 (6.4%) y 68 títulos son propiedad de otras empresas con un área de  4381,689988 (10.3%).

Títulos en la cuenca del Combeima 

Dichas titulaciones mineras afectan las fuentes hídricas del municipio, en la cuenca del rio Combeima hay 39 títulos aprobados que abarcan 7.590 hectáreas que representan el 30% de la extensión de la cuenca, “lo preocupante es que esa cuenca es la principal fuente de abastecimiento de agua potable, que surte a más del 80% de la población que habitamos el casco urbano del municipio de Ibagué.” Explica Jorge Mario Vera, magister en Planificación y Manejo Ambiental de Cuencas Hidrográficas.

De acuerdo a esto se verían afectadas las bocatomas para el abastecimiento de agua en IbaguéEl tema clave es que Ibagué tiene 33 acueductos de los que se abastece el municipio, de esos 32 son acueductos comunitarios y el otro es el acueducto principal que es administrado por el Ibal y que abastece el 80% de la población del casco urbano del municipio; ese acueducto tiene 2 bocatomas una ubicada en la vereda Cay y la otra ubicada entre las veredas de Pastales y Villa Restrepo. De la bocatoma que se encuentra en la vereda Cay se captan entre 500 - 600 litros de agua por segundo y se encuentra en un área que ya se encuentra titulada a la empresa AngloGold Ashanti Colombia S.A. y la otra bocatoma que capta entre 1000 - 2000 litros por segundo, dependiendo la época del año, está en una zona de solicitud minera, es decir una zona que está en estudio para potencial exploración, para convertirse en título minero para explotación de oro, puntualiza Jorge Mario Vera.

Títulos en páramos

Ibagué tiene el 4.84% del área total de las zonas de páramo en el departamento del Tolima. En la  zona de páramo del municipio que tiene un área total de 17mil hectáreas, se registran 10 títulos otorgados con un área de 5.297.2 ha, es decir 30.4% del área total de páramos.

Títulos en el Machín

En el domo del volcán Machín que abarca un área total de 431.2 ha, se registran 1 título minero otorgado con un área de 160.5 ha, es decir el 37.2% del domo del Machín, y 2 títulos mineros solicitados con un área de 269.7 ha, es decir 62.8% del área total del domo.

Posible lixiviación de materiales de la Colosa en territorio Ibaguereño

Otra preocupación de los ibaguereños es que desde el 2006 la cuestionada multinacional AngloGold Ashanti, empezó a buscar áreas donde desarrollar el proceso de lixiviación que implica la construcción de las piscinas de cianuración, en las que toman la roca, la muelen hasta convertirla en polvo y la lavan con agua con cianuro de sodio para extraer el oro y otro iones metálicos que puedan haber allí y luego construir diques para contener el 98% del total de la roca que queda en el fondo de la piscina, esa roca al estar en contacto con el oxígeno empieza un proceso de oxidación de sustancias químicas que producen una cosa que se llama técnicamente el drenaje ácido de mina, que es una cantidad de coctel tóxico para las que necesitan construir diques y almacenar allí durante mucho tiempo el material que económicamente no es útil para la empresa, afirma Jorge Mario Vera.

Estas actividades se les dificultan en la misma zona de explotación a causa de la topografía de Cajamarca que es bastante montañosa, por lo que la multinacional había localizado al municipio de Piedras - Tolima como una de las opciones dónde realizar este proceso, pero a causa de la consulta popular del 28 julio de 2013 en la que el 90% de los habitantes de piedras votaron NO a la minería, la multinacional ha tenido que buscar otros lugares dónde desarrollar el proceso y estarían pensando en la ciudad de Ibagué, dónde ubicaron 2 puntos potenciales: en la zona del Totumo y en el Cañón del Combeima, zonas que cuentan con la demanda de agua y la topografía necesaria para las piscinas lixiviación y los diques, explica Jorge Mario Vera.

En el año 2013 AngloGold Ashanti expresó ante el Concejo de Ibagué que para el desarrollo del proyecto minero requerían 197 hectáreas de Ibagué, 626 en Cajamarca y 840 en Piedras. Frente a la negación del municipio de Piedras de entregar a la multinacional su territorio, Anglogold deberá revertir su estrategia de expansión e Ibagué sería su opción más cercana tanto por ubicación geográfica como por oferta hídrica de sus cuencas.

La consulta popular no atenta contra los pequeños mineros del municipio

En caso de resultar ganadora la consulta popular y los ibaguereños voten NO a la minería contaminante, esta decisión no significa que toda la actividad minera quede prohibida en el municipio, la consulta pretende decidir sobre aquella minería de gran escala que compromete la contaminación de tierras y recursos hídricos para su ejecución no para pequeños y medianos mineros que realizan la extracción sin realizar daño ambiental.

“No es cierto que cuando se hacen procesos como la consulta popular se esté atacando al pequeño minero. Se habla con preocupación de la minería extensiva e intensiva de materiales metálicos que son para los que están dadas las mayores hectáreas de tierra en extensión. Ya que de los 99 títulos mineros, 92 tienen que ver la actividad minera de metales pesados (oro, cobre, zinc, plata, platino, manganeso, entre otros). Solo el 8% está destinado para explotación minería de material de arrastre (arena, material de recebo, material de uso y construcción, entre otros)” explica Jorge Mario Vera.

Porque que votar NO el domingo 2 de octubre

Para Renzo García, votar NO en la consulta popular significa defender el agua, defender la vida, el derecho a un ambiente sano y la democracia, es no permitir que el gobierno nacional siga imponiendo una dictadura minera y permita darles un futuro sostenible a nuestros hijos.

Para Jorge Mario Vera es una decisión que implica trasformaciones territoriales sustanciales válidas desde la constitución de 1991 para defender la soberanía del pueblo colombiano de vocación productiva agraria y representa un referente de gestión con el que abordar los conflictos generados por la minería, que hasta el momento no hacen parte de las negociaciones de paz en la Habana en las que no se ha tocado de fondo el modelo de desarrollo y extractivismo minero energético y los impactos y conflictos que están generando los proyectos mineros en el país.

Los ibaguereños deben ejercer su derecho a decidir sobre la protección de sus recursos hídricos, reglamentar la entrega de títulos entregados irresponsablemente en zonas estratégicas y ampliar los mecanismos de participación, sociales y democráticos que les permita decidir sobre su territorio, desde las 8 de la mañana del 2 de octubre de 2016 las urnas estarán dispuestas para tal fin, en los habituales puntos de votación.

------------------

(*) Comunicadora Social – Periodista e investigadora de la Revista El Salmón
(**) Historiador, Espantapájaros y Editor Revista El Salmón