viernes, agosto 19, 2016

Se cumplen tres días del paro cívico convocado en protesta por la falta de atención gubernamental


El corresponsal de teleSUR en Colombia, Milton Henao, informó este viernes que el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), continuó reprimiendo la noche del jueves a los habitantes del Chocó, específicamente a los Quibdó, que se mantienen en paro indefinido hace tres días.
 
El reportero detalló que algunas personas denunciaron que durante su movilización pacífica por las principales calles de Quibdó fueron sorprendidos por agentes de la Esmad. 

Sostuvo que esta ha sido la única respuesta por parte del Gobierno a la eventual crisis de los choanos y señaló que este viernes viajó hasta el departamento una comisión encabezada por Guillermo Rivera, quien funge como ministro de Interior encargado, para buscar una salida al conflicto.

"Los manifestantes han exigido una comisión de alto nivel y la presencia del presidente de la nación, Juan Manuel Santos, pues dicen que sus reclamos no tienen porque ser atendidos por este tipo de funcionarios que no tiene poder de decisión", detalló Henao. 

Los acercamientos hasta la fecha no han arrojado el resultado esperado y los protestantes insisten en que se mantendrán de paro hasta que no consigan soluciones de fondo o estructurales y no "pañitos de agua tibia". 

En tanto, la crisis humanitaria continúa en el Chocó y los ciudadanos han precisado que continuarán movilizándose en exigencia de una respuesta a sus demandas.

Datos publicados por la web de El Colombiano indican que al menos dos mil personas marcharon este jueves en el departamento, que mantuvo el cese de actividades en al menos 90 por ciento del territorio.

Henao también destacó que no existe un acuerdo aún entre el Estado y los chocoanos. 

En contexto 

El departamento de Chocó en Colombia inició en la madrugada de este miércoles un paro cívico para denunciar el "abandono total" en el que el Estado ha sumergido a esta región.

Es la sexta vez que este Departamento va a paro cívico para exigir mejoras sociales en su territorio, en todos ellos siempre hacen las mismas peticiones.

La sociedad civil reclama: la construcción y el mejoramiento de las vías, una mayor intercomunicación con el interior del país, mejores condiciones para los servicios de salud, educación, acceso al agua potable, reparación y construcción del alcantarillado, interconexión eléctrica y medidas que permitan reducir los elevados índices de pobreza, indigencia, desnutrición, mortalidad y desempleo en esta región.