lunes, agosto 08, 2016

Según las encuestas, el 50 por ciento de los colombianos se opondría en el plebiscito: Crece el “No” al acuerdo con las FARC


El “No” se impondría en el plebiscito para refrendar el acuerdo de paz entre el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y la guerrilla de las FARC, con el que se busca poner fin a medio siglo de conflicto armado, reveló una encuesta publicada este domingo.
 
Según el sondeo solo el 39 por ciento de los colombianos votaría por el “Sí” en el plebiscito, mientras que el 50 por ciento lo haría por el “No”, en un claro retroceso de la tendencia mostrada en julio, cuando el “Sí” obtenía el 56 por ciento, mientras el “No” llegaba a 39 por ciento.

La encuesta, realizada por la firma de Ipsos para varios medios colombianos, mostró un fuerte pesimismo de los colombianos frente al proceso de paz, la gestión del gobierno y los temas coyunturales.

El 63 por ciento de los consultados se mostró pesimista en cuanto a la posibilidad de que los diálogos de paz lleguen a un acuerdo definitivo y solo el 35 por ciento piensa que tendrán un final positivo, mientras 59 por ciento de los consultados aseguró que saldrá a votar y el 41 por ciento sostuvo que no participará. Solo el 35 por ciento de los colombianos cree que la paz va por buen camino, mientras el respaldo a los dos últimos años de gestión del presidente Santos se ubicó en el 23 por ciento.

La Corte Constitucional, que el 18 de julio avaló el plebiscito para que los colombianos refrenden el acuerdo de paz, dijo que éste sólo será válido si los votos favorables alcanzan al menos el 13 por ciento del censo electoral (unos 4,5 millones), un porcentaje propuesto por el gobierno y ratificado por el Congreso.

El 75 por ciento de los consultados se mostró en contra de la posibilidad de que los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) puedan participar en política una vez se desmovilicen y el 88 por ciento considera que deben pagar por sus crímenes en las cárceles.

El viernes la mesa de negociación entre el gobierno y las FARC anunció por su lado un protocolo que reglamenta un próximo cese al fuego bilateral, lo que acerca la fecha para la firma de un acuerdo definitivo para poner fin a más de cinco décadas de conflicto.