jueves, septiembre 22, 2016

Colombia: Las FARC-EP están buscando un nuevo nombre para convertirse en partido político



Los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), decididos a entregar las armas y convertirse en un movimiento político, buscan un nuevo nombre para su organización.

“Todavía no hemos definido el nombre. Estamos escuchando propuestas de todos los frentes. Dirigimos la mirada hacia el futuro sobre cómo vamos a funcionar en adelante”, declaró el domingo el jefe de la delegación negociadora de las FARC en los diálogos de paz, Iván Márquez.

Decenas de representantes de las FARC que han participado en la décima y última conferencia nacional de la guerrilla, iniciada desde el sábado en los Llanos del Yarí (en sureste del país), han analizado las 30 tesis relacionadas con el acuerdo de paz pactado con el Gobierno colombiano.

Al respecto, Márquez aseguró que lo pactado con el Gobierno de Bogotá ha tenido una buena acogida por parte de todos los guerrilleros y el grupo está avanzando en su paso hacia una organización legal.

“Estamos marchando por ese rumbo y puedo anticiparles que hasta ahora lo que hemos escuchado es de total apoyo a lo que hemos convenido”, dijo.

Asimismo, Márquez agradeció al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, por la liberación temporal de 24 miembros encarcelados de las FARC para que pudieran participar en la citada conferencia.

“Tengo que reconocer en esta posibilidad de encuentro con los prisioneros que menciono, un gesto de confianza y buena voluntad del Gobierno del presidente Santos. Esto está funcionando”, aseveró el representante de las FARC.

El Gobierno colombiano y las FARC lograron el 24 de agosto en La Habana, capital de Cuba, un acuerdo que pone fin a más de medio siglo de confrontación. Este será firmado en un acto solemne el próximo 26 de septiembre en Cartagena de Indias. Posteriormente, será sometido a consulta popular en un plebiscito que se celebrará el 2 de octubre.

Las últimas encuestas indican que el 71 por ciento de los colombianos aprobaría el acuerdo alcanzado en las negociaciones de La Habana, mientras que menos del 21 por ciento lo rechazaría.