lunes, septiembre 26, 2016

En Cartagena júbilo por la firma de la paz, en Planadas, Tolima, pánico por las amenazas



|Por Nelson Lombana Silva|

Las paradojas en el país de Macondo. Mientras en la heroica Cartagena de Indias miles de colombianos y colombianas, apretujados y apretujadas, vibraban de alegría por la firma del acuerdo de paz entre las Farc – Ep y el Gobierno Nacional de Juan Manuel Santos Calderón, en el municipio de Planadas (Tolima), a miles de kilómetros, las comunidades, especialmente los presidentes de juntas de acción comunal de los corregimientos de Bilbao y Gaitania despertaban horrorizados por las amenazas de las autodefensas unidas de Colombia (AUC), quienes con voces altisonantes amenazan de muerte y extorsión, ordenan que nadie debe salir a votar el plebiscito programado para el 2 de octubre.

Los plandunos no tuvieron sosiego para disfrutar, como bien se lo merecen, semejante acontecimiento de resonancia nacional e internacional, máxime cuando fue en este territorio, ubicado al sur del Tolima, donde comenzó la resistencia popular de 48 campesinos liderados por el inolvidable comandante Manuel Marulanda Vélez contra la arremetida brutal de la oligarquía colombiana y los Estados Unidos con el plan Latín América Security Operation de 1964, surgiendo así las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (Farc – Ep) como respuesta militar y política a semejante y desproporcionada agresión.

La afirmación la hizo el mismo alcalde de esta localidad, José Funor Dusan en Ibagué, regresándose ayer mismo para colocarse al frente de esta deplorable situación de terror, en medio de la más espectacular militarización. El mismo mandatario dijo que allí hay un batallón completo más los agentes de policía, más seguramente cualquier cantidad de agentes secretos. 

En exclusiva para la página web el mandatario municipal contestó algunos interrogantes antes de abordar el vehículo que lo llevaba de regreso inmediatamente a su terruño. A la pregunta, ¿Qué está pasando ahora en Planadas, el mandatario contestó: “Muy preocupado, hace contados minutos, me llama muy asustado el promotor de juntas de acción comunal, el amigo Leopoldo Basto, diciéndome que la mayoría de presidentes del sector de Bilbao y algunos del sector de Gaitania, reciben una cantidad de amenazas que de parte de las AUC por medios telefónicos, a unos les piden plata, a todos los amenazan, los amedrantan, todos están muy asustados, están saliendo de su territorio”.

Agregó: Eso es muy preocupante para mí, de donde ha sido un territorio tan golpeado por la guerra, mamados que nos amenacen, mamados que nos lleven donde no queremos ir, mamados que nos pidan lo que no tenemos y ahoritica que se está haciendo un proceso de paz, de reconciliación, de perdón y olvido, vuelve y empezamos. Esto es muy complicado, esto es preocupante. No me queda otra opción sino desplazarme de una vez al territorio a ver qué es lo que está pasando y dejarle esto en manos de Dios y Dios quiera que todo salga bien”.

Preguntamos: Pero, ¿Luego esta zona no está fuertemente militarizada? El burgomaestre, contestó: “Pues sí. Eso es preocupante. Allá, está todo el batallón número 8. Por eso es importante llegar de una vez a un consejo de seguridad extraordinario, a ver qué es lo que está pasando, que empecemos a rastrear estas llamadas, quienes son estos delincuentes que quieren dañar la paz, la armonía y la convivencia de los planadunos, porque creo que estamos mamados de eso y todos unidos no vamos a permitir que eso siga pasando allí, ni mucho menos que grupos al margen de la ley, tanto de un sector de izquierda o derecha, se sigan desarrollando en este territorio”.

Sobre las medidas inmediatas, anotó el funcionario público: “Bueno, consejos de seguridad, todos en conjunto y aquí informándole a nivel departamental al doctor Oscar Barreto para que entre todos se tomen las medidas pertinentes al caso”, subrayó.

El mandatario dijo que a pesar de todos estos contratiempos hay un ambiente para salir a votar el plebiscito el 2 de octubre: “Con la voluntad de Dios todos muy temprano vamos a salir al Sí, se están haciendo campañas, publicidad, de una u otra forma, acompañamiento, le estamos jugando al Sí por el sector de Gaitania, le estamos jugando al Sí por el sector de Planadas, le estamos jugando al Sí por el sector de Bilbao, mañana (hoy) hay un evento grande por la paz, evento articulado con el gobierno departamental y también con el ejército, convocando al pueblo para que todos le digamos al Sí, porque estamos mamados, mamados de que no haya inversiones futuras en el territorio, estamos mamados de que nos obliguen a hacer los grupos al margen de la ley lo que no queremos realizar. Esto es desgastante”.

El alcalde, demandó apoyo del gobierno nacional para el desarrollo de la juventud: “Hay jóvenes que quieren salir adelante. Le pido al gobierno nacional, por favor, necesitamos en el sur del Tolima, especialmente Planadas, óigame bien: Que los jóvenes se queden en el territorio, que los jóvenes continúen allí produciendo, que los jóvenes sigan luchando para que sigan teniendo a Planadas como el número uno en producción de café. Para ello necesitamos ciencia y tecnología, necesitamos una ciudadela de tecnología y carreras afines al campo. Los jóvenes que se vienen a estudiar a Ibagué, se quedan aquí y no vuelven. Hay una granja, donde ha sido un internado olvidado, necesitamos que el gobierno nacional nos de los recursos y empiece a trabajar allí, para que se convierta en universidad del planaduno y del campesino”.

Indignado rechazó una vez más la cascada de amenazas: “No hay cosa más dura que ser amenazado, no hay cosa más dura que lo obliguen a hacer lo que uno no quiere. Eso es lo que presumo. Me han llamado el 80 por ciento de los presidentes de Bilbao para decirme que los están amenazando y pidiéndoles plata y obligándolos a que no salgan a votar. Eso no lo vamos a permitir. El gobierno nacional debe entender eso y estar presto a combatir a estos bandidos. Sale la guerrilla y ahora dizque entran los paramilitares. Salgo para el sur a poner el pecho. Las amenazas siempre han llegado por teléfono”, anotó el mandatario José Funor Dusan.