viernes, septiembre 16, 2016

La X Conferencia de las FARC–EP es una iniciativa de paz



Delegados de los diferentes bloques de las FARC – EP han llegado al Yarí para la X Conferencia que se celebrará del 17 al 23 de septiembre, siendo ésta es la máxima instancia democrática de dicha organización. Así mismo han arribado paulatinamente los miembros del Secretariado y el Estado Mayor Central de la guerrilla.

Sus miembros han avanzado hace unos meses en la discusión desde cada frente y bloque. De esta manera se llegará a dicha instancia con los debates ya adelantados con sus bases.

En un video divulgado por NC Noticias, Timoleón Jiménez, máximo comandante de la FARC–EP, manifestó su expectativa frente a esta conferencia donde se discutirán y aprobarán los acuerdos realizados en La Habana y se definirá el rumbo que tomará la insurgencia como organización política abierta. Este hecho es trascendental, puesto que las anteriores conferencias se habían centrado en las proyecciones de planes para la guerra.

Según el Comandante Pastor Alape de las FARC – EP, la X Conferencia articula “procesos e iniciativas hacia la paz, hacia la profundización de la democracia en Colombia”. Este escenario será el lugar donde se podrá discutir y disipar dudas sobre los acuerdos realizados. Además se espera un apoyo total a los diálogos, hecho que ya ha sido manifestado por la guerrillerada.

Iván Márquez también expresó que la paz es de todos y se debe sacar adelante este esfuerzo, construyendo los caminos para hacerlo realidad; “La firma del acuerdo final no es la paz, no es el punto de llegada, es un punto de partida y a partir de allí todos los colombianos mancomunadamente tenemos que buscar el cambio, la trasformación”. Así las cosas, en la X Conferencia se trazarán los estatutos y normatividades para la realización de la lucha democrática por la construcción de un país más incluyente y justo.

En los campamentos guerrilleros se han venido discutiendo los acuerdos, por tanto se ha desplegado estrategias de una pedagogía para la paz y la reconciliación. Hoy los guerrilleros sueñan con una Colombia más justa e incluyente donde puedan realizar sus sueños y también luchar desde los ambientes democráticos por una nueva Colombia, en la construcción de paz que sea sinónimo de justicia social.