lunes, septiembre 26, 2016

Timochenko: En nombre de las FARC-EP ofrezco perdón a todas las víctimas del conflicto



El máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), Rodrigo Londoño, conocido como Timoleón Jiménez Timochenko, aseguró que tras la firma del acuerdo de paz con el Gobierno de Juan Manuel Santos, nadie debe dudar del compromiso de dejar las armas para avanzar hacia la lucha legal y la expansión de la democracia.

Es momento de poner a andar una nueva era de reconstrucción y de paz, afirmóTimochenko desde Cartagena de Indias, donde este lunes se realizó la ceremonia oficial de firma del acuerdo de paz logrado en La Habana, Cuba.

Asimismo, con una voz entrecortada, el líder insurgente pidió “sinceramente perdón a todas las víctimas por todo el dolor que hayamos podido causar en esta guerra”.

Por otro lado, el líder de las FARC-EP enfatizó que este acuerdo de paz no significa que el socialismo se comienza a reconciliar con el capitalismo. Al contrario, apuntó que sus miembros no han renunciado a sus ideas y que, por medio de la política, irán denunciando la injusticia y la desigualdad.

Aseguró que donde plante sus pies un miembro de las FARC-EP habrá un hombre dispuesto a dialogar, un hombre sencillo, humilde, dispuesto a trabajar por un nuevo país de modo pacífico.

Timochenko reconoció la labor del presidente Juan Manuel Santos para los diálogos de paz y lo calificó como “un valeroso interlocutor capaz de sortear con entereza las presiones y provocaciones de sectores belicistas”.

Para el líder del grupo insurgente, es necesario que el Estado colombiano se comprometa a proscribir la violencia y la persecución contra el opositor político, pero además acabar con la desigualdad social, para que ni haya más niños muertos de hambre en La Guajira ni en Chocó. Mencionó también como primordial la reforma agraria.

Durante el acto oficial de firma se rindió tributo a los ocho millones de víctimas del conflicto social armado con un minuto de silencio. Asimismo, se realizaron actividades culturales como cantos para pedir justicia y no repetición de los actos de violencia.

Al respecto, el secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, aseguró en su discurso que el mundo estudia la paz en Colombia para ponerla en práctica en otros conflictos.