viernes, octubre 14, 2016

“Autonomía regional y defensa ambiental”: Guillermo Alfonso Jaramillo



|Por Nelson Lombana Silva|

Con los variados actos culturales y políticos se desarrolla el cumpleaños número 466 la ciudad de Ibagué (Tolima). La celebración irá hasta el lunes 17, ha indicado el mandatario de esta ciudad, médico Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez.

La celebración comenzó ayer, muy temprano, con una alborada en las comunas a pesar de la pertinaz lluvia que se prolongó hasta después de las ocho de la mañana.

Las principales avenidas y la plaza Simón Bolívar fueron adornadas con bombas color rojo en forma de corazón, música y alegría. Después de la misa celebrada en la catedral, los actos protocolarios se llevaron a cabo en frente del palacio municipal, en la plaza de Bolívar, con la presencia de personalidades, entre ellas, una decena de constituyentes de 1991, quienes más tarde realizaron una sesión solemne en la cámara de comercio. Además, el ex vicepresidente de Colombia Angelino Garzón; senadores de la República, artistas, deportistas y cultores. 

En horas de la noche se realizó el concierto en el estadio Manuel Murillo Toro, lo mismo que juegos pirotécnicos. Hoy y mañana se desarrolla la feria exposición. Todo indica que el holgorio se llevará a cabo hasta el lunes bien entrada la noche.

Realmente es una celebración bastante modesta. Sencilla. Austera. Pero bastante entusiasta y alegre con mucha música y entretenimiento para propios y extraños.

Autonomía regional y defensa ambiental

En la apertura del certamen el mandatario municipal habló duro sobre la necesidad de la autonomía regional, iniciativa contemplada en la constitución de 1991, pero no desarrollada debidamente, según indicó.

“Algo que queremos desde las regiones promover: La autonomía regional. Algo que desafortunadamente ustedes plantearon, pero que no se logró desarrollar adecuadamente, tardaron casi 25 años para desarrollar lo que fue la ley de ordenamiento territorial, muy débil. Un saludo más a la bandera que cualquier otra cosa”, dijo.

Agregó: “Ustedes plantearon la posibilidad de que las regiones tuvieran autonomía en su artículo primero, la posibilidad de una Colombia con autonomía de sus regiones. Eso es lo que desafortunadamente no ha pasado, hay una centralización y esa centralización asfixia y agobia a estos territorios”.
  
Subrayó: “Algunas de las cosas importantes que vamos a tener que dilucidar en el futuro, es la necesidad de que los colombianos no hemos llegado a un acuerdo para consolidar la paz y estamos divididos entre el sí y entre el no, qué posibilidades claras podemos nosotros llegar a tener para que entonces ya no se la dirigencia, no terminemos en lo que fue el plebiscito del año 57, en donde las grandes élites se reunieron y decidieron pero dejaron por fuera las regiones, dejaron por fuera a lo que en algún momento denominó Jorge Eliécer Gaitán: El país nacional”.

“A raíz de esta situación nos va a tocar participar mucho más, como lo están haciendo estas grandes marchas y muy seguramente entonces, se comienza a presentar algo que de pronto no teníamos muy en mente de pensar nuevamente en una Asamblea Nacional Constituyente, como la que ustedes desarrollaron en 1991”.

En relación con la lucha ambiental, el mandatario de los ibaguereños, señaló: “Nuestra lucha por una consulta popular que decida qué clase de modelo de desarrollo queremos. Desafortunadamente, el Consejo de Estado nos ha frenado la consulta popular para el 30 de octubre, pero vamos a seguir insistiendo. Aspiramos a que sea el pueblo de Ibagué el que decida cuál es el modelo de desarrollo que desea para esta ciudad”.

“Un modelo de megaminería, modelo extractivo de megaminería a cielo abierto contaminante o la posibilidad de preservar este territorio para todas las generaciones futuras para ordenar el territorio sobre el agua, preservarla, darle la posibilidad de salud a todos nosotros y la posibilidad de seguir siendo productivo”.

“Por eso, nuestra propuesta es Ibagué como una ciudad verde, como una ciudad saludable, como una ciudad incluyente, productiva y en paz”.

“Por esa razón, vamos a seguir insistiendo sobre de que sea el pueblo el que decida. Hoy la Corte Constitucional, a través de todas estas luchas, ha sido clara y enfática: Primero, de que las consultas validan la participación ciudadana y que la ley 134 de 1994 y la ley 136 de 1994, estipulan claramente que antes proyectos de índole minera o turística que atente contra la vocación, en este caso agrícola y turística de Ibagué, los mandatarios tienen la obligación de hacer una consulta popular”.

“Además, los artículos 311 que dejaron los constituyentes del 91 y el 313 que dejaron, estipulan claramente que sobre el suelo decide el territorio. La Corte ha ido más allá: Ha dicho que el Estado no solamente es el virreinato de Bogotá, sino que el Estado también es el departamento y el municipio, y por tal razón, nosotros también decidimos sobre el subsuelo y nadie puede decir sobre nosotros”.

“Además, no estamos prevaricando como decía la Procuraduría. Monseñor Ordóñez nos mandó a la Procuraduría para decirnos que estábamos cometiendo prevaricato, que nos iban a judicializar, que nos iban a destituir, solamente por cumplir con la Constitución y la ley. Hoy, la Corte Constitucional ha dicho con claridad que tenemos derecho: Concejales, Alcaldes, de legislar en favor de qué clase de explotación queremos en el suelo, cómo queremos preservar esta meseta para que quede permanentemente irrigada y sea productiva, cómo queremos estos cerros tutelares para que nos protejan, cómo queremos que nuestra agua sea pura y limpia, saludable. Por eso, vamos a seguir insistiendo y al mismo tiempo tener entonces la posibilidad de permitirle a la comunidad que decida, por encima de las presiones de las multinacionales que compran mandatarios, compran concejales, compran medios de comunicación, pretenden a través de los recursos y del dinero, de explotaciones en Sudáfrica, en Ghana, en donde inclusive han tenido grupos paramilitares y en donde han dejado desastres permanentes como se ha venido denunciando a Anglo Gold Ashanti. Nosotros no vamos a dejar pasar eso en nuestro terruño y por eso seguiremos trabajando para buscar que Ibagué siga siendo lo que nuestros antepasados nos dieron y que nosotros podamos entregarle a nuestros hijos mañana, lo que ellos se merecen: Un medio ambiente que les permita a ellos subsistir por toda la eternidad”.

Son apartes de la intervención del alcalde, médico Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, ratificando su compromiso con la defensa del medio ambiente ante la arremetida virulenta de las multinacionales y transnacionales con el aval del gobierno nacional a través de su mezquina política de la locomotora minero – energética. Hay contundencia y decisión en sus palabras, lo mismo en las acciones que viene tomando sobre el particular. ¡Qué mejor regalo de cumpleaños para esta ciudad de los Ocobos, Cámbulos, Gualandayes y Almendros, anuncios de esta envergadura!