lunes, octubre 31, 2016

Democracia de calle en Halloween



|Por Manuel Humberto Restrepo Domínguez|

Suena a chiste de mal gusto, cosas como que el vicepresidente de la Republica de Colombia, coequipero del Presidente de la misma Res-Publica y que tiene el encargo político de gastarse el dinero de los impuestos y los empréstitos en la infraestructura por mandato del presidente, este invitando a la gente a tomarse las calles para protestar contra la onerosa reforma tributaria. 


Y que lo justifique en que va a defender a los vivienditas (que viene convirtiendo en la base de su clientela, porque no le importa la gente, si no los votos de “esa gente”). Seguramente no se ha enterado que la reforma tributaria fue presentada al Congreso por el mismo gobierno del que él hace parte como vice. Si esto es así, entonces a los sectores populares en sus luchas diarias de resistencia contra el modelo ideológico, el autoritarismo, la injusticia, el despojo y la muerte provocada justamente desde el establecimiento que el vice representa, les queda entonces la opción protestar adentro mismo de los escaparates de la democracia, que ya poco tienen de recintos, como el Congreso o el Palacio.

Resulta extraño que el vicepresidente, coequipero del presidente, haya dicho que en el plebiscito apoyaba el sí, pero que le parecía hubiera mejor No para hacer ajustes y que bueno, además en las regiones donde controla poder aparte de subir la abstención llovió. ¿Qué democracia es esa, donde el vicepresidente no se entera de lo que piensa, dice, hace y manda el presidente?, ninguna, salvo que sea la de Honduras o Paraguay donde los vicepresidentes le hicieron el cajón a sus presidentes para alcanzar el poder jalonados por los amos del norte y sus cortes mediáticas.

¿Qué es eso de que el vicepresidente llama a la gente a manifestarse en las calles, a tomárselas para impedir que se apruebe la reforma tributaria que presentó su presidente como proyecto de ley?. ¿Qué es esto dirían los señores importantes de la Conferencia Iberoamericana, que están en Cartagena, o los insurgentes que están en Quito?, por favor que compre la edición completa de los periódicos o cierren todos los canales de comunicación para que nadie se entere. ¿Qué dirían de esta democracia, en donde a diferencia de país del rey Felipe, aquí se ponen de acuerdo el presidente para decir si y el vice para decir no y además desayunan juntos en medio de las chistosas contradicciones.

¿Y por qué el vicepresidente llama a las calles ahora, si siempre ha condenado la lucha popular en la calle y alentado la persecución a los que se las toman para exigir democracia, derecho a la vida, respeto a los derechos?. Su tío Carlos por protestar en la calle le metió tanques a la Universidad Nacional y su otro tío le metió bombardeos al monte y lo mando fumigar porque allí se escondían los que protestaban, que luego se volvieron farc. Ha cambiado este país. Mire que por ejemplo que Uribe convoca a la desobediencia civil y llama a la gente a tomarse las calles y es un senador de la misma res-publica del vicepresidente, pero a la vez en su régimen ocurrió la mayor cantidad de barbarie posible contra los que protestaban en la calle y su coequipero de entonces Francisco, pariente del presi de ahora, instigo a usar choques eléctricos contra los manifestantes de la calle.

Todo pasa por la calle, esta democracia está en la calle y lo que esta enredado pasa también por de la calle. Creo que es más un chiste de Halloween, que una columna... pero pasa....