jueves, octubre 20, 2016

Desde la Cumbre Mundial de Gobiernos locales de Bogotá hasta la Conferencia HABITAT III de Quito



|Por Cristiano Morsolin|

El evento más grande de talla mundial que se haya organizado en Ecuador, inició este lunes 17 de octubre de 2016 en la Casa de la Cultura Ecuatoriana, parque El Arbolito y exteriores de la Asamblea Nacional de Quito. Ecuador acoge a más de 40.000 asistentes de diversas nacionalidades y procedencias que vienen a dialogar sobre desarrollo urbano sostenible, entre las que se encuentran varios Jefes de Estado y delegaciones diplomáticas.

Primera sesión plenaria

A las 10h00 inició la primera sesión plenaria de la Conferencia Mundial sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible, HABITAT III. A esta sesión inaugural asistieron varios Jefes de Estado y de gobierno del mundo. El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, designó al presidente del Ecuador, Rafael Correa, como presidente de la Conferencia HABITAT III.

El secretario general de la ONU manifestó que “el objetivo de esta Conferencia es crear y desarrollar viviendas inclusivas, seguras y sostenibles para todas las personas del mundo”. Por su lado, Peter Thomson, presidente de la Asamblea General de la ONU, mencionó que “nuestras agendas son para los jóvenes, para sus hijos y para sus nietos”.

Posteriormente intervino Joan Clos, secretario general de HABITAT III, quien agradeció al pueblo de Quito y del Ecuador por acoger a los asistentes a este magno evento. “La urbanización no es un gasto, sino una inversión a futuro; además de generar una amplia gama de empleos para una población creciente a escala global”, recalcó Clos. Clos también señaló que “se debe abordar la urbanización como estrategia de transformación social”. Asimismo dijo que “estamos orgullosos de ser testigos de la culminación de preparación de la Nueva Agenda Urbana, después de 3 años de debate y discusiones juntos”.

La Ministra de Desarrollo Urbano y Vivienda, María de los Ángeles Duarte, felicitó a los vicepresidentes de HABITAT III por su elección y al Relator. Posteriormente continuaron las intervenciones de Jefes de Estado y de delegaciones de varios países de África, Asia, Europa y América, quienes recalcaron la necesidad de adoptar conjuntamente la Nueva Agenda Urbana.

Una declaración conjunta tuvo lugar en la sala de prensa de la sede de HABITAT III a las 13h00 del lunes 17 de octubre. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, agradeció al presidente de la República, Rafael Correa, y al pueblo del Ecuador, por su hospitalidad en este gran evento internacional.

El secretario general dijo que “Ecuador ha apoyado constantemente a la ONU y ha contribuido a la implementación de la Agenda 2030”. También manifestó que “en los próximos 20 años el mundo contará con los líderes para la implementación de esta Agenda”.

Por su lado, el presidente de la República, Rafael Correa, señaló que “el mal desarrollo urbano es uno de los principales problemas de la región latinoamericana”. A lo Correa añadió que “el gran desafío para América Latina es conseguir la autonomía de los gobiernos locales”(1).

Varios eventos paralelos como Habitat 3 Alternativo

Decenas de side, parallel y networking events, así como mesas redondas de alto nivel y diálogos urbanos, se han llevado a cabo en el primer día de la Conferencia HABITAT III como por ejemplo Hábitat 3 Alternativo que se está realizando en FLACSO.

Al respecto, la Coalición Internacional del Hábitat (HIC), red global por los derechos relativos al hábitat y la justicia social, surgió hace 40 años a partir del comité de organizaciones formado para ayudar a organizar y coordinar las aportaciones de las ONGs en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Asentamientos Humanos -HábitatI- en Vancouver en 1976. Desde entonces, HIC ha luchado por la construcción y defensa de asentamientos humanos por, para y con la gente, como se prometió en Vancouver.

20 años más tarde la Agenda Hábitat II afirmó la centralidad de la buena gobernanza y los derechos humanos, particularmente el derecho a una vivienda adecuada, sin olvidar el desarrollo urbano y rural equilibrado, tal como se acordó en Hábitat I.

Ahora, HIC se encuentra en Hábitat III para evaluar los progresos y retrocesos de la "Nueva Agenda Urbana" respecto a los compromisos anteriores y la situación actual; compartir propuestas y estrategias para implementar; dar seguimiento y evaluar la nueva Agenda en base a los derechos humanos y las leyes internacionales existentes; y reclamar una participación significativa de la sociedad civil organizada, paulatinamente excluida del proceso global.

Como ha sido reiteradamente mencionado por Lorena Zárate, Presidenta de HIC: " el verdadero cambio de paradigma es colocar de verdad al ser humano en el centro, promoviendo, respetando y garantizando los derechos humanos para todas-os, y fomentar la participación social en la toma de decisiones y en los procesos de implementación de políticas públicas, fortaleciendo la democracia, la transparencia y la responsabilidad".

40 años después de Vancouver, miembros, amigas-os, aliadas-os de HIC se reúnen el domingo 16 en el Hostal Solera para celebrar la Asamblea General y 40 años de lucha por la justicia social, la equidad de género y la sostenibilidad ambiental, y el trabajo por la defensa, la promoción y la realización de los derechos humanos vinculados a la vivienda y a la tierra, tanto en el campo como en la ciudad.

Con este espíritu, más de 120 miembros, amigas-os y aliadas-os de HIC de diferentes áreas de trabajo - movimientos sociales, académicos, defensores de los derechos humanos, autoridades públicas y ONGs - participarán en múltiples eventos en la Tercera Conferencia de Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Sostenible, Hábitat III, del 17 al 20 de octubre en Quito, Ecuador.

Además HICparticipará activamente en los foros y espacios alternativos, altavoces de las demandas y expectativas de la sociedad civil: los seminarios "Alternativas Urbanas y Sujetos de Transformación" y "Hacia un Hábitat III Alternativo", organizados por FLACSO; el Foro Social de Resistencia a Hábitat III ;y el Foro PUCE hacia Hábitat III (2).

La alcaldesa de Barcelona defiende el papel de las ciudades ante retos globales

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, defendió en Quito el pasado domingo 16 de octubre un mayor protagonismo de los ayuntamientos o alcaldías ante retos globales como la desigualdad, el cambio climático, la innovación y la profundización democrática, pues es en las ciudades donde más se trabaja en estos ámbitos, consideró.

Colau, en una entrevista con Efe en Quito, señaló que hasta ahora la capacidad de decisión sobre estas cuestiones se ha situado básicamente en los Estados, algo "que tenía su razón de ser en el siglo pasado, pero hoy vivimos en un mundo globalizado que funciona en red" y en el que los territorios urbanos adquiere una importancia mayor, dijo.

"Queremos participar con los Estados en la implementación de esta agenda urbana para que no se quede en un papel" y ser sus "aliados naturales" para lograr éxitos al servicio de la ciudadanía, dijo.

Colau participa en la Segunda Asamblea Mundial de Alcaldes, que se celebra en el contexto de los actos de la Conferencia sobre Desarrollo Urbano y Vivienda Habitat III, que se desarrollará del 17 al 20 de octubre.

La responsable del municipio catalán, quien este sábado fue elegida en Bogotá copresidenta de la asociación de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), indicó que los ayuntamientos reclaman un mecanismo para participar en la implementación, el seguimiento y la eventual rectificación de los acuerdos de Habitat III.

La financiación desempeña un papel importante en este sentido, señaló la alcaldesa, quien comentó que en España, los ayuntamientos solo reciben el 13 % de los recursos que se distribuyen entre el Estado, las Comunidades Autónomas y la administración local.

Estas son reivindicaciones en las que trabajan desde hace años organismos como la CGLU, con sede en Barcelona, y otras entidades porque, subrayó Colau, son los municipios los que implementan políticas sobre asuntos como inmigración, lucha contra la contaminación y otras, y han demostrado que son eficientes "en la utilización de los recursos".

Como ejemplo de esta necesaria colaboración recordó que los Gobiernos asumieron en diciembre un compromiso de reducción de emisiones contaminantes en la conferencia del clima de París (COP 21), algo que se tiene que trasladar a las ciudades, donde "producimos lamentablemente el 70 % de las emisiones que hay que reducir", comentó.

Y, para ello, será necesario mejorar el transporte público, pero indicó que el Estado ha reducido de 200 a 98 millones de euros la financiación para el área metropolitana de Barcelona en este capítulo y, sin embargo, el ayuntamiento está obligado a mejorar este servicio "porque nos lo pide la ciudadanía", añadió.

La alcaldesa invitó "de la forma más sincera y constructiva" a los Estados a ser "valientes" y "visionarios" y piensen a largo plazo, porque "el presente es urbano" y el futuro "lo será todavía más".

"No se trata de competir" para "ver quién tiene más competencias o más poder, sino de cooperar".

Sobre la Nueva Agenda Urbana, que se abordará en Habitat III, Colau subrayó la importancia de la lucha contra la desigualdad, el empleo, la inclusión y los derechos sociales, que, en su opinión, deben constituir "políticas prioritarias".
Junto a ello, la necesidad, remarcó, de "hacer de nuestros territorios, territorios saludables" y poner fin a las emisiones "que están condenando el planeta y, por tanto, el futuro de nuestros hijos".

Defendió políticas de movilidad sostenible y de apoyo a las energías renovables que, al mismo tiempo, ofrecen la oportunidad de generar empleo de calidad, así como impulsar en la profundización democrática dando mayor participación al ciudadano.

"Qué lugar mejor que los municipios para innovar" y ejecutar "políticas que hagan que los ciudadanos sean más protagonistas y que puedan confiar más en sus instituciones", apostilló Ada Colau (3).

Alcaldes claman por mayor participación en toma de decisiones en Hábitat III

Alcaldes de todo el mundo clamaron el pasado domingo 16 de octubre ante la ONU por una mayor participación de los cabildos en el proceso de toma de decisiones sobre la Nueva Agenda Urbana, que se discutirá desde mañana lunes en Quito, durante la Conferencia Habitat III.

La X Asamblea Mundial de Alcaldes también urgió por una mayor autonomía de los municipios frente los recursos que los gobiernos nacionales manejan para atender a las ciudades.

Según muchos de los alcaldes, que se reunieron en Quito, en un encuentro previo a Habitat III, un 80 por ciento de la población mundial se concentrará en centros urbanos en los próximos 20 años.

Ese hecho obliga a que la toma de decisiones sobre el futuro de las ciudades se base en las necesidades de los ayuntamientos para atender las necesidades de los ciudadanos.

Incluso el secretario general de la Onu, Ban Ki-moon, alentó a los alcaldes a alzar sus voces y reclamar ese derecho, aunque anotó que Naciones Unidas ha trabajado desde hace unos tres años en la elaboración de la Nueva Agenda Urbana, que marcará el futuro de las ciudades en los próximos veinte años.

Esa Agenda forma parte de una trilogía con la que la comunidad internacional pretende encarar los desafíos del futuro y que también se apoya en los Objetivos de Desarrollo Sustentable y en los compromisos asumidos en la Cumbre de París sobre Cambio Climático, apuntó Ban.

Pero el encuentro de los alcaldes, en un escenario variopinto de posiciones e ideologías, planteó que se incluya a este sector en un debate que tiene como centro al futuro urbano.

El alcalde anfitrión, el quiteño Mauricio Rodas, llamó a sus colegas en Quito a “unificar” las voces para plantear su posición en la Conferencia Habitat III.

La necesidad de avanzar en la construcción de ciudades incluyentes, seguras y resilientes, como proponen los objetivos de desarrollo sustentable, requiere de mayores niveles de autonomía, descentralización y adecuada financiación, agregó Rodas.

Por ello, los alcaldes, en su propuesta a Habitat III, reclaman “A seat at the Global Table” (Un lugar en la mesa global), lo que implica un mayor nivel de representatividad y capacidad de participación en la toma de decisiones sobre el desarrollo sostenible a nivel global.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, abogó por el acceso directo de los gobiernos locales a fondos de financiación, sin necesidad de tener a los Estados como intermediarios.

“No les fallemos; no les podemos fallar” a los ciudadanos, enfatizó la alcaldesa catalana y apostilló que el siglo XXI será el siglo de las ciudades.

Su colega de Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, resaltó la necesidad de financiación directa para las ciudades, sin pasar por el tamiz de los gobiernos centrales o federales.

La alcaldesa de la ciudad rusa de Kyzyl, Dina Oyún, instó a un justo “balance entre desarrollo económico y conservar nuestra ecología; mientras que el de Berlín, Michael Müller, llamó a redoblar el esfuerzo de cooperación entre las ciudades del mundo.

El alcalde de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, aseguró que con un 80 por ciento de la población mundial en ciudades para el año 2050, es necesario garantizar que todos “los ciudadanos tengan acceso al mismo nivel de servicios”.

Carlos Martínez, del ayuntamiento de Soria (España), fue enfático ante sus colegas al afirmar que los alcaldes del mundo “No podemos dejar que nadie se quede atrás” en el desarrollo urbano sustentable, y por ello hizo hincapié en el rol de la planificación y ordenación territorial.

Celestine Ketcha, alcaldesa de Bangante (Camerún), no dudó en afirmar que cualquier agenda de desarrollo debe tener a la mujer como “base y centro”, mientras que su colega de Mannheim (Alemania), Peter Kurz, apuntó que el actual es un mundo “nómada” que requiere políticas urbanas que consideren la movilidad humana.

La alcaldes de la ciudad palestina de Betlehem, Vera Baboun, clamó por la paz y llamó a “construir puentes y no murallas, para asegurar un futuro sostenible” a la humanidad.

El encuentro de alcaldes fue uno de los actos previos a las discusiones de Habitat III, una conferencia que se realiza cada veinte años y que busca establecer las líneas del desarrollo urbano del futuro (4).

Cumbre mundial de alcaldes echa el cierre con la vista puesta en Habitat III

La Quinta Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales de Bogotá concluyó el pasado sábado 16 de octubre tras cuatro días de debates en los que ha pesado mucho la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y con la vista puesta en la Conferencia de la ONU sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible Habitat III.

La última y breve jornada fue también el escenario para que el exregidor de Johannesburgo Parks Tau fuese elegido como presidente de la asociación de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU).

Tau fue elegido en una sesión a puerta cerrada, en la que también fueron escogidos como copresidentes los alcaldes de Quito, Mauricio Rodas; Barcelona, Ada Colau; París, Anne Hidalgo; de Guangzhou, Wen Guohui, y de Konya, Tahir Akyürek.

En ese sentido, Rodas aseguró a Efe que es "un gran honor, en representación de América Latina", ejercer la copresidencia de la CGLU y añadió que el organismo debe afrontar una serie de desafíos.

Entre ellos se cuenta el de "fortalecer el intercambio de experiencias y buenas prácticas entre alcaldes del mundo en materia de políticas de desarrollo urbano sostenible".

Además, consideró que las ciudades deben afrontar el reto de "aplicar de forma adecuada la nueva agenda urbana", en lo que será fundamental la declaración de Quito que se aprobará en la cumbre Habitat III que comienza en la capital ecuatoriana el próximo lunes y se extenderá hasta el jueves.

El alcalde de Quito, quien será anfitrión de esa cumbre, también destacó que por primera vez serán las ciudades las que tendrán un protagonismo capital en el debate de la aplicación de las políticas de desarrollo urbano.

Para obtener la presidencia, Tau fue apoyado por más de 30 ciudades, entre las que se cuentan Berlín, Bruselas, Ciudad de México, Dakar, Jerusalén, Montreal, Rabat o Río de Janeiro, además de las que ocuparán los cargos de copresidencia como Quito.

En este sentido, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, señaló a Efe que muchas ciudades prestaron su apoyo al exregidor de Johannesburgo "de manera explícita".

Colau, quien también ocupará una de las copresidencias, destacó que por primera vez habrá una presidencia africana en la CGLU.

"Es un continente emergente que ha estado siempre invisibilizado y relegado a una segunda y tercera línea", destacó.

Para la alcaldesa de Barcelona es necesario que "todas las personas y continentes tienen que contar por igual", por lo que se mostró satisfecha por la elección de Tau, quien estará tres años al frente del organismo.

En referencia a la cumbre que concluyó hoy, aseguró que "es un momento muy importante" y agregó que está "a la altura del momento" que vive el mundo en el que hay un "consenso generalizado" de que las ciudades deben tener un papel "mucho más protagonista en la gobernanza global".

“Las ciudades deben tener un papel mucho más protagonista en la gobernanza global y hoy en la asamblea general de la CGLU, la principal red de ciudades mundial, se confirma la voluntad de ser una voz más unida que nunca y más fuerte para que las ciudades sean reconocidas en esa agenda urbana que habrá que implementar en las próximas décadas", apostilló Colau.

En total, más de 6.000 personas acudieron a este encuentro de gobiernos locales y regionales en Bogotá, en el que diariamente se desarrollaron alrededor de 50 conferencias, talleres, debates y reuniones bilaterales.

Alcaldesa Colau (Barcelona) apela a ciudades como territorio de derechos humanos si quieren ser democráticas

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (Podemos), hizo el viernes 14 de octubre un llamamiento en Bogotá a que las ciudades sean "territorios de derechos" si quieren ser "democráticas, justas, inclusivas y sostenibles". "Estamos obligados a garantizar los derechos, no es un deseo ni un compromiso, es una obligación", dijo Colau al intervenir en la Quinta Cumbre Mundial de Líderes Locales y Regionales.

La alcaldesa de Barcelona señaló que "el derecho a la ciudad" no tiene sentido "entenderlo como un compromiso sino como una obligación de los poderes públicos".

Colau, que participó en el debate "Diálogo político. El derecho a la ciudad en el centro de la nueva agenda urbana", también pidió que se entienda el enfoque de derechos "no como políticas sectoriales", sino con una "interdependencia".
"No tiene sentido plantearse una política para garantizar el derecho a la vivienda o la sanidad porque en la perspectiva de derechos humanos hay una estricta interdependencia y estamos obligados a garantizarlos todos y cada uno de ellos, sin jerarquías", expuso.

Asimismo manifestó que las ciudades del mundo deben "priorizar en la atención a los colectivos más vulnerables" que "lo tienen mucho más difícil" y que necesitan de "políticas específicas".

Entre esos colectivos citó a las mujeres, los migrantes o los miembros de la comunidad LGTBI, "que son ciudadanos de todas nuestras ciudades y que no están suficientemente presente en los documentos de preparación" para la cumbre Hábitat III que se celebrará la próxima semana en Quito.

La regidora de Barcelona aseveró que se ha producido un fracaso de "la ciudad neoliberal" y agregó que para garantizar los derechos "no sirve solo hacer una declaración ni ponerlos por escrito, sino empezar a constatar que la mercantilización de las ciudades (...) es estrictamente contradictoria e incompatible con el enfoque de derechos en la ciudad".

"Hay que asumir, si queremos garantizar el derecho a la ciudad, que no solo tenemos que proclamarnos ciudad de derechos sino que tenemos que incorporar la función social de la vivienda y de la tierra o la gestión democrática colectiva de bienes comunes como el agua y la energía", dijo Colau.

Por todo ello, subrayó el rol de las ciudades para responder a "todas las necesidades básicas de la ciudadanía", así como de los grandes retos y contradicciones globales. Entre ellos citó el cambio climático, la contaminación, los desplazamientos masivos de población migrante y refugiada o la desigualdad. Para Colau, en las ciudades se debe trabajar con todos esos fenómenos pese a tener una menor financiación y competencias que ningún otro estamento.

Desde que asumió la alcaldía de Barcelona, en junio de 2015, Colau ha conseguido cambiar algunas cosas, pero señaló que no está en el cargo para justificarse "sino para hacerlo lo mejor posible y mirar a la realidad de cara". Entre su labor, destacó los avances conseguidos en materia de vivienda, pero aseveró que es necesario "regular el mercado privado", porque si no se hace "todo lo que digamos va a ser retórica vacía". "Se puede hacer más de lo que se estaba haciendo, pero todavía es insuficiente. Más que nunca hay que trabajar para que cada uno desde su lugar trabajemos coordinadamente si nos creemos realmente esa perspectiva de derechos", concluyó Ada Colau (5).

Respaldo internacional a la paz

La alcaldesa de Barcelona Ada Colau muestra su apoyo a la paz de Colombia y exalta la labor ciudadana durante su visita al Centro de Memoria, paz y reconciliación de la Alcaldía de Bogotá, centro construido durante la alcaldía de Gustavo Petro (ver video 6).

Hay que mencionar que varios alcaldes y representantes de gobiernos locales reunidos en el Congreso Mundial de Ciudades y Gobiernos Locales han difundido un comunicado de respaldo a la paz donde se subraya que “la firma del acuerdo final entre el gobierno de Colombia y las FARC –EP, así como el anuncio de las negociaciones públicas con el ELN y el ejercicio democrático del plebiscito son muestras contundentes del anhelo de los colombianos y colombianas por alcanzar la paz. Este proceso representa un modelo para todos los lugares del mundo donde persisten los conflictos armados.

La Paz es una causa global y un derecho de toda la humanidad, por ello queremos sumar nuestra voz a las diversas manifestaciones que por estos días expresan rostros esperanzados, mensajes de reconciliación, jóvenes pidiendo que la guerra termine. Caminar hacia la paz puede tener tropiezos y pasos lentos, pero continuar y persistir es la certeza para que próximas generaciones de colombianos y colombianas no se conviertan en víctimas del conflicto. Los gobiernos locales Enunciamos nuestro compromiso para, junto con movimientos sociales y organizaciones civiles, contribuir para que el anhelo de
La Paz se materialice pronto y se den los pasos necesarios para que la paz y la reconciliación predominen en todo el territorio colombiano, y el trabajo de las autoridades locales y de las organizaciones sociales de los municipios colombianos permita la construcción de una sociedad en paz y con justicia social”, concluye el comunicado firmado por los alcaldes de Aubervilliers, Badalona, Barcelona, Conseil Général de Seine-Saint-Denis, Ciudad de México, Diyarbakir, Fons Catalá per la Cooperació i el Desenvolupament, Ferderación Española de Municipios, Granollers, Madrid, Montevideo, Nanterre, Pikine, Plaine Commune, Terrassa (7).

Conclusión

Joan Clos, director de Hábitat de Naciones Unidas y exalcalde de Barcelona, cerró las exposiciones en Bogotá el pasado sábado 16 de octubre, haciendo un llamado de atención “sobre el mal direccionamiento de la urbanización en el mundo. Y sobre la necesidad de un cambio radical en el paradigma urbanizador. El de hoy no es ambientalmente sostenible ni asequible, y fomenta las desigualdades urbanas que añaden tensiones a la convivencia en las ciudades. Es necesario, además, revisar el diseño urbano, la segregación y la proliferación de barrios de ricos y de pobres. El modelo de ciudad actual es el de una especializada en territorios de castas sociales y no en la convivencia y la diversidad”.

El alcalde de Bogotá parece no haber escuchado este llamado de Joan Clos: el avance de la segregación hoy en Bogotá es muy preocupante, como yo he documentado en algunos artículos anteriores (8).

El Tiempo documenta que la desaprobación a su gestión está en el 64 por ciento en su primeros 100 días (9). Fue triste notar que en la mayoría de los eventos de la Cumbre Mundial de Alcaldes participaban solo funcionarios de la Alcaldía, en la total ausencia de la ciudadanía bogotana.

El escenario de la Cumbre Hábitat 3 liderado el Quito por el Presidente Rafael Correa parece ser más favorable a más participación democrática:
En la Declaración de Quito (párrafos 11-13) se está consiguiendo que por primera vez el concepto del derecho a la ciudad esté incluido en una agenda internacional firmado por los gobiernos nacionales al nivel de la ONU.

La definición sintética se refiere al "uso equitativo y al disfrute de las ciudades y asentamientos humanos, buscando promover la inclusión y asegurando que todos sus habitantes, de las generaciones presentes y futuras, sin discriminación de ningún tipo, puedan habitar y producir ciudades y asentamientos humanos justos, seguros, saludables, accesibles, económicos, resilientes y sostenibles, para promover la prosperidad y la calidad de vida para todos". También reconocen "los esfuerzos de algunos gobiernos nacionales y locales para adoptar esta visión, referida como derecho a la ciudad, en sus legislaciones, declaraciones políticas y cartas".

Notas

8.         Morsolin C. Cumbre Mundial de Alcaldes CGLU: El reto de las alcaldías es traducir el urbanismo en inversión social e inclusión:http://www.alainet.org/es/articulo/180962

(*) Cristiano Morsolin, investigador y trabajador social italiano radicado en Latinoamérica desde 2001. Autor de varios libros, analiza la relación entre derechos humanos, movimientos sociales y políticas emancipadoras.