jueves, noviembre 17, 2016

El Nevado el Cocuy agoniza… En menos de 20 años, solo lo podremos ver en fotos



“El parque nacional natural el Cocuy, ubicado en los departamentos de Boyacá, Arauca y Casanare tiene una extensión de 306.000 hectáreas, el cual fue constituido mediante la resolución 156 de junio 6 de 1.977, del Ministerio de Agricultura”.

Seis meses duró el bloqueo al turismo en la Sierra Nevada del Cocuy. La medida tomada por campesinos e indígenas buscaba proteger ese ecosistema de la degradación causada por el turismo. Este territorio es una de las principales reservas hídricas de la región, ya que suministra el agua a los departamentos de Santander, Norte de Santander, Arauca, Boyacá y Casanare.

Las organizaciones sociales de la región ya venían denunciando esta situación, pero las autoridades ambientales de orden local y nacional no tomaron las medidas respectivas. Dicha negligencia llevó a que las comunidades ejercieran el  derecho legítimo de la acción colectiva, impidiendo el paso por las tres entradas al Parque Nacional Natural El Cocuy.

Buscando soluciones a la problemática se realizó el día 9 de marzo una asamblea con más de 500 representantes de todos los sectores y agremiaciones del municipio El Cocuy.  La reunión fue convocada por el MPMSPCOC (Movimiento Político de Masas Social y Popular del Centro Oriente de Colombia), la Nación U’wa y la Fundación de Derechos Humanos Joel Sierra seccional El Cocuy, Juntas de Acción Comunal, Asociaciones, gremios, acueductos veredales y la Asociación Nacional Campesina  “ASONALCA”.  La conclusión de la asamblea fue solicitar el cierre preventivo del Parque Nacional a fin de evitar mayores daños ambientales.

Esta conclusión se planteó, en reunión realizada el 20 de marzo, a la Directora de Parques Nacionales, al director de CorpoBoyacá, al Gobernador de Boyacá, y Defensoría del Pueblo, entre otras autoridades, las cuales se negaron a aceptar esa medida. Como resultado de la reunión, las entidades se comprometieron a realizar un diagnóstico por parte de las universidades Nacional y UPTC y el Instituto Humboldt; se suponía que en menos de  mes y medio se tendrían los resultados de dicho análisis. No obstante las autoridades insistieron en continuar las actividades turísticas y amenazaron con enviar el ESMAD para evitar la movilizaciòn social.

El 19 de mayo de 2016, se realizó en el Municipio de El Cocuy la segunda cumbre de alcaldes de la provincia de Norte y  Gutiérrez (Boyacá), arrojando como común denominador el  reabrir el Parque para seguir realizando  turismo, a pesar de no haberse resuelto la problemática, en este espacio el comandante del Batallón de alta Montaña Teniente Coronel Jorge Rodríguez Malaver estigmatizó y señaló a las comunidades con grupos al margen de la ley desvirtuando el interés colectivo de proteger el nevado.

Las autoridades ambientales CORPOBOYACÁ y PNN han omitido sus obligaciones de control y protección del nevado, y el su lugar han permitido su uso para fines comerciales, dejando como resultado el deterioro representado en: afectación de la biodiversidad, disminución y contaminación de las fuentes hídricas, daños irreversible a la capa vegetal y la deforestación. A pesar que las autoridades niegan la relación de estos impactos con el turismo, sí tiene que ver con esta actividad, ya que la misma genera el ensanchamiento de senderos e implementación de otros nuevos, incumplimiento de licencias ambientales, mal manejo de lixiviados y residuos sólidos, ilegalidad de operadores y promotores turísticos.

La comunidad, en su intención por defender el ecosistema de páramos, llevó la discusión al Senado de la República. En un debate promovido por el senador Jorge Prieto Riveros en la Comisión Sexta, que se llevó a cabo el 24 de mayo, donde participaron instituciones estatales nacional, los campesinos expusieron la problemática y reiteraron la necesidad de la suspensión del turismo y la realización de un diagnóstico ambiental.

Corpoboyacá ya había emitido dos sanciones por presuntos daños ambientales causados por el turismo[1]. A pesar de lo anterior, Parque Nacionales insiste en invitar públicamente a los usuarios a hacer turismo en el Nevado[2].

El proceso de movilización de las comunidades del Nevado del Cocuy se articuló con los campesinos e indígenas que realizaron la acción colectiva pacífica en la planta de gas de Gibraltar (Norte de Santander), a raíz de lo cual se posibilitó un espacio de diálogo intercultural con el gobierno nacional. La primera sesión se realizó del 23 al 25 de agosto en Bogotá y la próxima se llevará a cabo los días 17 y 18 de septiembre en Cubará, para revisar los términos de referencia del estudio y  otros temas acordados.

Algunos congresistas y funcionarios de la gobernación han hecho señalamientos en contra de la comunidad movilizada en defensa del nevado, afirmando que se trata de una extralimitación en el ejercicio de los derechos colectivos y que la protesta afecta intereses de toda la comunidad. Los medios de comunicación locales han hecho eco de esas declaraciones, intentando deslegitimar la lucha por la defensa del territorio.

En un reciente comunicado público los líderes de la protesta ratificaron “la urgencia y la necesidad de la lucha que hemos emprendido conjuntamente la Nación U’wa y los campesinos en defensa del  ZIZUMA y la continuidad de nuestras acciones como única alternativa ante la negligencia de las autoridades encargadas de proteger este santuario”.

[1] Resoluciones 2344 del 02 de agosto de 2016 y 2363  del 03 de agosto de 2016 

[2] El 17 junio de 2016  en la página web de Parques Nacionales de Colombia apareció el comunicado “Parque Nacional Natural El Cocuy listo para la temporada Vacacional”