miércoles, noviembre 30, 2016

Solidaridad con el Comité Ambiental del Tolima



El pasado domingo 27 de noviembre de 2016, en el barrio La Pola de la ciudad de Ibagué (Tolima), fue amenazado Augusto Benjumea Chamucero, miembro del comité ambiental del Tolima, cuando tres tipos lo abordaron al salir de su apartamento, afirmando uno de ellos que le tenía pleno seguimiento, sabía a qué horas entraba y salida del apartamento. 

Esta amenaza contra este líder ambientalista no es un hecho circunstancial y aislado de poca monta, por cuanto todos los miembros de este comité han sido seriamente amenazados con panfletos del paramilitarismo, los cuales han circulado libremente por las redes sociales, sin que hasta la presente las autoridades hayan presentado resultados de detenciones. Todo sigue en la más absoluta impunidad. 

La misión del comité ambiental es fundamental en la defensa de la naturaleza, los recursos naturales, muy especialmente el recurso hídrico, seriamente amenazado por la política santista de la locomotora minero – energética, que pretende acabar con la naturaleza en su conjunto con el propósito avaro de las multinacionales y transnacionales de robarse los metales preciosos como el oro.

Entre las transnacionales se encuentra en la región Anglo Gold Ashanti, transnacional que viene siendo sindicada de tener nexos con el paramilitarismo, según denuncias recientemente del alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez y organismos defensores de derechos humanos del orden nacional e internacional. 

Esta transnacional pretende acabar con vastas regiones ubérrimas como la mayoría de municipios del Tolima, especialmente Cajamarca, considerada la despensa agrícola del Tolima, un municipio que cuenta con el volcán Machín, uno de los más peligrosos, según han indicado expertos en la materia. 

Además, se han presentado una serie de muertes “extrañas” las califica el ambientalista Augusto Benjumea Chamucero en este municipio desde que hizo aparición en la zona esta transnacional africana, muertes que se han mantenido en la cruda impunidad. 

Es de anotar también, que el comité ambiental ha liderado grandes movilización contra la megaminería a cielo abierto, que es lo que se conoce como “la marcha carnaval”. Miles de tolimenses e incluso, personas de otros países y de otras regiones de Colombia, han desfilado entonando la sencilla pero diciente frase: “Sí a la vida, no a la mina”.

En esas condiciones, consideramos graves las amenazas contra los miembros de este comité, como también las amenazas que se han venido sucediendo con anterioridad contra los medios alternativos de comunicación y cuadros dirigentes del Partido Comunista, Marcha Patriótica y Unión Patriótica.

Sin embargo, resulta aún más grave al saber de la violencia que se viene desarrollando contra los líderes de oposición en Colombia. Alfredo Molano Bravo, conocido periodista, ha calificado esta sangría como la reedición del genocidio contra la Unión Patriótica. 

Ante estos hechos preocupantes, lamentables, repudiables y condenables, exigimos a las autoridades del Tolima resultados concretos, empezando por garantizar la vida y honra de todos los tolimenses, especialmente los ambientalistas, defensores de derechos humanos, miembros del Partido Comunista, Unión Patriótica, Marcha Patriótica y las demás expresiones de oposición en esta sección del país. Instamos al gobernador del Tolima, Oscar Barreto Quiroga, a enrumbar su administración por los caminos de la paz y de la concordia y no por senderos oscuros del belicismo y el guerrerismo.  La paz no se construye estimulando el militarismo, se construye ante todo con obras de interés comunitario. 

Se hace necesario reforzar la seguridad por estos días decembrinos cuando el pueblo se desmoviliza para darle vía libre a las festividades de navidad y año nuevo. Hay que recordar que el enemigo de clase no duerme. 

Nuestra solidaridad con todos los amenazados del mundo, del continente, del país y del Tolima. Siempre tendrán en el Partido Comunista una solidaridad sincera, fraternal, profunda e incondicional, por cuanto el Partido Comunista es pueblo por antonomasia. 

Declaración Partido Comunista, Local Ibagué - Comité Ejecutivo