jueves, diciembre 22, 2016

ASPU Tolima Interpondrá demanda por injuria y calumnia al portal de noticias El Cronista



ASPU Tolima expresa su total rechazo a las infamias y calumnias fomentadas por algunos medios virtuales de prensa y algunos líderes de los sindicatos de trabajadores ASEPCUT y SINTRAOFUT de la UT, contra el representante profesoral al Consejo Superior Universitario, doctor Alexander Martínez Rivillas, y contra nuestra organización sindical.

Nuestro sindicato profesoral denuncia el plan de desinstitucionalización concebido por estos líderes sindicales y algunos docentes vinculados al grupo reducido de profesores autodenominado MUSA, los cuales controlaron por años las políticas internas de la institución con las fatales consecuencias que conocemos, y legitimaron, con desfachatez y sinvergüencería (que quedará en la historia del alma mater), la más mediocre y corrupta administración que haya conocido la historia de la UT.

Hablamos de la administración del ex rector José Herman Muñoz Ñungo, cuyo equipo de apoyo no cesa de intrigar contra la UT con el mero propósito de destruir su institucionalidad y proteger las clientelas que durante años fueron vinculadas a la Universidad con las trágicas consecuencias que ya se conocen en detalle.

En virtud de lo anterior, la junta directiva de ASPU decidió de manera unánime iniciar las siguientes acciones contra los representantes legales y responsables de los medios que se implicaron en el desprestigio sistemático contra el representante profesoral al CSU y contra nuestra organización.

1. Denunciar y solicitar formalmente una investigación disciplinaria contra el ex rector José Herman Muñoz por presunta negligencia en el proceso de subsanaciones al informe de la contraloría departamental. Nos referimos especialmente a todas las subsanaciones que los profesores de planta entregaron en su momento, las cuales no fueron consideradas por la contraloría en el informe definitivo, y que ocasionaron un daño institucional sin precedentes a la imagen pública de la calidad académica de la UT. Nos referimos también a la grave omisión de esa administración sobre la regulación interna que permite de forma clara y expedita que un docente de planta entregue posteriormente el título al término de su comisión de estudios, y a la grave omisión sobre la subsanación del requisito de convalidación del representante profesoral al CSU, por razones ajenas a su voluntad.

2. Interponer una demanda por injuria y calumnia al portal de noticias El Cronista por afirmar de forma temeraria que el representante profesoral al CSU había contribuido a la debacle de la institución. Dicha afirmación supuso que el representante se encontraba condenado o procesado, lo cual es absolutamente falso; generó un impacto negativo masivo de la imagen pública del representante profesoral, lo cual lo dejó expuesto a señalamientos y potenciales agresiones por parte de actores internos de la UT; y contribuyó a deteriorar de forma irreparable el buen nombre y la honra del representante en mención. El hecho de la difamación se agrava aún más cuando el portal fue advertido de inmediato de la absolución total del difamación se agrava aún más cuando el portal fue advertido de inmediato de la absolución total del representante por parte de la Procuraduría Regional, la cual investigó los mismos hechos y lo encontró completamente inocente, y nunca corrigió la noticia que lo calumniaba.

3. Solicitar una investigación disciplinaria e interponer una demanda por injuria y calumnia a los representantes legales de las organizaciones ASEPCUT y SINTRAOFUT, por reproducir de manera irresponsable las difamaciones del portal digital El Cronista, mediante la divulgación en medio público impreso en el lugar de acceso a la UT dichas calumnias, perjudicando de manera irreparable la imagen pública y la honra del representante profesoral en el campus univesitario y en el departamento del Tolima, y exponiéndolo a los riegos de agresión verbal y física por parte de personas dentro del campus.

4. Exigir por medios legales a la organización informal del grupo reducido de profesores autodenominado MUSA una explicación clara y precisa sobre los fundamentos de sus afirmaciones según las cuales el representante profesoral estaría cuestionado para ejercer tal condición.

5. Denunciar las afirmaciones irresponsables del grupo reducido de profesores autodenominado MUSA, según las cuales se sugiere que los docentes de planta no deberían ocupar cargos académico-administrativos, lo cual es completamente contrario a las funciones del profesor reguladas por el Estatuto Docente. Adicionalmente, denunciamos la total falta de compromiso con la institución al considerar que los docentes verían colapsar sus proyectos académicos al ocupar dichos cargos. Esta afirmación no tiene ningún fundamento empírico pues la Universidad Nacional o la Universidad del Valle, para hablar de algunos ejemplos, suplen las direcciones de programa y secretarías académicas con profesores de planta, preferiblemente, lo que ha redundado enormemente en la calidad académica.

6. Denunciamos la posición política del grupo reducido de profesores autodenominado MUSA, expresada en su último comunicado, que pretende desinstitucionalizar la UT al oponerse de manera descarada a la aplicación de los puntos esenciales del plan de alivio financiero para poder superar las cifras deficitarias de la institución. Deudas acumuladas cuya única causa reside en la anterior administración de Muñoz Ñungo, rectorado que defendieron de forma sistemática en los medios de comunicación y en distintas asambleas, poniendo sus intereses personales por encima de la misión de la institución.

Universitariamente,

ASPU-SECCIONAL TOLIMA

Comunicado a la Opinión Pública. Ibagué, 22 de diciembre de 2016