viernes, enero 13, 2017

Violento desalojo de la fuerza pública deja varios heridos en Bello, Antioquia



Al menos doce heridos deja un operativo del Esmad contra humildes familias sin alternativas de vivienda.

Un violento operativo del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional dejó al menos 12 heridos en el municipio de Bello (Antioquia) este 12 de enero. El Esmad pretendía desalojar 175 familias de Nuevo Jerusalén, un sector de invasión ubicado en los límites entre Bello y Medellín. Ante la resistencia de la comunidad, los agentes emprendieron con violencia contra las humildes familias que no tienen alternativas de vivienda.

El desalojo se origina por un fallo judicial emitido por la situación de riesgo que presenta el predio. Pero la notificación sólo llegó hasta el 28 de diciembre pasado, en un tiempo insuficiente para encontrar una solución de vivienda, según explica Milena Trujillo, de la Corporación en Derechos Humanos Contracorriente y de Marcha Patriótica Antioquia.

“La alcaldía de Bello no garantizó la reubicación de las familias antes del desalojo, por lo cual la comunidad optó por la resistencia pacífica”, dijo Trujillo a la Oficina de Prensa de Marcha Patriótica vía telefónica.

La fuerza pública inició el desalojo desde las cinco de la mañana, en una actitud agresiva y sin la presencia de organismos de control, como la Defensoría del Pueblo o la Personería.

El Esmad lanzó balas de goma y gases lacrimógenos a la comunidad, lo que causó al menos 12 heridos, incluyendo niños y personas de la tercera edad. A la hora de publicación de este artículo, circuló una versión no confirmada de la muerte de un niño de 7 años durante el desalojo.

La comunidad de Nuevo Jerusalén es acompañada por voluntarios de organizaciones sociales y comunitarias, como el Congreso de los Pueblos y Marcha Patriótica.

Seis familias de las 175 aceptaron un desalojo voluntario a cambio de un subsidio de vivienda. La comunidad espera que las autoridades brinden soluciones viables y concretas de vivienda digna para las familias restantes.