domingo, enero 08, 2017

Vuelve y juega: AUC amenazan a líderes de la marcha patriótica en el Tolima



Por medio de un panfleto digital, el cual fue enviado a los correos de la Marcha Patriótica y algunas de sus organizaciones sociales el pasado 6 de enero, las Autodefensa Unidas de Colombia (AUC) señalaron de comunistas a sus dirigentes y los declararon objetivo militar.

“Le informamos a la comunidad en general del departamento del Tolima que hoy mas que nunca hacemos presencia en este territorio liberándolo de guerrilleros y comunistas por eso ofrecemos 5.000.000 de pesos por la cabeza de los (…) guerrilleros, terroristas y comunistas que le han hecho tanto daño al Tolima y a nuestro país con el cuento de la paz”, dice el documento. Además, añade: “declaramos objetivo militar a los guerrilleros que se hacen pasar por indígenas”.

Entre los amenazados se encuentran los directivos de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Tolima, ASTRACATOL; el presidente y el vicepresidente de la Asociación de Cabildos Indígenas del Tolima, ACIT, Luma Florez y Ángel Ortiz; el vicepresidente de FENSUAGRO, Guillermo Cano; los promotores de las Zonas de Reserva Campesina; uno de los voceros departamentales de la Marcha Patriótica, Juan Bermúdez; y, otros activistas.

Aunque esta intimidación no es la primera, ya que el año pasado sus líderes recibieron tres amenazas, constituye una afrenta más contra el movimiento. Por el calibre del panfleto, todo pone en evidencia que en el Tolima persisten grupos decididos a evitar la superación del conflicto armado, la implementación del acuerdo final entre el gobierno y las FARC-EP, así como la construcción de una paz estable, duradera y con justicia social. Por esto, la reciente amenaza representa en un obstáculo para sentar las bases de la tranquilidad de los campesinos, indígenas y gentes del común del departamento.

Vale la pena destacar que al día de hoy la Marcha suma más de 120 integrantes asesinados y un centenar de perseguidos por apostarle a la salida política al conflicto armado, respaldar el “Sí” en el plebiscito del 2 de octubre de 2016 e impulsar la movilización social a favor de la implementación del acuerdo final entre las FARC-EP y el gobierno.