jueves, febrero 09, 2017

Paramilitares amenazan rectora y docentes institución educativa técnica “Ciudad Ibagué”



|Por Nelson Lombana Silva|

A raíz del escándalo mediático montado por el Centro Democrático en cabeza del diputado Milton Restrepo y del docente Javier Romero Quijano de la institución educativa técnica “Ciudad Ibagué”, porque la rectora Gloria Capera Ducuara, permitió que un grupo de niños saliera a la vía a ver pasar los buses que transportaban los guerrilleros de las Farc – Ep, las amenazas al parecer del paramilitarismo se han incrementado en las últimas horas, especialmente contra la rectora y los docentes más cercanos a la servidora pública.

Así lo indicó el doctor Juan Carlos Ortiz Correa, uno de los coordinadores de este centro educativo ubicado en el barrio Boquerón de la ciudad de Ibagué, Tolima. Según indicó, las amenazas han sido telefónicas indicándoles que “sus días están contados, especialmente la rectora y los que estamos alrededor de ella”. Agregó: “Soy testigo de una. Era el comandante paramilitar de Puerto Boyacá”.

Juan Carlos Ortiz Correa, explicó que la institución Ciudad de Ibagué tiene un proyecto de paz que se llama: “Plantón Paz”. Por lo tanto, ante el momento histórico que vive el país y el cruce de la guerrilla de paso a la zona veredal transitoria de normalización, se habilitó la posibilidad para que un grupo de niños y niñas saliera. Dos guerrilleros sin armas, descendieron del vehículo y saludaron a los niños. No entraron a la institución y siguieron su marcha. Eso fue todo.

Con fines politiqueros y animando la violencia con la ayuda mediática, el escándalo no para. Hoy se realizará una audiencia en la Personería Municipal a partir de las ocho de la mañana, quien lo creyera: convocada por la personaría y el Centro Democrático en cabeza de Milton Restrepo. (¿La personería es cuota burocrática del Centro Democrático?).

La página web: www.pacocol.org fue hasta la institución con el fin de entrevistar a la rectora Gloria Capera Ducuara, pero no se encontraba. Hablamos entonces con un coordinador, el doctor Juan Carlos Ortiz Correa, quien respondió amablemente los interrogantes formulados por este medio de comunicación de alcance mundial:    

El Centro Democrático montó un show con esta institución porque algunos niños salieron a ver el paso de la guerrilla el pasado 31 de enero. ¿Cómo es la historia?

El día 31 de enero, pasó la caravana con los desmovilizados de las Farc. Se acercó una señora Venus de una Ong y unas personas a solicitarle a la rectora permiso para que algunos estudiantes presenciaran este acto histórico. Como el colegio tiene un proyecto de paz, que hace siete años está consolidado llamado: “Plantón Paz”, consideramos que era el momento adecuado para que los niños de primera mano, vieran y sintieran este momento histórico que estábamos viviendo.

La rectora de muy buena intención, permitió la salida de algunos estudiantes de la jornada de la mañana, pero la caravana se demoró mucho. Pasó entre 3:30 a 4:00 de la tarde, entonces con unos estudiantes de la tarde, salieron a hacer presencia. Casualmente, dos personajes desmovilizados de los que venían, se bajaron del carro sin armas, hablaron con los estudiantes. Les manifestaron que todo este proceso lo hacían por ellos, por la juventud, por el país y recibieron un aplauso de las personas que estaban ahí.

Nunca se bajaron armados, nunca ingresaron al colegio, nunca se les hizo una calle de honor, en última no estaría mal tampoco, porque estamos en un país pluralista y estamos buscando la paz.

Esta acción ha sido satanizada, como si nosotros le estuviéramos haciendo apología al delito, apología a la insurgencia, cuando era un punto totalmente diferente: Aprovechar una situación histórica para hacer casualmente un recuento y una enseñanza pedagógica.

Esto fue canalizado por algunas personas que lo denunciaron y a partir de ahí se formó como un tsunami ficticio a partir de informaciones equivocadas, que faltan a la verdad y que están causando un gran daño a las personas y a la misma institución educativa.

-  Los medios masivos amantes de la guerra han hecho de esto una comidilla. Detrás ha estado el Centro Democrático en cabeza del diputado Milton Restrepo. El personero anuncia audiencia. Pero lo curioso es que la citación viene firmada por el personero y el diputado. ¿Cómo es la historia?

Sí. En días anteriores, llegó una citación de la personería porque ellos están interesados en esclarecer las cosas, citando a una audiencia pública. Esta se realizaría este viernes de este mes a partir de las ocho de la mañana en. Viene firmada, ciertamente por el personero y viene firmada por el diputado Milton Restrepo, quien según he escuchado ha manifestado su inconformidad por la situación que se presentó, a nombre de su partido: El Centro Democrático.

-  ¿Quiere decir que en el centro del escándalo contra la paz se encuentra el Centro Democrático con Milton Restrepo a la cabeza?

Parecería que la situación fuera así. Vamos a esperar la audiencia pública y si no hay audiencia pues por lo menos que haya un diálogo de frente para esclarecer, cuál es la situación que ellos manifiestan y cuál es el inconformismo que ellos dicen acerca de la situación que se presentó.

-  El docente Javier Romero Quijano se fue lanza en ristre contra esta decisión de la rectora. ¿Qué nos puede decir sobre el particular?

La primera manifestación de inconformidad la dio el maestro en mención y pienso que desafortunadamente no siguió un conducto debido como acudir a la personería, a la defensoría del pueblo, la fiscalía, sino que se comunicó fue con el Centro Democrático y pienso que ellos acapararon esto para hacer algo mediático, político y que está causando enorme perjuicio a nuestra comunidad y a nuestra institución.

-  ¿Cuál es la hoja de vida de este docente? ¿Qué área del conocimiento orienta? ¿Cuál ha sido su comportamiento?

A la institución llegó como maestro de sociales, él es licenciado en filosofía y ciencias religiosas. Se ha desempeñado en esas áreas durante los diez, once años que lleva en esta institución.

Ha tenido aciertos, ha tenido dificultades y de eso ha tenido conocimiento, tanto la secretaría de educación como creo que los organismos de control, a través de oficios dirigidos por la rectora hacia él.

-   Se afirma que tiene ciertos problemas mentales. ¿Qué hay de cierto?

Acerca de sus posibles problemas, pues, sería un especialista el que diera un dictamen acerca de su comportamiento. Para ninguno es un secreto que tiene un proceso en la fiscalía y eso está en investigación por esa situación de acoso sexual.

- ¿Cómo ha perjudicado este escándalo a la institución y a la misma rectora?

Creo que lo ha perjudicado enormemente. Primero: Ha polarizado en el caso de las personas, cada uno en una orilla diferente, unos a favor del proceso de paz, otros en contra; unos a favor de charlar, dialogar sobre esta situación, otros satanizándola.

Queda la institución dentro del ámbito de los medios de comunicación como una institución que está conformada, porque así se ha dicho tácitamente, o por milicianos o por guerrilleros, que en ningún momento eso es cierto, nosotros solo trabajamos por la paz y por la formación de estos niños y jóvenes, tratando sí de formarlos críticamente, que ellos no coman cuento y que ya sea por parte de uno o por parte del otro, que valoren y hagan un juicio de valores, precisamente, de las personas a manifestar y decir, inclusive, lo que los docentes dicen y opinan.

- ¿Qué dicen los padres de familia de toda esta infamia del Centro Democrático?

Como le acabo de decir la situación está polarizada. Hay unos que se manifiestan completamente a favor del acontecimiento que se dio y apoyan a la rectora y a la institución. Pero hay otros que están en contra de la situación, no ven con buenos ojos lo que se vio. Ellos tienen su libertad de pensarlo de esta manera. Pero nosotros los invitamos a un diálogo, para que lleguemos a acuerdos y nos demos cuenta que la situación no hay que satanizarla, sino a partir de ella sacar unos muy buenos resultados en cuanto a la formación pedagógica de los estudiantes.

- Estamos ad portas de dejar 52 años de violencia, se presenta la oportunidad y en vez de apoyar se sataniza. Eso da a entender que el Centro Democrático quiere que Colombia se siga desangrando. ¿Cuál es su opinión?

Eso es bien preocupante. Pienso lo siguiente: No solamente las balas destruyen, sino que una palabra mal dicha, mal intencionado, puede inclusive destruir más que una bala. Y pienso que algunos manipulados y otros manipulando han manifestado su inconformismo frente a la situación que se presentó.

-  Al parecer todo este infame show mediático habría generado amenazas. ¿Qué hay de cierto?

Sí, realmente es cierto. Hemos recibido llamadas telefónicas. Soy testigo. Presencié una de ellas, donde manifiestan que nuestros días están contados, especialmente la rectora y los que estamos alrededor de ella. Sí ha habido esas amenazas directas supuestamente la llamada era de un comandante paramilitar de Puerto Boyacá, la que yo tengo conocimiento. Son preocupantes porque de todas maneras no hay que echar en saco roto esas situaciones. Nos preocupa nuestra integridad física y la integridad física de las personas que estamos aquí en la institución, no solamente los docentes sino también los jóvenes estudiantes.