jueves, febrero 09, 2017

VALIUM: desde la ciudad de los Santos reyes de Valle de Upar hasta las tierras volcánicas de Ibanasca



Valium es una banda de crust punk/metal, conformada en la ciudad de Valledupar en el año 2012, fundada por German Conde Ramírez de la ciudad de Ibagué (guitarra y 2da voz) y Juliana Alexandra Montesino Rico de la ciudad de Bogotá (bajo y voz principal), quienes junto a Kevin Orozco (Valledupar), -con quien compartían el gusto por el punk rock y el hardcore-, crean la primera alineación desde el 2012 hasta el año 2014.

|Por: Yenny García / El Salmón|

La banda inició con covers de bandas clásicas del punk y canciones propias, reflejando y denunciando las condiciones precarias que se vivían en todo sentido y aún se viven en esta ciudad de Colombia. Ensayaban con equipos propios y en sus casas, debido a que Valledupar no contaba con salas de ensayo abiertas para un género diferente al vallenato. Crearon en esta etapa canciones con títulos como etnocidio, contaminación, limpieza social, entre otras, con marcadas influencias del punk vasco y del punk medallo, sin embargo, estas canciones nunca se grabaron ya que en la ciudad no había personas idóneas para trabajar y producir canciones en base de rock, pues el ámbito musical se movía en ese entonces, en torno al negocio de la música vallenata. A pesar de que las condiciones culturales en esa ciudad no estaban a favor de la música alternativa por el pensamiento conservador y muy arraigado al folclor de la sociedad vallenata, Valium consiguió impulsar a personas comprometidas con la escena rockera de Valledupar, por lo cual se trabajó colectivamente para gestionar espacios y eventos en donde se pudiera dar muestra de la cultura y música alternativa que se gestó en esos tiempos en aquella ciudad, a través de eventos en beneficio para damnificados del clima, fiestas de la música apoyadas en algún tiempo por la Alianza francesa de Valledupar, y eventos independientes donde empezaron a arribar bandas de hardcore, punk y metal de diferentes partes del país.

En 2014, dos miembros de la banda (German y Juliana) deciden irse de Valledupar y se radican en Ibagué, motivados por estudiar en mejores instituciones educativas y también para poder brindarle a su banda la importancia y dedicación necesarias. En esta ciudad, Valium encuentra mejores oportunidades en el campo cultural, por ejemplo, se unen a la sala de ensayo del Centro de memoria y proyección musical de la Universidad del Tolima (CMPM), donde logran desarrollar varias horas de ensayo gratuitas a la semana; además, empiezan a trabajar en su proyecto musical con el baterista Julián Álvarez. Desde entonces, cambian de manera radical su género musical, incorporan más técnica, velocidad, distorsión, voces guturales, elementos de diversos géneros, como el HC PUNK, el crust/d beat punk y el metal, sumando a lo anterior letras radicales y libertarias. En esta etapa producen todo el material musical que la banda tiene hasta el momento. La creación musical de Valium se caracteriza por la participación de sus tres miembros en todo el proceso de instrumentación, arreglos y composición de líricas, ya que todos saben ejecutar instrumentos básicos como guitarra, voz y bajo, y cuentan con una experiencia musical amplia basada en su recorrido junto a otras bandas.  En el año 2015, en las instalaciones del CMPM, y con ayuda para la producción de Chatarra records, sacan el demo llamado “Sarna trinidad” con 6 canciones propias y un cover a la banda de Medellín Mordaz como bonus track. En Ibagué se encuentran con una escena un poco más organizada y con bandas que hacen parte de colectivos punk locales y nacionales, a través de estos colectivos  logran aprender a crear material de la banda, realizar sus propias camisetas, parches y botones, y conocer dueños de las denominadas “distros” que son sellos discográficos independientes que apoyan a bandas de géneros extremos del punk para sacar sus producciones musicales en formatos, es asi como “Sarna trinidad” sale en formato cassettes bajo el sello Pochard distro.

Por otra parte, se adhieren a la participación en organización de eventos con estos colectivos y ayudan a gestionar fechas en la ciudad de Ibagué para bandas internacionales como Parasytes y Malokio de Canadá, Kami ada de Alemania, Infección necrotizantes de Brasil y Atroz ciudad de Venezuela. En ese año se siente su presencia en la escena independiente de Ibagué también por las actividades realizadas en conjunto con el CMPM en defensa de los derechos de los animales y en la lucha contra la megaminería. Esto hace que su música no se limite solo a la expresión, sino que llegue a la acción y a la concientización en hechos palpables. Gracias a la difusión del demo “Sarna trinidad”, son invitados a eventos y festivales independientes en Bogotá, Armenia y otras ciudades con bandas nacionales e internacionales.

A mediados del 2015, gracias al programa Laso (laboratorios sonoros) del Sena, graban un EP de 6 canciones al cual le dan el nombre “Guerra napalm”, en el estudio ubicado en la Biblioteca pública Soledad Rengifo. Allí tienen la oportunidad de aprender los procesos de captura, mezcla y masterizacion musical lo que le añade más conocimientos a la banda. La difusión del EP “Guerra napalm”, sacado en cdr por la distro de la banda “Cloaca records”, los lleva a hacer un lanzamiento en el festival municipal Chaparral Quiere Rock, representando el punk departamental, también realizan lanzamiento en la ciudad de Ibagué, Bogotá, Cali y Manizales, con el ánimo de compartir su material con bandas nacionales e internacionales, y asi difundir más su música sin importar límites y fronteras.

Vale la pena mencionar que Valium fue incluido en tres (3) compilados internacionales de crust punk/d beat/metal/grindcore: 1. Colombia a toda mierda producido por Disordera records, 2. Tápate los oídos producido por Kontra toda autoridad records, y 3. Punks de biblioteca producido por Ramón discos. Actualmente la banda tiene el propósito de grabar 10 canciones en un full álbum, sigue activa en la generación de eventos y espacios musicales, ganando mayor posicionamiento y demostrando que se puede adquirir una experiencia considerable en un tiempo relativamente corto. Aquí apartes de entrevista concedida en febrero de 2017.

¿Cuáles son los referentes artísticos y culturales que marcan su pensamiento y su expresión artística?

Bandas colombianas, en especial Hedor a muerte, banda de crust punk de Santa Marta y Mordaz banda de Medellín, con muchos sonidos de ultra metal y de punk medallo. En esas dos bandas participan mujeres, lo cual animó mucho a nuestra vocalista y bajista Juliana, pues eso demuestra que las mujeres pueden destacarse en la música extrema. Incluso, la manera en que estas bandas componen y reflejan la concepción que tienen del mundo en sus letras, nos hizo ver que se pueden crear híbridos musicales con una propuesta pesada en sonido y radical en las temáticas, sin necesidad de tener una etiqueta en un subgénero como tal y sin crear divisiones y sectarismos entre metaleros y punkeros o personas que les guste el hardcore. Hacer una propuesta musical radical es tener una posición de crítica ante males que agobian a este país, esto incita a que la gente tome parte de la solución, que las diferencias entre músicas urbanas no deben importar ni crear riñas o violencia; estas bandas nos hicieron ver que son más cosas en común las que nos unen que las que nos dividen en el ámbito musical independiente colombiano.

¿Qué diferencia su propuesta de otras bandas de punk?

Sabemos que no somos pioneros de ningún movimiento musical, pero si tenemos una diferencia ideológica que se ve reflejada en nuestras líricas y en lo que gritamos con nuestra música, no queremos que el punk siga siendo el mismo estereotipo de degeneración y autodestrucción que ha marcado a muchas juventudes. Tampoco pretendemos decir hagan esto o hagan lo otro, exponemos problemas reales y queremos ser parte de una verdadera resistencia capaz de crear un mejor país a través del ruido, del punk y del metal. El punk puede significar todo menos mediocridad, el punk no debe ser pasivo y no podemos pasarnos la vida siendo un cliché más de adicciones y anarquía barata. Entre más conocimiento y educación podamos tener, nuestros contenidos tendrán mayor fundamento y eso es lo que quiere Valium.


La inclusión de la mujer en la música la hacemos de la manera más sincera y respetuosa, muchas de las músicas urbanas y de subgéneros del rock’n roll tienen una postura misógina y de violencia simbólica contra la mujer que no nos agrada en lo absoluto, no queremos rayar y pasar al límite de decir que Valium es una banda feminista porque no lo somos, pero si incitamos a que las mujeres tomen las riendas del asunto y dejen de estar como espectadoras y hagan parte de la creación de arte y música con sentido social. Nos ha movido el cuento de la autogestión, de la colaboración colectiva y de la creación de colectivos que están ya en casi todo el territorio colombiano. Esto hace que realizar música underground sea un poco más fácil y más motivante, el no vernos limitados por no tener dinero o apoyo es muy gratificante para nosotros. Hemos aprendido de bandas colombianas de punk, crust, d beat. Más allá de solo crear música, se trata de comprender o asumir que hay maneras autónomas de producirla y difundirla. Existen colectivos que realizan talleres de serigrafía para que las bandas mismas produzcan y creen sus piezas de divulgación como camisetas, afiches, botones, parches y demás. Hay distros que apoyan las bandas emergentes sacando cds o cassettes para la difusión y materialización de la música. Ser parte de estos colectivos y ser autónomos, nos ha ayudado a crear y gestar espacios culturales de circulación para el punk con bandas nacionales e internacionales en esta ciudad y así tener una retroalimentación musical y cultural. A pesar de que hay festivales institucionales que dicen apoyar a todas las bandas, siempre están las roscas y la corrupción, el rock también puede ser atravesado por esa corrupción y el ser independientes de esa gente es muy gratificante.

¿Qué mirada hacen desde su música sobre el conflicto político armado del país y sobre el actual proceso de paz?

Como a mucha gente en el país nos tocó vivir el “proceso de desmovilización de grupos paramilitares”, cuando Valium aún estaba radicado en Valledupar. Todo lo que se desató marcó nuestras vidas e influenció nuestras letras, por eso en la canción posconflicto hablamos de la farsa que fue ese proceso, de cómo la guerra se expandió como un cáncer a las ciudades, de cómo hubo impunidad sobre miles de muertes y masacres. En la canción plomo aludimos el negocio de la muerte creado por las bacrim, de cómo ese sistema fallido de desmovilización creó oficinas criminales que ofrecían sicariatos a 50 mil pesos, de que la vida era y es banal. Narrar esas historias y buscar que las personas no olviden el pasado es fundamental, no queremos crear una mala imagen de esa zona del país, pero así fueron las cosas allá y en otras regiones.  Sobre el actual proceso de paz solo podemos opinar que por lo menos la comunidad campesina se ha quitado un karma y un peso de encima, tal vez eso sea la única parte positiva, no creemos en las buenas intenciones ni de esa disfrazada e hipócrita izquierda guerrillera, ni de este gobierno corrupto. Tal vez el postconflicto llegue a ser igual en las ciudades del interior del país, al posconflicto vivido después del pacto de Ralito, ya que el gobierno promete garantías que nunca cumplirá para que la gente no se vuelva a alzar en armas y deje de  reclamar sus derechos, aunque los derechos básicos son vulnerados en nuestro país, pero no podemos ser egoístas y decir en nuestra música no a una tregua que quitará la lluvia de balas y los bombardeos en la comunidad campesina,  quienes en últimas son los más afectados y los que debieron decidir si o no a los acuerdos del  proceso de paz.

¿Cuál es su propuesta frente al extractivismo minero–energético que imponen las transnacionales en Colombia?

Apoyamos el movimiento que lucha contra la minería trasnacional y el daño ambiental en el territorio habitado o en otras partes del país y todo lo que esto implica. Valium se creó en el departamento del Cesar, donde desde hace mucho tiempo hay una explotación minera que ha devastado las condiciones climáticas de muchos pueblos como Becerril, La Jagua de Ibirico y La Loma. Tener riquezas naturales es una maldición que trae desplazamiento de la fauna y extinción de la flora, grupos al margen de la ley cuidando los intereses de empresas extranjeras aplicando campañas de miedo y como si fuera poco, regalías que deberían ser invertidas en el pueblo, robadas por alcaldes y gobernadores, dejando solo hambre y miseria. Por eso denunciamos el ecocidio, y recordamos a la juventud lo que puede pasar permitimos este tipo de explotación, queremos crear una conciencia y un movimiento en defensa de nuestros territorios colombianos, de paso dejamos las puertas abiertas a todas las personas que nos quieran invitar para hacer parte de sus eventos y manifestaciones en contra de este mal que azota este país. El álbum que Valium grabará este año tendrá por título “Tierra hirviendo” y en su mayoría estará enfocado a la lucha contra la megaminería y el daño ambiental, con canciones como extinción, pinao y tierra hirviendo.