martes, marzo 07, 2017

Día internacional de la Mujer: Esperanza y abrazo, libertad y dignidad



La mujer es considerada “no hombre”, así se convierte en una “subespecie”, un apéndice o una costilla de la “especie humana”.

Se le encasilla en los prototipos de “mujer perfecta” con perfectas medidas corporales, perfecta piel, perfecta aceptación, perfecta belleza, perfecto olor, perfecta virginización, perfecto ejemplo, perfecta labor de limpieza de la casa y cría de hijos, perfecto silencio, perfecta respuesta al consumo que las transnacionales ofrecen para concluir con este ciclo de PERFECCIÓN.

Así se pretende neutralizar su feminidad explosiva, su capacidad de subversión y fuerza creadora, fertilizadora, luchadora y transformadora de la sociedad.

Dentro del funcionamiento del poder se usan mecanismos de dominación patriarcal para desvalorar el trabajo que tantas mujeres realizan sin remuneración y muchas veces luego de una jornada en una maquila transnacional, bajo condiciones de explotación.

Luchar contra el patriarcado es luchar contra el capitalismo, luchar contra el patriarcado es luchar contra el sistema político, económico o ideológico que pretenda someter nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestra alma.

La POTENCIA que tiene el ser femenino es capaz de subvertir cualquier orden o relación de dominación.

¡¡¡ SANGRE DE MUJER… SANGRE DE CAÑÓN!!!
¡¡¡ SANGRE DE MUJER… SANGRE DE EMANCIPACIÓN!!!!

NOTA: Pronunciamiento de las mujeres chilenas, en un largo día de combate en las calles y trincheras de Nuestra América.