viernes, marzo 03, 2017

Marcha Roja el 8 de marzo: día internacional de los derechos de las mujeres



Han sido muchas las conquistas que organizaciones y movimientos de mujeres han logrado para sí mismas y para la humanidad a través de la historia. Sin embargo, se mantiene una tendencia a la discriminación y a la violencia contra las mujeres, que impide que la sociedad logre mayores niveles de equidad.

En el departamento del Tolima, por ejemplo, de 15 diputados en la Asamblea Departamental, tan solo 2 son mujeres. De 19 concejales en la ciudad capital, tan solo 3 son mujeres. Las mujeres en el equipo directivo y de alta gerencia del gobierno departamental tan solo alcanzan el 40% y en el municipio de Ibagué aunque llega a cerca del 53%, no se ha logrado incorporar un enfoque de género que garantice mayores condiciones y oportunidades para la equidad de género. Lo anterior muestra la brecha enorme que existe en materia  de participación y representación política para las mujeres en nuestro departamento.

En materia de salud basta decir que en los últimos años hemos asistido al cierre de unidades de salud y de servicios ginecobstétricos en todo el territorio tolimense y que hoy incluso, no existe ginecólogo – oncólogo en el Hospital Federico Lleras, pese a que una de las principales causas de mortalidad de las mujeres en el departamento, es el cáncer de cuello uterino y el cáncer de seno, por lo que el cierre de servicios y las enormes barreras de acceso en salud que padecemos las tolimenses, ha aumentado de manera dramática los riesgos en salud sexual y reproductiva para las mujeres. Preocupa también la desidia de las autoridades sanitarias frente al aumento de mujeres contagiadas con VIH y sífilis en el departamento y particularmente en Ibagué, pues los procesos de detección temprana pero sobre todo, los procesos de prevención de las enfermedades de transmisión sexual, son débiles y en muchos municipios del Tolima, ausentes, lo cual ha causado la muerte de más de 7 mujeres en los últimos años, casi todas del sector rural.

Peor aún es la situación en materia de violencias contra las mujeres, pues han sido numerosos los casos de feminicidio que se han presentado en el último año contra mujeres jóvenes e incluso, contra adultas mayores que han muerto a manos de sus parejas y exparejas. La semana pasada también tuvimos que registrar un nuevo asesinato cruel de una mujer transgenero en el sur del Tolima. En el año 2015 se registraron en Ibagué, 1186 casos de violencias basadas en género según datos del Instituto de Medicina Legal, de los cuales cerca del 78% fueron contra mujeres. A nivel departamental según la misma entidad, en el periodo 2009 – 2014 se presentaron 2.568 casos de presunto abuso sexual contra mujeres, siendo los municipios de Armero, Honda, Chaparral, Líbano y Mariquita, los más impactados. En materia de violencia física de pareja, se presentaron 7.328 casos contra mujeres en el mismo periodo y según la misma fuente, lo cual muestra que en el Tolima las violencias contra las mujeres siguen siendo una triste realidad que pone en riesgo su vida y su dignidad.

En materia laboral, la informalidad tiene rostro de mujer en el departamento del Tolima. Tan solo en Ibagué que se supondría el municipio con mayor oferta de trabajo en el departamento, el DANE ubica la informalidad femenina en 61,6%, mientras que para los hombres es del 55,9% en el año 2016. Como se puede deducir de esta información, la brecha o diferencia existente entre mujeres y hombres que se dedican a actividades informales es bastante amplia, lo cual puede expresar sesgos del mercado laboral hacia el sexo femenino. Vincularse a actividades informales para las mujeres incrementa las probabilidades de caer en situaciones de vulnerabilidad social y, por supuesto, de ser más pobres.

Por lo anterior, el COLECTIVO DE ORGANIZACIONES DE MUJERES quiere llamar la atención de la opinión pública el próximo 8 de marzo, día internacional de la mujer, convocando una movilización pacífica por los derechos de las mujeres a la que asistiremos vestidas de rojo que es el color de las señales de alerta sobre esta situación de violencia y discriminación machista que seguimos viviendo en nuestro departamento. Esta movilización parte del parque Galarza a las 4:30 p.m. y asciende por la carrera tercera hasta llegar al parque Murillo Toro donde cerraremos con un acto simbólico y cultural.

Convocamos a todas las organizaciones de mujeres, a funcionarias y funcionarios del sector público, a las instituciones educativas, a las iglesias, a los partidos políticos, a las empresarias y empresarios, a los medios de comunicación, pero sobre todo, a las mujeres tolimenses e ibaguereñas, a sumarse a esta iniciativa de reivindicación de nuestros derechos.

CASA DE LA MUJER, OYE MUJER, FUNDACIÓN MENCOLDES, FUNDACIÓN YAPAWAYRA, RED DE MUJERES DE IBAGUÉ, CORPORACIÓN SURCOS, COLECTIVO INTERDISCIPLINARIO DE ESTUDIOS DE GENERO DE LA UNIVERSIDAD DEL TOLIMA, COLECTIVO CONGENERE, CEMUJER, COLECTIVO DULIMA VIVE, COLECTIVO DE MUJERES VICTIMAS DEL CONFLICTO ARMADO, COMITÉ DE SOLIDARIDAD CON LOS PRESOS POLÍTICOS, MUJERES DIVERSAS QUE INDIVIDUALMENTE SE HAN SUMADO A ESTE PROCESO.