lunes, junio 05, 2017

Gigantesco río humano en Ibagué 9ª Marcha Carnaval



|Por: Nelson Lombana Silva|

La novena marcha carnaval en la ciudad de Ibagué (Tolima) se convirtió en un verdadero río humano este 2 de junio, movilización ambiental que comenzó después de las 2 de la tarde sobre la calle 42 con avenida ferrocarril y subiendo por la carrera 5ª arribó después de las 5 de la tarde al parque Manuel Murillo Toro.

Este gigantesco río humano se caracterizó por la alegría y la firme convicción de rechazar la locomotora minero – energética del santismo y por el decidido respaldo al medio ambiente, al recurso hídrico y a la defensa del territorio. Además, a respaldar el proceso de paz que se viene desarrollando en Colombia con las Farc – Ep.

Bajo un sol espléndido más de 130 mil personas venidas de distintos municipios del Tolima y de varias regiones del país como Quindío, Caquetá, Meta, Cundinamarca, Chocó, Huila y Antioquia, caminaron lanzando consignas a la paz, al medio ambiente y a la unidad del pueblo dentro de un ambiente de cordialidad y camaradería.

Brilló con luz propia la juventud y la mujer una vez más. También la numerosa barra vino tinto del club deportes Tolima, las reinas de belleza que participarán de la 45 edición del folclor colombiano y desde luego, la mujer campesina e indígena.

Delegación del Congreso de la República también se hizo presente, lo mismo que numerosos concejales de los distintos municipios del Tolima y el alcalde de Ibagué, Guillermo Alfonso Jaramillo Martínez, quien en vibrante intervención ratificó su compromiso con la consulta popular ambiental y la defensa del ambiente. Igual postura, asumió un grupo representativo de concejales de la ciudad musical de Colombia, quien junto al alcalde, firmó el compromiso de apoyar el proyecto de acuerdo el cual será presentado por el alcalde este 5 de junio, día mundial del medio ambiente.

Los niños cantaron música alusiva al ambiente, también se presentó el conjunto llanero de la población de Cumaral (Meta) llamado: “Palo, Cuerdas y Cotizas”, lo mismo que la banda musical de la barra vino tinto del club deportes Tolima.

Hablan participantes de la marcha carnaval


La novena declaración de la Marcha Carnaval ratifica el compromiso de seguir luchando contra las multinacionales y transnacionales empeñadas en hurtarse los recursos naturales destruyendo el medio ambiente. “Seguiremos rechazando de manera enfática y decidida el proyecto minero de la Colosa y demás proyectos mineros y energéticos que se pretenden imponer sobre nuestro territorio”, dice un aparte de esta declaración.


“Exigimos la cancelación inmediata de los títulos mineros en el municipio de Cajamarca (Tolima) y en todo el territorio nacional, así como la salida de Anglo Gold Ashanti y demás empresas minero – energéticas contaminantes de nuestro territorio colombiano. Invitamos al pueblo colombiano a seguir defendiendo el derecho colectivo, el ambiente sano, a fortalecer la democracia, a apoyar y organizar las consultas populares, los acuerdos municipales y las propuestas de ordenamiento ambiental que prohíban los ilegítimos proyectos minero – energéticos que pretenden pasar por encima de los intereses y derechos de nuestras comunidades”, agrega la declaración.

La declaración llamó a defender el paro nacional que vienen desarrollando el magisterio y los habitantes de Buenaventura y Chocó. “Llamamos a de defender la justa lucha del magisterio y de las comunidades afrodecendientes de Buenaventura y el Chocó”.

La declaración apoya decididamente el proceso de paz Farc – Ep, gobierno de Santos: “Apoyamos el proceso de paz como un camino de construcción colectiva que debe llegar a lo más profundo de nuestra existencia, la reconciliación como seres humanos, habitantes de la casa común de nuestro planeta tierra. No contribuye a la paz la dictadura minera que impone el gobierno que fumiga, esclaviza y explota la tierra y los territorios. Estamos a tiempo para que los acuerdos de finalización del conflicto armado y de construcción de paz que se están implementando entre el estado y las organizaciones insurgentes, tantos años deseados por el pueblo colombiano, nos permitan también finalizar la guerra contra la naturaleza. Exigimos desde Ibagué una paz con justicia social”. 


Por su parte, el alcalde de Ibagué, médico Guillermo Alfonso Jaramillo, ratificó su compromiso con el ambiente, la consulta popular. Dijo que este lunes 5 de junio, presentará nuevamente el proyecto de acuerdo al concejo municipal.

En su vibrante intervención destacó el esfuerzo del pueblo cajamarcuno para sacar avante la consulta popular. “Logró darle a Colombia un ejemplo de moral, de ética, de lucha por las mejores causas, Cajamarca quedó ante el mundo entero como el David que fue capaz de derrotar a Goliat que pretendía apoderarse de las riquezas de su comarca”.

Agregó: “Cajamarca es indudablemente, la mayor fortaleza que hoy tenemos nosotros, gracias Cajamarca, gracias por ejemplo, gracias mujeres, hombres, niños y adultos mayores de Cajamarca que no dejaron que compraran sus conciencias los de Anglo Gold Ashanti. Compraron una elección, compraron una alcaldía, pero no pudieron comprar lo más sagrado, la posibilidad de que se respete la naturaleza y que se respete a Cajamarca para que siga siendo la despensa agrícola de Colombia”.

Dijo que la lucha del pueblo cajamarcuno es la lucha por la descentralización, “de hacer de la célula principal del Estado que es el municipio, hacerlo valer en el contexto nacional. En estos días el viceministro de minas y energía dijo que iba a acabar con todas las consultas, que iba a acabar con las decisiones del concejo municipal de Támesis que votó para que no pudiera ejercerse la posibilidad de que el territorio sea autónomo, el artículo primero de la constitución contempla que esta tiene que ser una república regional, unitaria, con autonomía de sus entes territoriales. Eso es lo que ustedes están haciendo”, indicó.

“Ese coloso de Anglo Gold Ashanti – subrayó –  anda huyendo del territorio colombiano gracias a Piedras, gracias a Cajamarca y gracias a todos ustedes que han hecho posible estas inmensas e importantes movilizaciones”. 


Edna Yaneth Parra, señaló: “Con nuestro disfraz queremos invitar a las demás personas a defender el agua, el aire, la zona donde nace el agua. Gente debe tomar conciencia de la necesidad de cuidar el agua, que significa cuidar la vida misma”.

Gustavo Prada Fernández, ambientalista: “Muy contento con la marcha porque es la expresión de Ibagué, de una comunidad, de una juventud, de la gente adulta, de los niños, de todas las razas, de todos los credos, ubicados en Ibagué que esto floreció una gran rama que se regó por los cuatro puntos cardinales de Colombia y hoy tenemos ocho marchas carnavales en el país: Caquetá, Casanare, Meta, Espinal, Armenia, Honda, Líbano, estamos en muchas partes, pero lo más importante es que la marcha está floreciendo en cada corazón del colombiano para defender el agua y la naturaleza”.

Luz Miriam Londoño, concejala de Anzoátegui: “Muy contentos estamos de estar en esta marcha, marcha pacífica que estamos nosotros participando la comunidad de Anzoátegui con mucho entusiasmo porque todos decimos no a la minería. Hay conciencia de defender el ambiente que significa defender el agua, el líquido más precioso que tenemos y que nos lo vayan a contaminar en nuestro municipio cuando este es un parque natural que surge del preciado líquido a municipios como Alvarado y Venadillo”.

Renzo García, ambientalista: “Hay que decir con mucha alegría y optimismo que estamos avanzando en la consolidación de un movimiento de carácter regional, nacional e internacional, que ha entendido su responsabilidad histórica de parar codicia y dictadura minero que nos impone el gobierno de Juan Manuel Santos y casi que todo el modelo de desarrollo capitalista a nivel mundial”.

“Estamos convencidos que si no aprendemos a trabajar en conjunto, a movilizar la conciencia ambiental de manera decidida, no vamos a tener planeta en el cual poder vivir”.

“Esta movilización tiene que entender que estas son las realidades que hay que enfrentar, que hay una clase dirigente a nivel del planeta y a nivel nacional que no tiene en cuenta los derechos de la gente y los derechos de nuestra madre tierra. Es ahí, donde tenemos que seguir fortaleciendo la unidad del movimiento social y popular para lograr construir un gran poder de la gente de la comunidad que sea capaz de arrebatarle las lógicas del desarrollo a estas castas políticas que nos están llevando camino al abismo”.

“Hoy en Colombia – por ejemplo – nos estamos movilizando 34 municipios en ocho departamentos, tres de esos municipios son ciudades capitales, con tres plantones internacionales. Creemos que vamos por un buen camino, pero no nos podemos confiar, hay que seguir trabajando con toda la fuerza y el corazón para garantizar el derecho colectivo del ambiente sano, la salud de nuestra niñez y nuestras familias”.

Fotografía: Vanessa Cárdenas - El Salmón