jueves, junio 29, 2017

Proceso contra detenidos en caso Andino se desmontará cuando baje la presión de los medios



La defensa de dos de los ocho capturados por la explosión en el Centro Comercial Andino argumentó que el proceso judicial tiene pruebas muy débiles que no demuestran responsabilidad de las personas capturadas en los crímenes que se les imputan mediáticamente, en concreto en la explosión del pasado sábado 17 de junio.

El abogado resaltó que a los detenidos se les está imputando cargos por otros hechos ajenos a los que sucedieron en el Centro Comercial Andino en Bogotá. Además manifestó que la relación que hace la Fiscalía con este atentado y los capturados es muy débil.

Si bien a algunas de estas personas se les encontró brazaletes con la bandera del Movimiento Revolucionario del Pueblo, el abogado fue enfático en afirmar que esto no constituye un delito asociado al porte ilegal de armas o terrorismo como se les está imputando. “Tener esos brazaletes no tiene relación con los atentados en Andino y menos cuando este grupo manifestó que no había cometido los actos”.

De igual forma, Uribe afirmó que “el proceso en su totalidad ha tenido muchas irregularidades como la manipulación de las evidencias en los hallanamientos”. Esto, como lo manifiesta la defensa, hace parte de la necesidad de las autoridades por presentar culpables ante una sociedad que tiene necesidades específicas de conocer la verdad.

Medios de información han filtrado pruebas que hacen parte del proceso

La defensa ha condenado la deslealtad procesal de la Policía Nacional y la Fiscalía General quienes “han filtrado a algunos medios de comunicación elementos de prueba cobijados con el manto de reserva y que se hicieron públicos antes de que los abogados defensores las conociéramos”.

Manifestaron además que “esta difusión descontextualizada se presta para especulaciones y falsedades sobre la responsabilidad de nuestros defendidos”.

Hay que recordar que en varias ocasiones, los abogados han sido enfáticos sobre cómo este tipo de prácticas presiona las decisiones que deben tomar los organismos judiciales y pone en riesgo la vida e integridad de las personas sindicadas y la de sus familiares.

Ante esto, David Uribe le ha solicitado a la Fiscalía y a la Policía que deje de filtrar esta información y manifestó que el proceso contra estas personas se desmontará una vez “haya bajado la presión de los medios de comunicación”. Sin embargo, Uribe recalcó que el daño al buen nombre de estas personas ya está hecho.