lunes, julio 03, 2017

Cumaral: otro resultado contundente en Colombia le dice no al extractivismo



El primer domingo de este mes de Junio, el municipio colombiano de Cumaral, llevó nuevamente la decisión de que si sus habitantes quieren o no proyectos extractivos en su municipio a las urnas, tal como lo hizo Cajamarca, Tolima el pasado marzo. La victoria fue contundente, con 7,475 votos en contra y tan solo 183 votos a favor.La pregunta a sufragar fue: “¿Está usted de acuerdo, ciudadano cumaraleño, con que dentro de la jurisdicción del municipio de Cumaral (Meta) se ejecuten actividades de exploración sísmica, perforación exploratoria y producción de hidrocarburos?” Con esto, queda claro que los cumaraleños no quieren que se desarrollen actividades de extracción de petróleo en su territorio.

A pesar de que el Meta es el departamento con mayor extracción de crudo en el país, era la primera vez que se le preguntaba a los ciudadanos si estaban de acuerdo o no con esta actividad como base de su sustento. Ni siquiera la fuerte lluvia característica de los llanos les quitó a los habitantes de este municipio las ganas de salir a participar en esta votación. Al contrario, la lluvia cayó como una bendición, pues la principal motivación de este pueblo para salir a decir no fue la protección de las fuentes hídricas. Algunos campesinos cuentan que la gran acogida del NO con el 97%, se debe a que en el 2013 otra empresa había realizado pruebas sísmicas en el municipio en la etapa de exploración, y tras estas pruebas, en diciembre de ese año, se contaron 134 deslizamientos en la vereda de Chapero Alto, donde se llevaron a cabo estas pruebas.

La victoria de Cajamarca ha tenido un efecto dominó en todo el país, a la cual se le suma la de los cumaraleños. A pesar de que en este caso, se buscaba frenar un proyecto de la multinacional China Mansarovar Energy para extraer petróleo, y en el caso de Cajamarca se trata de explotación de oro a cielo abierto, en ambos casos se está dando un mensaje contundente tanto al mundo corporativo como al gobierno nacional: queremos participar en las decisiones que afectarán nuestro futuro, y queremos un modelo de desarrollo que garantice la protección de los recursos naturales, nuestro bienestar y la de las generaciones futuras.

Se empieza a tejer una fuerte red de solidaridad en el país respecto a la defensa del territorio. Después de la masiva marcha carnaval que tuvo lugar en la ciudad de Ibagué, capital del Tolima, convocando a 120,000 personas a la calle a celebrar la protección del agua, la vida y el territorio, un grupo de 45 líderes tolimenses se montó en un bus para cruzar la cordillera oriental de los Andes y acompañar a los cumaraleños en su ejercicio de votación democrática. Llegaron el sábado en la mañana y participaron en jornadas de puerta a puerta y concientización, y el día domingo de la votación apoyaron la logística.

Esta cohesión de movimientos sociales en defensa de la tierra tiene intimidado a empresas, sectores y al gobierno. La Asociación Colombiana de Petróleos, el Ministro de Minas y Energía entre otros, han salido a decir que estas decisiones no son vinculantes, que no tendrán efectos sobre el desarrollo del proyecto, y que se deben limitar estos mecanismos pues se está faltando a los compromisos comerciales que el Estado ha adquirido con las empresas. Sin embargo sentencias de la Corte Constitucional han reiterado que las consultas populares son legítimas y constitucionales. A Cajamarca y Cumaral se suman los municipios de Arbelaez y Pijao, que sostendrán sus consultas populares a principios de Julio, y muchos otros municipios, cerca de 50 que están comenzando el proceso jurídico necesario para implementar este mecanismo de participación ciudadana. ¡El debate se aviva y los territorios se fortalecen!