viernes, agosto 18, 2017

Comunicado de los catedráticos independientes de la U del Tolima



En vista de la precaria situación que atraviesa el colectivo de profesores catedráticos de la Universidad del Tolima y la persistente indiferencia de la administración central, tras la asamblea realizada el día 16 de Agosto de 2017 y en ejercicio del derecho constitucional a la manifestación pública, un grupo de catedráticos ajenos a las agremiaciones vigentes y cuya única bandera es la del rescate de la dignidad de nuestro oficio, la calidad educativa y la equidad profesional, manifiesta:

HECHOS

- Que desde el semestre anterior y hasta la fecha, la administración central adeuda el monto correspondiente a la liquidación y prima de vacaciones por concepto de servicios prestados en el periodo 2017-A.

- Que pese a recurrentes indagaciones en diversas dependencias a través de los conductos regulares, la administración no ofrece respuesta alguna en un claro gesto de desidia y apatía frente a quienes representamos más del 80% del cuerpo profesoral.

- Que el imprudente proceder de la administración expone el ya deprimido presupuesto universitario a recursos legales, pues como reza el artículo 65 del código sustantivo del trabajo:

“Si a la terminación del contrato, el patrono no paga al trabajador los salarios y prestaciones debidos […] debe pagar al asalariado, como indemnización, una suma igual al último salario diario por cada día de retardo.”

- Que existe completa incertidumbre frente al estado actual de nuestros contratos, su continuidad y la regularidad de los pagos futuros.

- Que todo lo anterior tiene graves repercusiones económicas, familiares y motivacionales para los profesores y pese a ello las labores del semestre se han reanudado con las exigencias y responsabilidades usuales.

Amparados en el acuerdo manifiesto de quienes asistieron a la asamblea y la anuencia tácita de quienes mediante su ausencia asumieron una posición política, la asamblea de catedráticos independientes, resuelve:

MEDIDAS

- Informar a la comunidad universitaria de los abusos e irregularidades cometidos hasta la fecha por la administración.

- Orientar solamente el 50% de las cátedras que tenemos asignadas, utilizando el tiempo restante para debatir con nuestros estudiantes las implicaciones, causas y demás elementos de la crisis que actualmente afecta a todos los estamentos de la universidad.

- Convocar una nueva asamblea de profesores catedráticos el día miércoles 23 de agosto con el fin de decidir un posible cese total de actividades u otras medidas que garanticen una solución pronta y satisfactoria.

EXIGENCIAS

- Demandamos un pronunciamiento inmediato de la administración en relación a nuestra situación y las medidas concretas que se tomarán para solucionarla.

- Exigimos el pago inmediato de la liquidación y prima de vacaciones del semestre A2017 y la garantía de la cancelación puntual de los salarios del presente periodo.

- Reclamamos un trato digno, igualitario y participativo acorde a nuestras calidades profesionales y humanas. No somos profesores de segunda categoría.

En nuestros hombros reposa el grueso de la formación en educación superior pública del departamento. Es desde nuestras aulas que se alcanzan las acreditaciones de alta calidad de las que se ufanan las pancartas. Son nuestros logros conjuntos con los estudiantes los que capitaliza el burócrata de turno. Movemos más del 80% de la universidad… ¡pero también podemos pararla!

Asamblea de catedráticos independientes
16 de Agosto de 2017