lunes, agosto 28, 2017

El relleno sanitario Doña Juana: un asunto de salud pública, derechos humanos y justicia social



El Consejo Territorial de Planeación Distrital-­-CTPD, integrado por representantes de todos los sectores poblacionales, sociales, políticos territoriales de la capital, rechaza el manejo represivo y evasivo que está dando la administración Distrital, encabezada por el Alcalde Mayor de Bogotá, Enrique Peñalosa al grave problema del relleno sanitario Doña Juana.

Es represivo porque como respuesta a la justa y pacífica protesta de la población campesina que habita el sector rural aledaño al relleno, se dispuso la fuerza pública para agredirles dando la espalda a la ciudadanía y negando sus derechos fundamentales a la vida digna y al ambiente sano.

Es evasivo, porque la administración distrital no asume la responsabilidad que le compete de atender y resolver el problema de la generación y disposición final de los residuos sólidos de manera adecuada, ambientalmente sostenible y con tecnologías que ya están disponibles en el mundo.

Por el contrario, ha centrado y limitado la discusión hacía la vida útil del relleno y el aumento de tarifas, argumentando que no hay ni otro sitio ni otra forma de manejar las basuras generadas por todas las personas que habitamos en Bogotá D.C y municipios aledaños.

Este tema no se debe abordar como un asunto aislado, sino como parte constitutiva de la estructura ecológica de Bogotá, cuenca alta y media del Tunjuelo, reconociendo sus impactos en los recursos del suelo, subsuelo, agua y aire que son patrimonio de toda la población bogotana.

Por lo anterior, el Consejo Territorial de Planeación Distrital–CTPD expresa toda la solidaridad y compromiso con la población afectada, y exige a la Administración del alcalde Enrique Peñalosa, al Concejo de Bogotá y a los organismos de control:

1.         Escuchar y entrar en diálogo respetuoso con las comunidades del lugar, de cara a generar acuerdos reales que reconozcan las iniciativas ciudadanas.

2.         Suspender de manera inmediata la pretensión de subir las tarifas por concepto de aseo.

3.         Identificar de manera participativa las alternativas de solución al problema de generación, recolección y disposición final de los residuos sólidos generados en la capital.

4.         Pagar la deuda social a las comunidades directamente afectadas, ubicadas en todo el perímetro de influencia del relleno sanitario, con programas, planes y proyectos que restablezcan y garanticen plenamente los derechos humanos de sus habitantes y los de la madre tierra.

CONSEJO TERRITORIAL DE PLANEACIÓN DISTRITAL– CTPD