miércoles, octubre 11, 2017

Jaime Pardo Leal: Hoy 11 de octubre a 30 años de su magnicidio



|Por: Alberto Bermúdez / Pacocol|

La Universidad que lo formo como abogado egresado de la facultad, en 1966, lo conoció muy de cerca durante mucho tiempo, hasta el momento de su magnicidio, su admiración y respeto hacia él porque, definitivamente su pensamiento es una impronta en ese escenario académico, y lo destaca como uno de los hombres insignia, porque allí fue un destacado profesor de derecho penal y un exalumno suyo,  también por lo que él significó en la actividad judicial, como destacado juez y magistrado y, por supuesto, como el gran dirigente político de la izquierda que este País conoció, y que fue vilmente asesinado.

Eran tiempos como ahora, en que los niños y niñas les tocaban presenciar como masacraban a sus padres, y los padres a sus hijos e hijas; era la nefasta y cruda realidad del exterminio de una organización  política,  que  nacía a la luz de un acuerdo de Paz, ha mediado de la década de los 80, “EL EXTERMINIO DE UNA ESPERANZA”, de la Unión Patriótica, tiempos como ahora, que la denuncia de amenaza a sus dirigentes retumbaban en el oído de la población, y a las que el gobierno de turno les hacía caso omiso.

Lo que denunciaban los líderes de la Unión Patriótica, era la utilización de la Fuerzas Armadas desde afuera y dese adentro, para cumplir una función desestabilizadora, antidemocrática y de incitación contra el derecho político que tenemos todos los colombianos de expresar nuestra opinión.

Es entonces cuando los miembros de la UP, comienzan a ser víctimas de una persecución política sistemática, continua, notoria y publica, se denuncian diversos planes de muerte, ante el estado colombiano que sigue siendo el principal instrumento de opresión y disciplinamiento contra las expresiones de rebeldía, resistencia y/o inconformidad. No es tampoco un estado neutral, es carente de responsabilidad, el principal determinador de la violación de los derechos humanos, incluido el derecho a la vida, a los acuerdos, históricamente comprobado, en donde el elemento determinante es y ha sido el tratamiento de connivencia con el paramilitarismo.

Este es el mismo estado que amenazó, exilió, desapareció y asesino a miembros de la UP, entre ellos a nuestro camarada “JAIME PARDO LEAL”, que hoy 11 de octubre a 30 años de su magnicidio, sigue presente en nuestras memorias, su legado sigue flamante en aquellos jóvenes que lo sucedieron y que hoy ya mayores, transmiten tu sueño de ver una Colombia para los colombianos, a otra nueva generación de jóvenes, agrupados en la Unión de Jóvenes Patriotas, UJP. JAIME PARDO LEAL, vive.