viernes, octubre 27, 2017

Un nuevo atropello gubernamental al mecanismo constitucional de participación ciudadana



| Por: Héctor Alfonso Torres Rojas, Sociólogo |

Según la decisión del gobierno nacional, expresada por el ministro Cárdenas,   los recursos del presupuso nacional no alcanzan para pagar los gastos de las consultas populares. La de Granada sólo vale 182 millones. Cantidad muy pequeña comparada con los miles de millones que ha repartido Santos, en “mermelada”, a lo largo de sus más de siete años de Gobierno-desgobierno. El ministro Cárdenas ha tenido las arcas del Estado siempre abiertas para todos los gastos de “mermelada” que se le han ocurrido al Presidente.

Pero esas arcas del Estado ahora y en adelante, no tienen dinero para seguir cancelando los pequeños gastos de las consultas populares y los de las revocatorias de mandatos de autoridades elegidas. Para este final de año estaban previstas consultas populares en Granada (Meta), El Peñón (Santander Sur), La Macarena (Meta) y Pensilvania (Caldas).

Para las ciudadanas y los ciudadanos que hacen parte de los 16 comités de impulso a la Consulta Popular y para las autoridades municipales, está bien claro que la razón de peso y fondo no es  de carácter económico sino carácter político. Santos ha expresado varias veces su oposición a las consultas populares y presentará al Congreso un proyecto de ley para domesticar las consultas populares y las consultas previas, a favor de las multinacionales y de las grandes empresas colombianas megamineras y minero-energéticas.

Santos y sus ministros del Medio Ambiente y de Minas se han expresado contra las consultas populares, demostrando desprecio por la participación ciudadana y popular. El Gobierno ha buscado atropellar el sentir popular con su locomotora mega minera.

La protesta y la respuesta ciudadana no se hizo esperar desde que se supo la noticia

No sólo se ha manifestado rabia y cólera en las conversaciones ciudadanas, sino que se convocaron dos marchas. Una para el viernes 20, a las seis de tarde,  por parte de los 16 comités que se organizaron para impulsar la consulta popular, y otra para el domingo  22, a las diez de la mañana, por parte del Alcalde, señor Juan Carlos Mendoza. La consulta fue iniciativa del Alcalde, que con la asesoría de cinco ciudadanos, la propuso al Concejo Municipal. El Concejo, en sesiones extraordinarias, la aprobó por 14 votos sobre quince (un concejal no asistió). El 8 de agosto, el Tribunal Administrativo del Meta dictó la sentencia que declaró la constitucionalidad de la Consulta.

Granada, capital de la Región del Ariari, tiene más de cien mil habitantes.50.156 personas pueden votar. El umbral de votos es de 16.704 votos. Cifra baja por la alta abstención ciudadana, en una región bastante olvidada por el Gobierno central.

El municipio ha sido receptor de víctimas de la guerra. Se considera en 23.000, la cifra de las víctimas que han llegado de todo el Ariari, de la Orinoquia… Alguien afirmó que con la acción del Gobierno nacional frente a la consulta, Granada ha sido re-victimizada.

La sabiduría popular. En las dos marchas, la ciudadanía expresó su sentir por escrito en pancartas y de forma oral, en consignas.

“¿Petróleo? No, gracias”.  “Granada dice NO al petróleo”.  “El petróleo no nos va a dar la estabilidad alimentaria”. “NO al petróleo. NO a la contaminación. En defensa del agua. En defensa del territorio”.  “El petróleo no alimenta”.  “Petróleo no-no-no. Agua sí-sí-sí”. “Vista Hermosa dice no a la locomotora minera-energética y petrolera”.  “Mesa hídrica: AGUA = Soberanía alimentaria”.  “No a la explotación de hidrocarburos en la Región del Ariari”.  “NO a la sísmica”. “Petróleo y minería traen desolación a la región”.  “Nuestras especies están en peligro”…

“NO gusta la democracia cuando la ciudadanía no apoya los proyectos petroleros de las multinacionales”.  “Aprovechemos esta actitud perversa del Gobierno para avanzar”. “Cuando al pueblo se le agrede, el pueblo sabrá defender sus derechos”.  “El pueblo granadino ha sido burlado”.  “Decisión ilegal e inconstitucional”.  “Han atentado contra la dignidad del pueblo granadino”.  “Y vengan y vengan, que estamos defendiendo la consulta popular, del pueblo granadino”.   “Granadinos, granadinos, granadinos: ¿Dónde están? Estamos en la calle, haciéndonos escuchar”.

“Que lo vengan a ver. Este no es un Gobierno. Son los corruptos en el Poder”. “Vengan a ver a la gente corrupta-corrupta-corrupta. La gente del Gobierno nacional”. “De este gobierno nada se puede esperar, sino la corrupción”. “Nos estamos defendiendo del tirano. El domingo a protestar”.  “Gobierno corrupto con sus triquiñuelas”.  “En este noble objetivo, no hay color político. Es tarea de todas y de todos”. “Las equivocaciones del Gobierno nacional, concientizan a la ciudadanía”. “Santos no escucha al pueblo y se arrodilla ante las multinacionales”.

“Tomar agua, nos da vida. Pero tomar conciencia nos dará agua”.  “La práctica de los valores está dura. Pero se puede”.  “Estamos defendiendo nuestras montañas y nuestros ríos”. “Agua, alimentos y vida, nuestra razón de ser”.  “No queremos una Granada seca y explotada”.   “Queremos chicha.  Queremos maíz. Queremos cuajada. Multinacionales fuera del país”.   “La perforación acaba con los aljibes”.  “La perforación acaba nuestras tierras porque  nos deja sin agua”.  “No queremos tierras áridas, donde el agua ya no exista”.   “Granada es agrícola y ganadera. No petrolera”.  “Un mundo sin agua y sin árboles, es un mundo sin vida. Cuidémoslos”.

Dos marchas que finalizaron en asambleas

El jueves, la primera marcha partió del Polideportivo del Parque del Estero, sobre la carretera que va a San José del Guaviare. Objetivo: Defender la soberanía y la seguridad alimentaria de la región del Ariari, del Meta y otros departamentos porque el Ariari es una enorme despensa agropecuaria. Desde 1989 se constituyó por decreto el Área de Manejo Especial de la Macarena, AMEM.

Con faroles, pitos y pancartas, sin olvidar el joropo cantado y bailado,  unas dos mil personas, seguidas de unas 150 motos y carros,  protagonizaron una caminata de más de dos horas y media, de seis a 8.30 p.m., pasando por el centro de la ciudad y recorriendo varios barrios, hasta llegar al polideportivo del barrio Villa Unión. Se cerró con una asamblea sobre la necesidad de luchar y ganar el derecho a la consulta ciudadana. Esta marcha fue convocada e impulsada por los 16 comités que realizaron el trabajo de concientización y organización de la consulta. Una buena parte de las calles de los barrios populares mostraban la corrupción en el deterioro de lo que fue su pésima pavimentación

La segunda marcha, el domingo 22, de 10.30 a una de la tarde, convocada por el Acalde, con la siguiente justificación:“Hay que salir a marchar porque Granada no puede dejar de ser la despensa agroalimentaria de la Orinoquia. Preferimos el agua que el petróleo”. El recorrido inició en el Parque de la Paz y terminó en la Villa Olímpica, con una asamblea. Abrió la caminata un carro de bomberos  y cuatro grandes pancartas. Tres carros con fuertes equipos de sonido, dirigían la marcha y animaban con música del joropo  y las consignas. Una larga tela azul de 200 metros por cincuenta centímetros de ancho, contribución del magisterio, simbolizaba el Río Ariari, y ondeaba bajo los rayos de un sol picante. Marcharon unas tres mil personas, seguidas de unas 200 motos y unos 50 carros. De parte de la Alcaldía caminaron el Alcalde Mendoza (que se echó sobre sus hombros la consulta desde su candidatura) y unos 80 funcionarios con sus respectivos chalecos institucionales, color verde y azul y la consigna: “Construyamos nuestra ciudad”.

Es preciso afirmar que la ciudadanía que salía a las puertas y ventanas de sus casas y de sus negocios y aquella que iba caminando en sus quehaceres, estuvo muy atenta a la marcha, es decir, participaron de las marchas. De tal manera que se puede afirmar que más  de diez mil personas, como mínimo, tuvieron parte activa.

Acompañaron varios congresistas del Meta, diputados y concejales. Llegaron ciudadanas y ciudadanos de varias veredas y de otros municipios: Acacías, Castillo, Fuente de Oro, Vista Hermosa, Guamal, San Martín, Puerto Rico, Villavicencio, Fusagasugá, Sogamoso, Ibagué, Bogotá…

En la concha acústica de la Villa Olímpica se realizó una asamblea, que abrió con los himnos (nacional, departamental y municipal), con el baile del joropo de cuatro parejas de adolescentes y con el grito al unísono y varias veces de “Granada se respeta”. También hubo otras consignas fuertemente gritadas como “La consulta sigue viva”…

La mesa directiva estaba presidida por el Alcalde, congresistas, diputados, el presidente del Concejo municipal y el coordinador de los 16 comités que impulsaron la consulta, Henry Arturo Pacheco. Todas estas personas tuvieron derecho a la palabra, así como cada uno de los coordinadores de los 16 comités de impulso. También habló y tuvo merecido reconocimiento el concejal Fabio Alexis Montoya, uno de los protagonistas del inmenso trabajo pro-consulta.

Algunas frases del Alcalde: “El Alcalde está de frente. Soy campesino, de Canaguaro, hijo de boyacenses. Estoy aquí para defender la tierra, el agua, la comida, la salud. El petróleo nos contamina. Si permitimos hoy el petróleo, mañana nos van a criticar por la falta de agua. Una gota de petróleo daña 25 litros de agua. Que a Granada se le respete el derecho a la igualdad, como hubo consultas en otros municipios. Defendamos el derecho a votar…”

Agradeció la colaboración de la ciudadanía, pero en particular del magisterio y de 17.000 estudiantes que votaron NO al petróleo. Recordó que asistió a la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, para exponer el derecho al agua y defender el derecho a la Consulta.

El representante a la Cámara, Ángelo Villamil, afirmó: “Que los congresistas del Meta digan de qué lado están, que digan cuál es su postura”.

El Vicepresidente de la Asamblea Departamental, Jorge Ladino, declaró  que la totalidad de la Asamblea ha manifestado respaldo al Alcalde y a la Consulta. Y afirmó, con relación al Gobierno nacional: “Hoy nos duele la actitud mezquina, cruel y miserable… Sabemos de los miles de millones de pesos que se han dilapidado en acciones non sanctas… Decirle al Gobierno que la autonomía del Alcalde y del Concejo Municipal se respetan. Rechazamos toda la intervención petrolera. Queremos agua y al pueblo se le respeta”.

La asamblea terminó con breves intervenciones  de cada uno de los coordinadores de los 16 comités que impulsaron la consulta.

Inició el concejal-protagonista Fabio Alexis Montoya. Con voz vehemente, afirmó: “Indignados estamos. Se nos negó el derecho. Se nos vulneró la participación. Es algo corrupto. Son corruptos y cochinos. Nos están jodiendo. Tenemos que reaccionar al doble, al triple”…

Otras sentencias de los coordinadores:

** Todos tenemos aljibes en las casas. Si hay sísmica, desaparecen. Si hay explotación de petróleo, se acaban los aljibes. Votar es un voto por la dignidad. El agua es un legado para nuestros hijos.

**  La marcha fue contra la corrupción del gobierno más corrupto de la historia del país…

 ** Lo de hoy ha sido un asalto a nuestro municipio. El gobierno tiene las rodillas en el suelo para las petroleras.

** Están los corruptos en el Poder. La consulta está viva.

** Exigimos respeto. Ningún municipio se siente feliz con la entrada de las petroleras.

**El Gobierno tiene una política nacional contra las comunidades. Los parlamentarios dicen que nos van a apoyar pero han aprobado la política minero-energética del Gobierno.

** Vienen a prometer cuando han apoyado a Santos. Apoyaron el quitarnos las regalías.

**  No nos dejemos engañar. Paro cívico o Marcha sobre Bogotá, para defendernos. Jóvenes: nos quieren engañar desde Bogotá. ** Si es necesario cerrar las vías, lo haremos.

** No dejemos que esta consulta se nos politice. En la marcha de hoy ha habido politiquería, de los que le han firmado todo a Juan Manuel Santos.
La asamblea cerró hacia las dos de la tarde, no sin invitar a hacer presencia el 5 de noviembre.

Hoy martes, el Alcalde de Granada tendrá entrevista con el Ministerio de Hacienda para  defender el pago de la consulta, con el presupuesto nacional. Si la respuesta es negativa, se interpondrán tutelas.

En conclusión, el Gobierno y sus asesores pro megaminería extractivista se vuelven a equivocar una vez más en relación a las consultas populares, y con un argumento super débil, como el de afirmar que el Estado NO tiene dinero para costearlas.