lunes, noviembre 06, 2017

¿Alguien quiere callar al coronel (r) Plazas Acevedo?



El abogado del oficial dispuesto a dar información en casos como el de Jaime Garzón o la masacre de Mapiripán denuncia que el traslado de su cliente responde a un plan para matarlo. Las denuncias del coronel podrían apuntar alto en la estructura del Ejército.
 
| Por: Equipo Colombia Plural |

El coronel retirado Jorge Eliécer Plazas Acevedo es un viejo conocido de la justicia y de la opinión pública colombiana. Condenado a 40 años de cárcel por el asesinato del empresario israelíBenjamín Khoudari en 1998 y acusado en el caso del asesinato del político y humorista Jaime Garzón (1999), Plazas Acevedo, que estuvo prófugo 11 años, hasta que fue recapturado en 2014 (en la foto, antes y después), solicitó el 8 de septiembre su ingreso en la Justicia Especial de Paz (JEP) y ha estado colaborando con la justicia para dilucidar los casos en los que él está involucrado, incluida la masacre de Mapiripán (1997)o los asesinatos de los investigadores del CINEO Mario Calderón y Elsa Alvarado (1997) o del abogado de derechos humanos Jesús María Valle Jaramillo (1998). Es decir, es una pieza clave en el esclarecimiento de casos que conmocionaron al país en una época de rápida y brutal expansión paramilitar. Las fuentes señalan que Plazas Vega tenía especial relación con el Bloque Capital de los paramilitares.

Su intención de hablar lo ha puesto en la diana y su seguridad es un asunto delicado y frágil. Su abogado, Edgar Torres, ha denunciado hoy que existe un “plan” para asesinar al ex oficial del Ejército y ex responsable de inteligencia militar de la Brigada XIII, en Bogotá.

Según ha relatado Torres, hace dos meses “la hija del coronel fue interceptada por varios hombres que le aseguraron que su padre sería trasladado de la prisión de máxima seguridad de la Picota de Bogotá, a la cárcel de La Dorada (Caldas) y que allí lo asesinarían”. Hoy, domingo 5 de noviembre, el coronel ha sido trasladado a La Dorada.

Las amenazas, según sus abogados, ha sido constantes contra él y contra su familia, pero esta vez sospechan que el plan se ha activado. Torres ha informado de que “las autoridades penitenciarias han sido enteradas de esta situación, se ha pedido el inicio de las investigaciones para determinar el origen de las amenazas y aun así se trasladó al coronel a una muerte segura, a manos de quienes quieren callar la historia…”.

La solicitud de pasar a la JEP de Plazas Acevedo no ha sido resuelta, aunque sí se han acelerado otras que tiene relación directa con sus testimonios, como la del general Rito Alejo del Río, uno de los que podrían tener problemas por el testimonio de Plazas Acevedo, que lo ha relacionado con el asesinato de Jaime Garzón.

El coronel retirado que ahora está en la prisión de La Dorada fue señalado por varios mandos paramilitares como la persona que facilitaba información necesaria para cometer los atentados o masacres como responsable de espionaje de la Brigada XIII. Sin embargo, el militar ahora encarcelado insiste en su inocencia en el caso de Garzón, cuyo proceso ha quedado suspendido en su fase de alegatos finales a la espera de que la JEP decida si asume o no el caso.