viernes, noviembre 10, 2017

Everth Bustamante es la coherencia del uribismo



El hoy Senador por el Centro Democrático y exguerrillero del M-19 es una de las figuras más polémicas del partido uribista, pues contradice muchos de los planteamientos en los que ahora se basa el discurso salvador del partido que mal se hace llamar oposición.

Everth Bustamante fue uno de los fundadores y pesos pesados del M-19, aún así, sobre su pasado no queda rastro en la página web del Senador y si uno le pregunta a otros dirigentes uribistas, lo menos que obtiene es un señalamiento seguido de bloqueo.

Everth genera diferentes reacciones entre la bancada uribista porque él solito representa sus principales contradicciones al proceso de paz: la elegibilidad política de los exguerrilleros y la dichosa impunidad.

Temas que no le preocupan a Bustamante porque el propio Uribe se las resolvió, así hubiera tenido que aplazar el gustico. Primero, con la ley de amnistía completa al M-19 que promovió siendo senador liberal en 1992 y por medio de la cual lo despejó de la impunidad. El segundo fue en 2014 cuando le garantizó la elegibilidad incluyéndolo en la lista cerrada al Senado de su partido, Centro Democrático.

El Uribe liberal del 82 luchó para blindar el acuerdo de paz de ese entonces y evitar que se revivieran los procesos penales que ya habían quedado perdonados, o al menos archivados; pero al Uribe de hoy esto le parece una aberración y ha llevado su lucha incluso a nivel internacional, donde dice que los únicos sectores que crecen en el país son el narcotráfico y la minería ilegal, viendo que gracias a él la cizaña se cotiza al alza.

Es de aclarar que a Everth lo han tenido calladito en una esquina para no alborotar al gallinero; pero el exguerrillero está ahí, sentado al lado de Paloma Valencia quien dice que no quiere guerrilleros en el Congreso. ¿Es que este por haber borrado de su biografía que pasó por el M-19 ya dejó de ser malo? Busquen en Wikipedia, todavía ahí aparece.

¿Por qué es que lo que fue bueno para el M-19 es un error garrafal para las FARC? ¿Será acaso porque aún no han recibido coqueteo de ninguno de sus integrantes? ¿Será que los uribistas se tapan entre sí y por eso no les importa lo que tiene para ocultar el otro? ¿Ser uribista es como obtener perdón o como pertenecer a una secta de tapadores? ¿Veremos en unos años en las listas del uribismo exguerrilleros de las FARC?

Quizás, quizás, quizás.

Sin duda alguna, Everth Bustamante representa a cabalidad el Centro Democrático, es la única muestra de coherencia que tienen entre lo que predicaba su líder y fundador hace millones de corderos y lo que dice hoy, sin que le tiemble la voz, porque como ya es sabido, la certeza para muchas personas está en el tono que se usa, no en lo que se dice.

Así Bustamante diga que las FARC ‘deben concurrir ante la justicia y después de que reparen pueden hacer política’ él y su jefe saben que están pidiendo exactamente lo contrario a lo que ellos defendieron y lograron hace algunos años. ¿O cuántos años de cárcel pagó Everth Bustamente por los delitos que cometió como guerrillero?

Everth no es una piedra en el zapato, es más bien un hematoma en la cara de Álvarito, quien va predicando a conveniencia sin recordar que tiene encina todas las incoherencias que ha tenido en su vida política y que hoy, gracias a las redes y al periodismo digital podemos hacer visible y traerlo a colación una y otra vez.

Es chistoso, pero Uribe y su gente, incluído el exguerrillero, se oponen a que haya curules a dedo para las FARC, que porque ellos se las han luchado en las urnas. ¿Cuántos votos directos hubiera sacado Everth Bustamante de no estar en una lista cerrada? ¿Hubiera el pueblo colombiano elegido a Paloma Valencia o a Maria Fernanda Cabal como senadoras?

Uribe lo que parece es tener gente haciendo montón y ayudándole a perpetuar su impunidad, nada más. Si se oponen tan fehacientemente a la JEP es porque no tienen rabo de paja, sino que se les volvió paja todo lo que son. Hace rato nos dimos cuenta que le importa poco el país y su progreso, por el contrario, lo que le preocupa es que Colombia avance y revele los tapados que nos han condenado a seguir viviendo del diario mientras nuestros dirigentes tienen fortunas en paraísos fiscales, o en mega haciendas hechas a punta de lotes baldíos y subsidios del Estado.

Gente, entiendan que si las personas cambian de postura política e ideológica tan drásticamente es por conveniencia, no por convicción. A este paso Everth Bustamante va a decir que él lo que hizo fue combatir al M-19. Y lo peor es que habrá quiénes lo crean.