jueves, diciembre 28, 2017

A mayor edad, menor probabilidad de jubilarse, pero mayores ganancias para el sector privado



| Por: José Fernando Valencia Grajales[i]  Kavilando |

Aumentar la edad y semanas cotizadas para el sistema de pensiones es condenar a los trabajadores a no jubilarse, y es premiar a los empresarios en general, porque encontraran el caldo de cultivo para engañar a sus empleados, para que no exijan el pago de su seguridad social, por las siguientes razones:

1.         La jubilación se hace remota e inalcanzable
2.         La cotización se hace costosa
3.         El empleo formal, estable y bien remunerado se hace escaso o inexistente
4.         Para lograr un empleo medianamente decente y no muy bien remunerado, se requiere haber gastado mucho dinero en una muy buena educación
5.         Solo es posible encontrar trabajos semiestables pero bajo la modalidad de contratación de prestación de servicio (y eso que los contratos de prestación se servicio solo se crearon únicamente para ser utilizados por el estado)
6.         El empleado ve como posibilidad no cotizar al principio y dejarlo para después cuando es tarde
7.         La posibilidad de jubilarse para el promedio de la población no supera el 50 % de las expectativas posibles
8.         De ese 50% de empleados la mitad de ellos al contribuir a los sistemas individuales no se les garantiza, ni siquiera el 50% de lo que devengaban en su salario, porque depende de lo que ellos ahorran, y para alguien en sus 5 sentidos es como si le dijeran que usted se puede jubilar decentemente solo si se gana la lotería (preguntarle a los empleados públicos que le creyeron a Uribe, y a pesar de haber ganado toda su vida entre 4 y 10 salarios mínimos, hoy solo les dan un Mínimo, y eso porqué la Corte Constitucional no permite darle menos)
9.         Mientras la otra mitad se encuentra trabajando por contrato de prestación de servicio y solo le aporta al sistema el 40% del valor del contrato, lo que evidencia que dichas personas en realidad solo le reportan al sistema menos de la mitad del salario que devengan y por tanto no están cotizando por los 3, 4 o 5 millones que se ganan, sino solo por 1, 2 0 3 millones, es decir, el día que logre jubilarse solo le pagaran el 75% del salario que aporto o sea un mínimo o un poco más, pero si está en el fondo privado no recibirá nunca más del mínimo.
10.      Más del 50% de la población activa es informal y no cotiza
11.      Ahora bien si logra jubilarse con los 65 años y el promedio de vida es de 80 años, usted solo recibirá máximo 15 años de jubilación, porqué para ese momento de su vida la polución y el actual cambio climático que los empresarios no reconocen hará la tarea más rápido para ellos.

Ahora bien analicemos las afirmaciones lanzadas anteriormente:

Cuando la Comisión de gasto público conformada por el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, el Director del Departamento Nacional (DNP), Luis Fernando Mejía, Raquel Bernal Salazar, directora del Centro de Estudios de Desarrollo Económico (Cede), de los Andes, Jorge Iván González Borrero, de la Universidad Nacional de Colombia, Juan Carlos Henao Pérez, rector de la Universidad Externado de Colombia, Roberto Junguito Bonnet, exministro de Hacienda, Marcela Meléndez Arjona, de Econestudio, Armando Montenegro Trujillo, exdirector del Departamento Nacional de Planeación (DNP), Juan Carlos Ramírez Jaramillo, director de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), José Darío Uribe Escobar, exgerente del Banco de la República y Leonardo Villar Gómez, director de Fedesarrollo entregó recomendaciones al Gobierno para fortalecer tema fiscal del país, lo que primero se imagina quien escribe, es que sus nombres y profesiones son garantía de estabilidad económica y cordura, sin embargo parece que ello en el tema de pensiones se aleja equidistantemente de la realidad, por lo menos del colombiano de a pie que no cuenta con todo el entramado social, económico y de escala social que ellos cuentan, para mantener su estabilidad socioeconómica (capital cultural, Bourdieu).

Sin embargo, al no tener en cuenta la realidad social el entramado con sus diversas variables no se puede lograr establecer una adecuado análisis de la misma, es decir, el análisis se limita a un asunto de estabilidad económica, con variables económicas, de largo y corto plazo frente  las rentas nacionales y los dineros que recibe el sistema por recaudo, pero desconoce los siguientes escenarios y actores:

1.         La población en edad de trabajo
2.         El nivel educativo de los posibles trabajadores
3.         Los niveles salariales que se devengan
4.         El tipo de trabajo que se ofrece
5.         Las ganancias netas que obtiene los empresarios
6.         La disponibilidad del empresario de pagar la seguridad social
7.         Los entramados económicos que se realizan para evadir los pagos a la seguridad social
8.         El uso indiscriminado del contrato de prestación de servicios tanto por el estado (coimas y pago de favores políticos) como por las empresas con el fin de evadir el pago de la seguridad social y obligar al empleado a pagársela de su propio bolsillo
9.         La precarización del empleo aumentando las jornadas laborales disminuyendo la cantidad de empleados
10.      La intervención de los fondos privados en la desmotivación en la contribución en la seguridad social, (porqué ofrece lo que no puede entregar –jubilación anticipada- -jubilación sobre el 75% del salario real que el empleado cotizo- o porqué el empleado cree que recibirá más por indemnización sustitutiva- impidiendo que el sistema sea sostenible)
11.      Las posibilidades reales se ven utópicas ante los constantes cambios en la legislación, por aumento en la cotización 2%, aumento de la edad, imposibilidad de lograr el capital necesario para su jubilación, y aumento de las semanas cotizadas

Es decir, de lo que se trata es de hacerles claridades a dichos genios económicos, y es que los asuntos económicos se resuelven por formulas sencillas y no complejas, ósea, paraqué el sistema sea sostenible y rentable, se debe aumentar la base de los cotizantes, ósea traer más gente al sistema para que aporten e impedir que los trabajos se trasformen desde la ley en leguleyadas, o maromas politiqueras como las de pensión fiada, o de pensión que hipoteca tu vida anticipadamente, para ser más claros, los empleos deben ser formales, estables y bien remunerados. Y donde no se den ningún tipo de tratamientos especiales a los empleadores al momento de cotizar al sistema, es decir, que no haya jornaleros, empleados de obra, temporales, prestadores de servicio, contrato por obra o labor, contrato de prestación de servicio, recolectores de café, empleados de obras varias, o llamándoseles como se les quiera llamar no se les permita burlar la ley y se les exija el pago de su seguridad social, ya que dichas denominaciones solo sirven para defraudar el sistema.

De lo anterior se puede deducir claramente, que cuando se hacen concesiones a los empresarios para no reducir sus ganancias, estos terminan por quebrar el estado que permitió su desorden.

Ahora bien las gráficas 1 son precisas para evidenciar lo dicho:

Este grafico evidencia que la informalidad aunque ha disminuido en un 14% en los últimos 7 años aún continúa en un 48% lo que demuestra que la informalidad sigue siendo un elemento primordial en la baja afiliación a la seguridad social, porqué como muestra la siguiente gráfica 3:  

Como puede observarse, la población afiliada a la salud supera casi en el doble a los cotizantes a pensión, lo que demuestra claramente un hecho simple, es mejor aumentar la base de los cotizantes a subir los promedios de pago o de edad y cotización, porqué ello permitiría un sistema estable, solidario (Marín Galeano, 2013) asunto que se podría resolver con la posibilidad de recibir pagos diferenciales para los más pobres, y la obligación de pago para los empresarios.  Así pensar realmente en mundos posibles (Zemelman, 2006).

Bibliografía

DANE (2017) Empleo Informal y Seguridad Social, Bogotá, DANE, tomado de: http://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/mercado-laboral/empleo-informal-y-seguridad-social
Dinero (2017) Anif: Hombres deben pensionarse a los 67 años y las mujeres a los 62 años, Bogotá, Dinero, tomado de:http://www.dinero.com/economia/articulo/anif-propone-aumentar-la-edad-de-pension/252284
Marín Galeano, Mayda Soraya (2013) La protección de los consumidores financieros, Medellín Ágora USB 13 (2), 459-484
Zemelman, Hugo (2006) El conocimiento como desafío posible, Lazzarato, Maurizio (2007) El acontecimiento y la política la filosofía de la diferencia y las ciencias sociales. p. 23-36 En: Zuleta, Mónica., Cubides, Humberto y Escobar, Manuel Roberto (Compiladores) ¿Uno o varios mundos? Diferencia, subjetividad y conocimientos en las ciencias sociales contemporáneas. Bogotá. Siglo del hombre editores, Universidad Central e Instituto de Estudios Sociales Contemporáneos

[i] Docente investigador Universidad Autónoma Latinoamericana, Unaula; Miembro de REDIPAZ; Abogado Universidad de Antioquia, Politólogo Universidad Nacional de Colombia sede Medellín, especialista en Cultura Política: pedagogía de los derechos humanos Universidad Autónoma Latinoamericana, Unaula; Magíster en Estudios Urbano Regionales de la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín; estuudiante del Doctorado en Conocimiento y Cultura en América Latina del Instituto Pensamiento y Cultura en América Latina, A.C., Ipecal; editor de la revista Kavilando y la revista Ratio Juris UNAULA, Medellín, Colombia. Contacto: perseo@kavilando.org,editor.ratiojuris@unaula.edu.co